Una enfermera inyectó morfina a cinco bebés

Una enfermera del hospital de Ulm, sur de Alemania, fue arrestada tras descubrirse que inyectó fuertes dosis de morfina a cinco bebés de un mes de vida. La policía informó que la mujer tiene cargos por intento de asesinato.

Por fortuna, los recién nacidos sobrevivieron sin embargo, presentaron problemas respiratorios por lo que tuvieron que ser intervenidos médicamente.

▶Lee: ¡Encontraron dos frascos con fetos en el sur de Guayaquil!

El personal de salud se percató de lo que estaba ocurriendo cuando realizaron exámenes de rutina a los pequeños. En las pruebas de orina descubrieron rastros de morfina, todo apuntaba hacia la enfermera encargada de la sala de prematuros. Después de que sospecharan de la mujer, requisaron en su casillero, donde encontraron una jeringa que contenía rastros del opiáceo.

No es la primera vez que en Alemania se descubre un caso de tal mangnitud. Uno de los más conocidos es el de Niels Högel, un exenfermero que asesinó por lo menos 85 pacientes al suministrarles fármacos para el corazón.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Pánico por coronavirus: usan botellas de agua en la cabeza como protección

En redes sociales se ha convertido en viral las imágenes de personas usando botellas plásticas en la cabeza como forma de protección, tras la denuncia de ciudadanos chinos que aseguraban la escasez de mascarillas.

El coronavirus ha cobrado la vida de 170 personas y mantiene en estado crítico a más de 6 mil en diversos países del mundo. Los pasajeros en aeropuertos, entre la desesperación, han tomado medidas extremas, mientras las aerolíneas como British Airway han suspendidos todos los vuelos hacia China.

▶Lee: ¡Aún no se sabe si extranjero tiene coronavirus!

Ante la falta de mascarillas, los viajeros han optado por usar botellas de plástico en la cabeza. La ausencia de estos insumos también han perjudicado a hospitales. El personal médico de Hubei habló para la agencia estatal Xinhua y contaron que los suministros solo los abastecen para un día de trabajo y que no pueden recibir a pacientes sin mascarillas y ropa de protección. “Algunos de nuestros médicos seponen bolsas de basura desechables para cubrirse los pies y protegerse”, agregaron.

El Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China comunicó que la falta de mascarillas se debe al aumento de la demanda que se ha producido en el país oriental. Los planes de la entidad para garantizar el suministro está en reanudar la producción y pedir a los exportadores de mascarillas que las vendan a China.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Casi lo linchan por robarle a un viejito

Una osadía que provocó la ira ciudadana. La Policía prácticamente tuvo que arrebatarle al ‘populacho’ de las manos a un sospechoso de asaltar y golpear a un adulto mayor.

El implicado recibió unas cuantas ‘caricias’, luego de que a golpes le quitara el dispositivo a la víctima, en la ciudadela Urdesa, al norte de Guayaquil. Por aquella agresión la víctima resultó con heridas en su rostro.

El hecho ocurrió a las 16:30 de este miércoles 29 de enero de 2019, según informó el policía Luis Carpio, quien colaboró en el proceso de detención del sujeto.

▶Lee: Detienen a sujeto que acosaba sexualmente a una niña

“Al momento de que le quita el teléfono, el señor no se deja y el tipo le pega tres puñetes”, contó Carpio. Él junto a otros uniformados se percataron de que una turba perseguía a un hombre y se acercaron para ver qué ocurría.

Los gendarmes intervinieron en el momento justo cuando la multitud empezó a agredir al ‘pillo’, quien afortunadamente se salvó de que lo linchen, pero no de la denuncia que le presentó el afectado, una hora más tarde en la Fiscalía de Flagrancia.

La víctima llegó a la dependencia judicial con sangre en la nariz y en la boca. Por ello fue evaluado médicamente antes de realizar la denuncia.

El involucrado tenía rota su camiseta en ciertas áreas y estaba sin zapatos. Todo ello a consecuencia de la paliza que le estaban dando.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

¡Secuestrada, violada y torturada por su novio!

A pesar de que su novio y supuesto agresor está tras las rejas, María (nombre protegido) siente miedo.

Al mediodía del miércoles se le realizó la audiencia de formulación de cargos al hombre que, presuntamente, la secuestróvioló y torturó. El juez a cargo de la diligencia le dictó prisión preventiva y dio inicio a la instrucción fiscal por el delito de secuestro.

La víctima, de 27 años, reveló a EXTRA que no era la primera vez que su pareja la agredía. Ella teme que sus parientes tomen represalias por haberlo denunciado.

“Tengo miedo de que su familiares me haga daño, que tome represalias, recibí amenazas de su mamá, me dijo que piense bien lo que voy a hacer”, confesó a este Diario la afectada.

María permaneció secuestrada desde el pasado sábado, cuando aceptó salir con su enamorado, porque supuestamente iban conversar de su relación sentimental.

“En el camino comenzamos a discutir, él me golpeó en la cabeza, por lo que quedé inconsciente, después me desperté y estábamos en una gasolinera, le pedí que me dejara ir al baño, me dijo que no, y otra vez me dio golpes en la cabeza, perdí el conocimiento”, relató la joven.

¡Secuestrada, violada y torturada por su novio!

Cuando despertó estaba amarrada de pies y manos y tenía un trapo en su boca que no la deja respirar. “Cargando me llevó hasta su casa, ubicada en la ciudadela Urbanor (norte de Guayaquil). Me ingresó por una puerta posterior para que nadie nos viera”, explicó la afectada en la denuncia que colocó en la Fiscalía.

En el documento, María mencionó que antes de ingresarla a la vivienda su agresor le arrancó la ropa interior y abusó sexualmente de ella. “Además intentó ahogarme, por lo que forcejeamos y lo mordí”, sostuvo.

En los días que estuvo plagiada su atacante la golpeó y la mantuvo amarrada. “También le ponía corriente en su cuerpo y en sus partes íntimas. Le había dicho: ‘Si no eres mía, no serás de nadie’”, explicó un oficial de la Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase) que participó de la liberación.

María contó que a las 02:00 del martes pasado, su agresor le soltó las amarras plásticas que tenía en sus manos y pies. Trece horas después, aprovechando un descuido de él, tomó su celular y se contactó con una amiga para pedirle ayuda.

▶Lee: Detienen a sujeto que acosaba sexualmente a una niña

“Ella contó a los familiares de María lo que estaba ocurriendo y acudieron a la Fiscalía para asentar la denuncia”, informó el oficial de la Policía.

Aproximadamente a las 21:00 del martes, agentes de la Unase llegaron hasta el inmueble donde estaba la mujer y la liberaron.

El fiscal Manuel Alvear, quien participó del rescate, dijo que al llegar a la casa se encontró a la víctima, así como también a la persona que de acuerdo a los vídeos la había ingresado a ese lugar en contra de su voluntad.

“Nos dijo que la tuvo sin comer, que la tenía amenazada. En el lugar se encontraron unas amarras y una soga”, explicó el funcionario judicial.

El fiscal Gregorio López, quien realizó la audiencia de formulación de cargos, indicó que se tomó en consideración todos los elementos de convicción, como su versión y los golpes que presentaba la joven para formular cargos en contra del detenido por el delito de secuestro.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

El miedo por el coronavirus ha bajado las ventas en chifas

Después de la sospecha de un posible caso de una persona asiática infectada por el coronavirus que ingresó a suelo ecuatoriano, algunos de los amantes del plato de comida chaulafán empezaron a cuestionar con qué carne se prepara este plato en los restaurantes chifas, antes de comprarlo.

“Las personas que vienen por primera vez acá el chifa lo primero que hacen es preguntar con qué ‘animales’ preparamos el chaulafán. Si pusiéramos cosas malas ya se habrían enfermado”, afirmó Omar Arístega entre risas, el administrador de un chifa ubicado en el centro Porteño.

En estos últimos días, algunos de los guayaquileños están generalizando porque cuando ven que los dueños de un restaurante son de ‘ojos rasgados’ automáticamente entran en paranoia y prefieren irse, según Arístega. “Las ventas no han bajado, pero perdemos clientes”.

“Prefiero no comer en un restaurante donde haya personas asiáticas. No es por discriminarlos, pero mejor es prevenir que lamentar. No sabemos si esas personas recién vinieron al país”, aseguró el guayaquileño Daniel Checa, quien pensaba entrar a comer un ‘chaulafán’.

LA PASAN MAL

Los comerciantes de nacionalidad asiática están preocupados por la falta de clientes desde que se conoció del supuesto primer infectadopor el virus coronavirus, el pasado 23. Durante los últimos días no han tenido ventas.

“Los clientes ya no vienen al local desde que se sabe del coronavirus. Piensan que los vamos a infectar porque somos asiáticos. Tengo mucho tiempo aquí en Guayaquil, así que en mi caso no estoy enfermo”, dijo el propietario, quien prefirió no dar su nombre, mediante su trabajador.