¡Sicópata ‘matanovias’!

En 2017 la noticia estremeció México: un homicida serial en la Ciudad de México mataba a sus parejas sentimentales, alterando la escena del crimen para disfrazarla de suicidio. Y, para más señas: le cortaba un mechón de pelo.

El homicida era Jorge Humberto Martínez Cortés, de 39 años, y fue ‘bautizado’ como el Matanovias. Al final, era solo un simple trabajador de bares en zonas exclusivas de la capital azteca.

ASESINO EN SERIE

Las investigaciones arrojaron que Martínez contaba con antecedentes penales.

En 2010 fue detenido por el delito de robo calificado, hecho por el que pagó 4 años de prisión. Sin embargo, obtuvo su libertad bajo fianza.

El primer caso con el que se le relaciona es el de la joven Adriana Ramos. En 2011, la golpeó, la arrastró por las escaleras y le fracturó la nariz. La joven logró salir con vida y dio detalles del modus operandi de Jorge Humberto.

El segundo fue el de Yan Kyung Jun Borrego, quien el 21 de septiembre de 2014 fue encontrada colgada en su departamento con golpes en las piernas y sin un mechón de cabello. Gracias a las cámaras de seguridad del lugar, se pudo determinar que la última persona en tener contacto con ella fue, precisamente Jorge.

El Matanovias publicaba en su cuenta de Facebook fotos de demonios y mujeres.

Lee también: Niño con autismo falleció luego de que su papá lo encerrara en el garaje

El tercero de los casos fue el de Campira Lisandra Camorlinga Alanís, quien mantenía una relación sentimental con Jorge y quien fue localizada muerta el 31 de diciembre de 2016. Su hermano la encontró dentro de su departamento con las llaves del gas abiertas, por lo que solicitó un peritaje para determinar las causas del deceso, el cual arrojó que la causa de la muerte fue por asfixia por estrangulación. Pero en este caso había un factor que lo relacionaba con el homicidio de Yan Kyung, a Campira también le hacía falta un mechón de cabello.

Cuando salió a la luz el caso del llamado Matanovias se inició la búsqueda de Jorge Humberto, quien al ser descubierto por sus crímenes huyó del país.

“Joy Drago”, “Joy Agoten”, y Jorge Humberto Martínez Cortés eran las tres identidades como se hacía llamar en esa red social en donde Jorge compartía imágenes de demonios y mujeres en situaciones eróticas.

Jorge Humberto se refugió en Guatemala en donde vivía como indigente en un bajo puente en la zona occidental de ese país.

Tras solicitarle que se identificara, Hernández Cortés mostró una actitud sospechosa, por lo que la policía utilizó el sistema lo identificó por sus huellas dactilares, lo que arrojó una ficha roja emitida por la Interpol por lo que fue detenido el 24 de octubre de 2017.

Tras 10 meses prófugo, el Matanovias fue trasladado a la frontera con Chiapas y recibido por la Agencia de Investigación Criminal (AFI) que lo trasladó a la Ciudad de México e ingresado en el Reclusorio Norte.

“Cada quien es dueño de su propio infierno”, es la frase que Jorge Humberto Martínez Cortés tiene grabada en el pecho, justo al lado de una estrella, es, quizá, lo que mejor refleja su personalidad y perfil psicológico.

Durante la audiencia, el Matanovias se hizo acreedor a una amonestación del juez, debido a que se burlaba y gesticulaba a sus acusadores. El juez le dijo que si seguía con esa actitud sería retirado de la sala y la audiencia continuaría.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s