Este es el valiente policía que atrapó al asesino venezolano de la quiteña Marianita

El presidente de la República Lenín Moreno felicitó este martes al subteniente de policía Josep Morales por la detención del sospechoso del asesinato de Mariana Granja, cometido el sábado al norte de Quito y exhortó a la Asamblea a que apruebe las reformas a la Ley de Movilidad Humana para expulsar a los extranjeros que delinquen en el país.

El proyecto de ley fue enviado el año pasado. Moreno también pidió a la Asamblea que apruebe el nuevo Código de Seguridad que también reposa en la Comisión de Soberanía, Seguridad y Relaciones Exteriores. “(La reforma) nos permitirá expulsar y deportar a aquellos extranjeros que vienen al país a delinquir o que son encontrados cometiendo delitos…

Los extranjeros que vienen a disfrutar las maravillas de este país siempre son bienvenidos, los hermanos del mundo siempre son bienvenidos, los delincuentes no. Aquellos que vienen a dañar nuestra sociedad, a asesinar, a delinquir, a hacer crimen organizado, no”, dijo el presidente en su intervención.

En tanto, la ministra de Gobierno María Paula Romo señaló que el Registro Migratorio para ciudadanos venezolanos avanza. Ya son 200 mil personas registradas y esto también contribuye a saber de esta población migrante y a la seguridad. Agregó que el detenido no tiene visa humanitaria.

Romo informó que se destinan $100 millones para construcción de Unidades de Protección Comunitaria (UPC) y Unidades de Vigilancia Comunitaria (UVC) y, desde el Banco del Estado se están generando nuevas líneas de crédito por $80 millones -se espera- para proyectos de seguridad en municipios. También se planifica fortalecer el control migratorio con más personal, en los próximos días. (I)

Juez llora por terrible caso de abuso sexual y asesinato de un bebé

Un juez penal de garantías de Colombia durante la audiencia se quebró cuando leyó las conclusiones de la autopsia realizada al cadáver de un bebé de 22 meses que fue torturado y abusado sexualmente por parte de su padrastro, de 19 años, al sur de Bogotá.

Debido a los detalles desgarradores de la violencia que sufrió el pequeño, el juez se negó a leer por completo el informe de la necropsis, informó Noticias Caracol.

La investigación concluyó que las agresiones ocurrieron cuando la madre del infante lo dejó a cargo de su pareja mientras ella iba a su trabajo. De acuerdo a medios colombianos, la mujer conocía al detenido hace cuatro años y tenían una relación sentimental hace cuatro meses, de los cuales un mes ya estaban conviviendo.

Por los hechos, la Fiscalía le imputó al agresor el delito de homicidio agravado en concurso heterógeno con violencia intrafamiliar agravada. El sujeto no se inmutó y aceptó con frialdad los cargos.Fusagasugá Noticias@fusagasuganoti

“No entiendo cómo usted tiene la capacidad para que desde el lunes, martes, miércoles, jueves, viernes y sábado de golpe en golpe acabar con la vida de un menor”, declaró conmovido el juez. “No comprendo cómo alguien puede hacerle eso a un menor, la verdad me quedo sin palabras”, añadió. El jurista aseguró que el del procesado es similar al del asesino colombiano, Luis Alfredo Garavito, quien violó y mató a 172 menores de edad en los noventa.

El abogado defensor estatal también rompió en llanto e incluso tuvo que tomarse unos minutos durante la diligencia.

El portal de información La FM expuso que el asesino pretendió borrar cualquier rastro de evidencia que lo inculpara; sin embargo, la Fiscalía con el reactivo Bluestar Forensic descubrió prendas de vestir, paredes y lugares de la casa en las que hubo sangre.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Señora asesinada por venezolano era una voluntaria que ayudaba a niños con cáncer

La señora que fue asesinada a las 13h30 el sábado 1 de febrero de 2020, frente al Centro Comercial Iñaquito, CCI, en el norte de Quito, ha sido identificada como Mariana Granja, de 68 años, una voluntaria que ayudaba a niños enfermos de cáncer.

La señora, que ha sido enterrada la mañana de hoy en el cementerio Monteolivo, en Quito, ejercía de voluntaria en la Fundación Cecilia Riadeneira, que trabaja «en el bienestar de niños y niñas con cáncer, y sus familias». En una esquela mortuoria publicada en Twitter, la fundación la describe como «una persona que dedicó su vida a servir a los demás con alegría».

Mariana Granja de Salazar, era natural de Quito y deja cuatro hijos y ocho nietos.

Granja esperaba cruzar la calle, a las 13h30, con una amiga de alrededor de 70 años, cuando fue interceptada por el individuo, quien disparó por más de una ocasión contra la mujer, uno de esos impactos la hirió en la cabeza, según ha narrado El Universo.

Fue ingresada al Hospital Vozandes, con un trauma craneoencefálico, pero murió a las pocas horas.

El sospechoso, Adrián G., fue capturado en la avenida 10 de agosto y Colón, a bordo de un taxi, diez minutos después del ataque. Llevaba un revólver, dos balas, tres casquillos y prendas de vestir, según los primeros reportes policiales.

La Policía investiga el hecho, cuyo móvil habría sido el robo, y busca a otras personas que estarían involucradas.

“Chifa no es sinónimo de coronavirus”

El miedo de algunos pobladores hacia la comida y personas asiáticas, debido al brote del coronavirus, obligó a algunos dueños de chifas a aclarar que los platos que venden son realizados con insumos locales y de que el personal está bien de salud.

La paranoia hacia los asiáticos sumada a los memes de internet (imagen para describir una idea) fueron la causa de que la clientela buscara otras alternativas, según George Pincay, administrador de un chifa en el sur porteño. Por eso emitieron un comunicado por redes sociales.

“Después de que empezaron a salir todos esos memes por las redes sociales, las cosas han empeorado. La gente viene menos a comer aquí. Las ventas bajaron durante todo el mes de enero, por eso fue bueno aclarar que todo lo hacemos con los mejores productos. Chifa no es sinónimo de coronavirus”, manifestó con preocupación Pincay.

Preparados con ingredientes locales

Los famosos platos: chaulafán, tallarín saltado, chancho a la cantonesa, entre otros, no son preparados con insumos importados desde China, estos fueron adaptados a la gastronomía ecuatoriana con el fin de usar los insumos locales.

“No utilizamos un solo producto traído de China aquí en el restaurante. Todo lo que utilizamos lo compramos en supermercados porque tienen registro sanitario. Además, los platos son preparados con ingredientes que se puedan conseguir acá en Ecuador”, explicó.

Están sanos

Como medio de seguridad, todo el personal del restaurante chifa fue evaluado médicamente, a pesar de que no han regresado al continente asiático desde antes del brote del coronavirus y tampoco han tenido contacto físico con sus familiares en China.

“Todos fuimos evaluados y estamos muy bien de salud, ni gripe tenemos. Además, los compañeros asiáticos, que están trabajando aquí, no han regresado a su país por más de un año y no han tenido contacto con parientes de allá (China). Están radicados aquí”, indicó Pincay.

El personal que se encarga de realizar los platos de comida es ecuatoriano. “Los cocineros son guayaquileños. Ellos nunca han ido para China, así que no hay razón para que estén enfermos”, dijo el administrador del chifa.

Igual se cuidan

A pesar de que no se ha confirmado el coronavirus en suelo ecuatoriano, el personal ha tomado sus precauciones. Mientras están laborando utilizan mascarillas y se lavan constantemente las manos con jabón antiséptico.

Otro caso

En un restaurante chifa en el centro porteño, los cocineros también son ecuatorianos. “Aquí la mayoría somos ecuatorianos. Los cocineros no han salido del país nunca. La gente piensa que porque somos un restaurante chifa estamos enfermos del coronavirus”, afirmó el administrador, quien evitó dar su nombre por miedo a que el negocio empeore.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Repartieron pastel con marihuana en fiesta infantil

Un grupo de padres, en Canadá, enfurecieron al enterarse que sus pequeños habían consumido un pastel con cannabis durante una fiesta escolar.

De acuerdo a NewsHub, el 31 de enero, la escuela Eskasoni, diez personas se enfermaron por comer el pastel que llevó un proveedor en la fiesta de invierno de la institución académica. Una madre de los menores de edad afectos comentó que su hija llegó a su casa pálida y sudando.

“Le pregunté qué pasaba y ella seguía diciéndome que estaba cansada y que le dolían los ojos”, agregó la mujer, que se indignó al recordar que la escuela no informó directamente a los padres lo que había sucedido, sino que, a través de una publicación de Facebook comunicaron el acontencimiento.

“Si tienes comida de este evento en tu poder, destrúyela de inmediato. La Junta Escolar de Eskasoni ayudará a todas y cada una de las personas que hayan sido afectadas negativamente por este desafortunado evento”, reza el boletín.

La progenitora, después de que notara que su hija no mejoraba, la llevó a la sala de emergencias de un hospital cercano, donde los médicos le realizaron pruebas y concluyeron que la niña dio positivo por tetrahidrocannabinol (THC), componente psicoativo del cannabis. La menor fue dada de alta y se recupera en su hogar, mientras la policía continúa con la investigación para dar con el responsable de la múltiple intoxicación.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto