Niño que tomó gasolina sufre lesión pulmonar

Aunque parezcan acciones cotidianas e inofensivas, reparar una motocicleta y echar combustible en una botella plástica de refresco fue una combinación fatal que hoy tiene en zozobra a una familia vecina de Grecia, Alajuela.

En un descuido un pequeño de 4 años tomó el recipiente e ingirió la gasolina. De inmediato lo llevaron al Hospital San Francisco de Asís, pero por la gravedad de las lesiones debieron remitirlo de urgencia al Hospital Nacional de Niños (HNN).

Viviana Ramos, directora del Centro Nacional de Control de Intoxicaciones, explicó que el producto químico estaba en la botella de bebida gaseosa y el menor al sentir sed lo ingirió.

“Está en una condición delicada con un deterioro importante a nivel pulmonar principalmente. La afectación que puede causar ese tipo de sustancia es a nivel pulmonar, más que a nivel gástrico. Se necesita muy poca cantidad par causar lesiones como las que presenta este niño”, declaró.

La especialista explicó que en el tracto digestivo estas sustancias químicas pueden causar una leve irritación, incluso se podría decir que tienen una toxicidad baja a nivel gastrointestinal.

Sin embargo debido a las propiedades físicas y químicas de la gasolina, así como por su volatilidad, puede alojarse fácilmente en los pulmones.

Se requiere ingerir una pequeña cantidad para causar alteraciones como una neumonitis química y sangrado pulmonar, entre otras, las cuales pueden complicarse.

 

PRÁCTICA USUAL

 

Pese a que es usual que en los hogares costarricenses se utilicen las botellas de agua y de gaseosa para guardar sustancias tóxicas, se trata de una mala costumbre que debe erradicarse.

“Es una situación que nos preocupa muchísimo. Los casos más graves ocurren por esta situación, entonces alertamos a la población y le pedimos hacer conciencia para no trasvasar estos productos químicos, de limpieza, de uso industrial, diluyentes de pinturas, diésel, gasolina, thinner y desengrasantes, entre otros.

Estos productos son muy peligrosos, rápidamente pueden causar daños en las personas que los ingieren. Esta llamada de atención es para colocar los productos en lugares seguros, principalmente cuando hay pequeños en el hogar, para que no tengan acceso a estas sustancias. Pedimos no trasvasar”, añadió.

Ramos insistió en que quitarles las etiquetas a las botellas de refresco no libra a un hogar de sufrir estas situaciones, en especial con los infantes, quienes están en una etapa exploratoria.

Fuente: Diario Extra, República del Banano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s