¡Drogado y ‘bolsiqueado’!

Una supuesta pareja de novios, aparentemente cursi, llegó hasta un local de venta de electrodomésticos y pidió información acerca de televisores de última generación, pues el hombre estaba dispuesto a comprarle a su enamorada lo que pidiera, sin importar el valor.

Eso, al menos, es lo que habría dicho frente a los empleados del negocio. Sin embargo, al momento de hacer efectiva la adquisición, presuntamente entregó una tarjeta de crédito y una cédula que no correspondían a él.

Es por eso que los dependientes sospecharon que algo no andaba bien y, mientras hacían el papeleo, llamaron al ECU 911 y una unidad de la Policía Nacional acudió al sitio, ubicado en las cercanías del malecón Simón Bolívar, en el centro de Guayaquil.

Cuando los uniformados llegaron descubrieron que los documentos que la pareja portaba para las compras no eran de ellos, sino de un médico, quien la mañana del domingo, mientras ellos hacían ‘shopping’, despertaba en un motel del norte de la ciudad.

El doctor contó haber sido víctima de una mujer, quien lo habría drogado con escopolamina en una salsoteca de la ciudadela Alborada, en el norte porteño.

“Estaba con dos amigos y de repente llegó la chica. Se nos acercó y saludó a un amigo como si lo conociera de toda la vida. De ahí se quedó un rato y cuando nos íbamos se embarcó en nuestro taxi, pero no sé cómo terminamos en el motel. Y hasta la habitación ella pagó con mi tarjeta”, recordó el perjudicado.

Pero eso no fue todo, pues la fémina y su supuesta pareja no habían ido solo a un local comercial, sino a dos.

“Resulta que un vendedor de otra tienda los reconoció y ahí sí quedaron grabados cuando les mostraban los televisores y se los llevaban. Uno era de 65 pulgadas. ¡Ni uno se compra eso! Se gastaron más de 5 mil dólares”, lamentó el denunciante, la mañana de ayer.

En las grabaciones del primer local se observa que el hombre llega en compañía de dos mujeres y con una de ellas interactúa más. Incluso, se ve que hace gestos de sorpresa cuando le muestran uno de los aparatos, el más grande, pues en ese sitio adquirieron un segundo de 40 pulgadas.

No recuperaron la mercadería

¡Drogado y ‘bolsiqueado’!

El médico perjudicado contó que, a pesar de la detención de los sospechososno recuperaron la mercadería que compraron y que se habrían llevado en una camioneta, como se ve en una de las grabaciones.

Uno de los vendedores reveló a los investigadores que la pareja pretendía llevar los productos a la ciudadela Los Helechos, del cantón Durán, pero aún así, la mercadería no fue localizada, acotó el denunciante.

Investigación

Los detenidos fueron identificados como Álvaro Rosales y Geomaira Pincay. Ellos fueron procesados por el delito de apropiación fraudulenta por medios electrónicos, cuya sanción va de uno a tres años, según el artículo 190 del Código Orgánico Integral Penal.

La etapa de instrucción durará 90 días. Durante ese tiempo, los sospechosos permanecerán con prisión preventiva.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s