¡Se arrepiente de haber asesinado a su exconviviente y a su hijastro!

Tres meses antes de su muerte, Adriana Alexandra Camacho Bermúdez habría terminado la relación sentimental que mantenía con su convivienteÉrick Ortega Narváez. El motivo: No soportaba su adicción al alcohol.

Sin embargo, él la convenció de retomar el noviazgo, pues le aseguró que estaba asistiendo a un grupo de alcohólicos anónimos, pero al parecer recayó en el vicio y cansada de esto, el 20 de febrero pasado, Adriana decidió poner fin al amorío.

Así consta en la denuncia que Patricia Bermúdez, madre de la víctima, puso en la Fiscalía del Guayas.

Cinco días después la mujer y su hijito, de 6 años, fueron encontrados muertos sobre la cama, en el interior de su vivienda, en la manzana A4 de la ciudadela Pradera 1, en el sur de Guayaquil.

Por los indicios que se encontraron en la escena: medicamentos y dos envases plásticos que contenían residuos de un líquido, los investigadores sospecharon que la mujer envenenó a su niño y que luego ella se mató, mas los hechos también conducían a que podría tratarse de un doble crimen y el principal sospechoso era el conviviente de Adriana.

Un vídeo de seguridad captó al hombre abandonando la vivienda, llevaba varios objetos envueltos en sábanas, esto ocurrió a las 10:11 del lunes. Quince horas después Ortega fue detenido en un parque de Montañita, en la provincia de Santa Elena.

Momento en que el presunto asesino de una mujer y su hijo, en el sur de Guayaquil, abandona la casa el día del crimen. Vía: Anny Bazán.  

El teniente coronel Telmo Betancourt, jefe de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas, Dinased Zona 8, indicó que el implicado fue localizado por una llamada telefónica que hizo a su mamá.

“Él le manifestó que estaba arrepentido de lo que le hizo a su conviviente y al niño y que quería despedirse de ella”, informó el jefe de la Dinased.

Betancourt explicó que durante la audiencia de formulación de cargos Ortega relató que les dio una sustancia y que había tomado ciertas acciones por su situación emocional.

El jefe de la Dinased agregó que sus familiares manifestaron que el individuo sufre de alteraciones, “pero se determinará con exámenes”, sostuvo Betancourt.

Lita Martínez, directora del Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam), reveló que, al parecer, la madre y el niño fueron envenenados.

También señaló que Patricia, mamá y abuela de los fallecidos, es conocida por su afán de lucha social en favor de las mujeres que son víctimas de violencia.

Recalcó por versión de familiares y amigos de Adriana que ella vivía en una situación de violencia.

“Sabemos que hubo una relación de poder, de violencia, ellos estuvieron separados y volvieron a vivir juntos, en la última decisión de terminar la relación él consumó el hecho no solo contra ella, sino de su hijo”, manifestó Martínez.

Hasta las 13:00 de ayer, los restos de Adriana y de su niño fueron velados en la sala de la Junta de Beneficencia, luego fueron sepultados en el Cementerio General de Guayaquil.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Madre e hijo fueron hallados sin vida sobre una cama

Los cuerpos de Adriana Camacho Bermúdez, de 36 años, y de su hijo de 6 añitos, estaban sobre una cama y sin huellas visibles de violencia, pero sus muertes no ocurrieron por causas naturales.

El hallazgo lo hizo un hermano del novio de la fallecida, a las 18:40 del lunes pasado.

El allegado, preocupado porque ninguno de los habitantes de la casa contestaba y su ñaño no respondía el celular, saltó por las rejas del portal y con un palo abrió la cortina de la ventana.

Adentro de la villa 20 de la manzana A4 de la ciudadela Pradera 1, en el sur de Guayaquil, la escena era desgarradora: la madre y su niño estaban sobre la cama, cubiertos con una sábana amarilla, con ropa de dormir, pero sin signos vitales.

Según un reporte de la policía, la progenitora de la fallecida se comunicó con la mamá del novio de su hija, preocupada porque no abrieron el local que tienen en un centro comercial de la ciudad.

El mayor William Herrera, jefe de la Unidad de Muertes Violentas, de la Dinased, Zona 8, informó que agentes de Criminalística levantaron indicios como medicamentos y dos vasos plásticos que contenían residuos de un líquido que, al parecer, fue el que ingirieron la madre y su hijo.

Herrera explicó que estas muestras serán cotejadas para establecer qué tipo de veneno tomaron y si fue la sustancia que les provocó el deceso.

“Al parecer, fue la ingesta de las pastillas que estaban diluidas en los vasos de agua lo que ocasionó la muerte de las dos personas”, mencionó Herrera.

También dijo que al revisar el domicilio, la policía se percató de que Erick Ortega, la actual pareja de la fallecida, no se encontraba en casa y que al inspeccionar las cámaras de seguridad del sector se lo observó abandonando el inmueble a las 10:00, seis horas antes de que fueran hallados los cadáveres.

Herrera dijo que la policía investiga si la señora envenenó al niño y luego se intoxicó, o si su actual pareja fue quien les dio alguna sustancia.

“Lo sospechoso es que él no estaba y desconocemos su paradero. Él salió y recogió sus pertenencias. Lo hemos llamado a su celular y no contesta. Tampoco acudió a su negocio”, indicó el jefe policial.

Madre e hijo fueron hallados sin vida sobre una cama

Herrera explicó que la autopsia determinó que la mujer y el niño fallecieron por un infarto agudo de miocardio, edema agudo e insuficiencia respiratoria aguda, posiblemente a causa de la ingesta de alguna sustancia.

En el sector donde ocurrió el suceso, los vecinos comentaron que el padre del menor fallecido reside en España y que la mujer mantenía una relación sentimental de años con Ortega. Sin embargo, familiares de los fallecidos evitaron dar declaraciones. 

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Sospechoso de matar a madre e hijo fue detenido en Montañita

Erick Ortega, sospechoso de asesinar a una madre y a su hijo fue detenido la tarde de este martes 25 de febrero en Montañita, provincia de Santa Elena.

Según información de la Policía, el hombre habría confesado el doble crimen ocurrido un día antes en la ciudadela Pradera 1, en el sur de Guayaquil.

Las víctimas de este hecho son Adriana Camacho Bermúdez y su hijo de 6 años. Ellos fueron encontrados sobre la cama sin signos vitales al parecer fueron envenenados.

Ortega mantenía una relación sentimental con Adriana y luego de ser capturado fue traído al Puerto Principal para ser puesto a órdenes de las autoridades.

En la audiencia de formulación de cargos le dictaron prisión preventiva y el inicio de la instrucción fiscal que durará 30 días.

En horas de la madrugada se dio inicio a la audiencia de formulación de cargos por el delito de asesinato.

La fiscal provincial Yanina Villagómez, explicó que no se hizo por femicidio porque en el hecho hay un niño que también fue víctima.

“No podemos dejar a un lado que un menor también fue asesinado”, sostuvo Villagómez.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Alcalde Cisneros de Salinas afirma que agua no estaba contaminada

El alcalde de Salinas (Santa Elena), Daniel Cisneros, reaccionó este lunes en su cuenta de Twitter a los cuestionamientos luego de que maquinaria municipal destapó una alcantarilla por la que salió agua oscura que terminó en el mar, en medio de miles de turistas que estaban en la playa por el feriado de carnaval.

Una de las denuncias hechas en redes sociales, era que las aguas eran del sistema de alcantarillado sanitario.

Incluso, el ministro del Ambiente, Raúl Ledesma, anunció que se puso una denuncia en la Fiscalía por supuesta contaminación del agua.

Cisneros aseguró en su cuenta de Twitter: “los sistemas de alcantarillado pluvial y sanitario son independientes. Por ende no existe posibilidad de que se unan con aguas contaminadas“.

También usó esa red social para informar que se han desarrollado “diversas mingas y campañas para generar conciencia sobre el correcto comportamiento de los turistas al momento de la disposición de la basura que ellos generan”. (I)

Envían aguas de desagüe a la playa de Salinas en Carnaval

Salinas amaneció colapsada en sus calles y viviendas debido a las constantes lluvias en esta urbe turística. Usuarios a través de redes sociales publicaron imágenes y videos de lo ocurrido en esta zona.

Durante la tarde de este lunes 24 de febrero, el periodista Paúl Tutiven Fuentes publicó videos donde se observa que toda esta agua era despachada hacia el mar.

“En Salinas las aguas servidas y de la lluvia fue enviada al mar. Turistas denuncian que abrieron esa alcantarilla cuando se estaban bañando”, publicó el comunicador.