Directivos de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI denuncian suplantación de identidad

Los directivos de la Asociación Silueta X y de la Asociación Bolivarianos Diversos, miembros de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI, denuncian haber sido víctimas de suplantación de identidad.

A través de un comunicado, Diane Rodríguez, directora de la Asociación Silueta X y presidenta de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI, aclaró cómo fue vinculada a un hecho del que desconocía.

En junio de 2019, cuando Rodríguez se disponía a salir del país por una invitación que le hiciera la ONG Caucus de EE.UU, para dar una conferencia fue detenida y trasladada a Manta por un supuesto delito que había cometido. Sin embargo, pudo comprobar ante las autoridades judiciales que su cédula había sido alterada, quedando en libertad de inmediato.

En diciembre, ante las alertas sobre supuestas encomiendas que ella hacía, préstamos de dinero, ventas de vehículos entre otros, presentó una denuncia en la Fiscalía para que se investigue el delito de suplantación de identidad.

Por un caso similar atraviesa Geovanni Jaramillo, director de la Asociación Bolivarianos Diversos y vocero de la Federación, quien conoció de una denuncia en su contra por supuesta estafa. El caso está siendo tramitado en Guaranda y del cual Jaramillo insiste que es víctima de suplantación de identidad.

Ante estos casos, la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI descarta que sus autoridades realicen trámites de este tipo, peor a través de las redes sociales.

El gremio más bien reconoció los logros  conseguidos por Rodríguez como el cambio de nombres en la cédula en 2009; su candidatura como mujer trans en 2013; en 2014, la unión de hecho homosexual; en 2016, el cambio de género en la cédula; su candidatura y posterior elección como asambleísta alterna en 2017, entre otros.

La Federación indicó que con todas estas situaciones se ha expuesto la cédula de identidad de forma pública, ya sea en medios o en redes sociales no solo de Rodríguez, sino también de Jaramillo, por lo que alertaron que cualquier información que reciban sobre préstamos y  ventas de vehículos es falsa.

A su vez, instaron a las autoridades judiciales que investiguen estos hechos, con el fin de que den con los responsables y sean sancionados con todo el rigor de la ley.

Fuente: Pichincha Universal, 1er Impacto

¡Baleado por andar con una niña!

‘Vacilar’ con una menor de edad le costó la vida a José Andrés Blacio Jaramillo, de 23 años, quien la tarde del viernes se encontraba sentado afuera de su casa, cuando llegó el hermano de su novia y le descargó varios tiros.

“Ahí queda su hue…, muerto”, habría dicho el supuesto asesino a los familiares de Blacio, después de pegarle tres tiros y salir huyendo.

El joven quedó tendido al pie de la puerta de su casa. Su hermano y su cuñada lo auxiliaron trasladándolo al hospital Santa Teresita, del cantón Santa Rosa, provincia de El Oro.

Yolanda María Jaramillo, madre del occiso, dijo que su hijo quedó aún consciente, hablaba en la ambulancia y supuestamente confirmó la identidad del que le disparó. “El hermano de mi novia (de 15 años) me disparó”, habría revelado el joven a su madre.

▶Lee: ¡Embalado y al agua!

Debido a la gravedad de las heridas, los médicos decidieron su traslado al hospital de Machala, donde agonizó por tres horas y a eso de las 16:30 dejó de existir.

Según el reporte clínico, una de las balas que no salió de su cuerpo le perforó el intestino grueso y le dañó venas principales que conectan al corazón, por lo que dejó de existir.

Deja todo a Dios

Yolanda estaba muy consternada, ayer, en el velorio de su vástago. Ella no cree en la justicia terrenal, por lo que deja todo en manos de Dios. “Yo sé que habrá justicia divina, le dejo todo a mi Diosito”, dijo la mujer que se mostraba sumamente afligida.

Recordó que a las 12:40 del viernes, su hijo estaba sentado afuera de la casa cuando presuntamente llegó su futuro cuñado, quien le propinó los disparos.

“Yo siempre lo aconsejaba que ya se aleje de esa chica porque era menor de edad. Él me contaba que la amaba y que daba la vida por ella”, rememoró la madre, mientras miraba a su hijo dentro del ataúd.

Agregó que, por un par de ocasiones, habló con José Andrés. Le contaba que tenía ya un año con su novia y estaban muy felices.

También le habría revelado que el hermano de su novia, presuntamente, amenazaba con matarlo si seguía de novio con su hermanita.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto