Loja no presenta casos de coronavirus

Las autoridades del Ministerio de Salud Pública de la provincia de Loja, se mantienen alerta a cualquier amenaza que se presente ante el coronavirus, hasta el momento no existe personas contagiadas en el sur del Ecuador.

Según información por parte del Ministerio de Salud Pública, una persona había llegado hasta el hospital Isidro Ayora en horas de la mañana de ayer con influenza, los protocolos de prevención de seguridad se activaron, está siendo evaluada por los médicos tratantes .

Fabiola Barba, directora de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública,dijo que hasta la casa de salud llego una paciente con síntomas de influenza, se tomaron las respectivas medidas de seguridad, actualmente está siendo evaluada por el personal medico para descartar cualquier caso de coronavirus no se la podría llamar sospechosa aun, debido que aún no tienen los primeros resultados.

Barba se refirió que la provincia de Loja está presentado su etapa invernal, en la que muchas personas se podrán enfermar de gripes por lo que recomendó cuidarse y las personas que presentes resfriados deben usar mascarillas para no contagiar a las personas que la rodean evitar la propagación del virus que presente.

El director Zonal del Ministerio de Salud Pública, José Procel, afirmó que Loja no tiene casos sospechosos aún de coronavirus. Además, solicitó a la ciudadanía no alarmarse e informarse por cuentas oficiales.

Las fronteras como Zapotillo, Macará, Puyango y el aeropuerto de Catamayo están siendo evaluados por los médicos y están preparados frente a cualquier situación con la presencia del virus , además están haciendo controles en las farmacias conjuntamente con el ARCSA que no exista alza de precios y desvanecimientos de alcohol o gel antibacterial.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Página web de citas médicas y el 171 de @Salud_Ec no sirven #CoronavirusEnEcuador

Página web que tanto promociona el Ministerio de Salud Publica del Ecuador para separar cita esta fuera de línea. Adicional, el número para llamar al 171 con el cual un médico va a detectar prácticamente con, telequinesia el estado de salud de lo ecuatorianos, no contesta nadie.

Venta de comida al aire libre es un peligro para la salud y genera muchos desperdicios

Eduardo Cobos levanta la tapa de la tarrina amarilla de foam. No sale humo. La comida que fue almacenada allí, horas antes, ya no está caliente.

El hombre respinga la nariz e inhala para comprobar que el seco de pollo con ensalada rusa no esté descompuesto. Son las 13:30 del viernes 28 de febrero de 2020 y en el centro de Guayaquil pululan los hambrientos en busca de almuerzos.

En la funda donde Vilma Torres guardó 50 tarrinas iguales, repletas de cuatro variedades de platillos para vender a un dólar, solo quedan cinco.

La cocinera guayaquileña se instala a diario, desde hace un año, atrás de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) de las calles Pedro Carbo y 9 de Octubre, para vender platos fuertes más jugo en funda en $ 1, y almuerzos completos en $ 2.

Sus clientes se amontonan desde las 11:00, cuando ella llega. Los que tienen un lugar donde comer recogen su recipiente y se van. Quienes no, se acomodan en la plaza Rocafuerte.

El centro, en aquel parque frente a la iglesia San Francisco, se convierte en un comedor informal expuesto al esmog vehicular y al hedor a orina de portales usados como baños.

Vilma no es la única. Hay más comerciantes ambulantes que recorren el sector. La mayoría son venezolanos, según Gustavo Zúñiga, director de Aseo Cantonal, Mercados y Servicios Especiales del Municipio de Guayaquil. Añade que, por eso, su control y regulación es una tarea que el cabildo no ha podido efectuar.

Esta actividad está violando, en principio, dos ordenanzas municipales. La primera es la que prohíbe la venta ambulante en diferentes zonas. La segunda, aprobada y publicada en septiembre de 2018, la que regula el comercio y entrega de productos plásticos de un solo uso, especialmente los utilizados para almacenar comida.

Ernesto Carrasco, presidente de la Federación Médica Ecuatoriana, explicó que el expendio de alimentos sin regulación pone en riesgo la salud de los guayaquileños. “Este tipo de envases son tóxicos”, sentencia, sobre todo si se exponen a otros componentes calientes.

A esto se añade la manipulación incorrecta de los alimentos, que podría ser una fuente de transmisión de enfermedades como la hepatitis y afecciones gastrointestinales.

La basura, otra consecuencia de esta práctica

Javier Tomalá, cliente fijo de los ‘dolarazos’ de Vilma, asegura que no ha tenido afecciones a su salud. Su crítica se direcciona a los extranjeros que, comenta, no se aseguran de que la basura que queda luego de comer sea recogida en la zona.

Para Holbach Muñetón, presidente de la Cámara de Turismo del Guayas y de la Federación Nacional de Cámaras, la actividad es una competencia desleal para los restaurantes que pagan impuestos y cumplen normas de higiene.

El problema, insiste Tomalá, es que a muchos ciudadanos, como él, no les alcanza el dinero para almorzar en estos sitios, donde esta comida no cuesta menos de 2,50 dólares.

La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) es la encargada de vigilar que se cumpla la Normativa Sanitaria para Alimentos Procesados. EXTRA se comunicó con el Departamento de Comunicación de la entidad para conocer qué tipo de control aplicaba a este expendio de comida, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

Cuatro mujeres trans agredidas por hombres venezolanos

La Asociación Silueta X a través del Centro Psico Trans y miembros de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI, ponen en conocimiento público el siguiente acto violento que sucedió en la ciudad de Ambato, provincia de Tungurahua.

La madrugada de este domingo 01 de marzo de 2020, cuatro mujeres trans salieron a pasear. En la Av. Cevallos, Sector Yahuira, cerca de ocho hombres de nacionalidad venezolana, empezaron a agredirlas verbalmente debido a su identidad de género. Las compañeras, según Yuli V. en declaraciones a la Asociación Silueta X, hicieron caso omiso al ataque verbal transfóbico. Los agresores al sentirse omitidos tras su ataque verbal, procedieron a empujarlas y ellas reaccionaron, como es lógico. Al ellas enfrentarlos e increparlos verbalmente, del porqué de su ataque, los hombres extranjeros procedieron a golpearlas con patadas, puñetes y palazos. Yuli V., salió corriendo de dicho lugar y alcanzó a localizar a policías de la ciudad de Ambato. Cuando retornaron a pocos minutos al lugar del hecho, se encontraron con la novedad de que Paulet V., fue una de las más afectadas, a la que le sacaron un diente, fracturaron el brazo y la pierna, roto posiblemente una costilla y graves contusiones en la cabeza. Según Yuli V., los policías a pesar que aún encontraron a los hombres de nacionalidad venezolana en el lugar del hecho, estos corrieron, pero la policía de Ambato, decidió no seguirlos. Paulet V. oriunda de Chone provincia de Manabí, de 30 años de edad y que reside en Ambato provincia del Tungurahua, se encuentra en una clínica con pronóstico reservado, la misma que ha pasado por la atención respectiva e incluso tomado las radiografías de rigor que determinan los daños a los que fue sometida. Tanto Paulet V. como Yuli V., son integrantes de la Asociación Trans Nueva Esperanza de Ambato.

Con los antecedentes expuesto, hacemos un llamado al Ministerio de Gobierno, para que a su vez investigue a los miembros de la Policía Nacional de Ambato que estuvieron presentes en el acto del día 01 de marzo de 2020 en la Av. Cevallos, Sector Yahuira e informe la situación de los agresores, si fueron apresados o razón, porque causas los dejaron huir. Finalmente solicitamos a la Fiscalía General del estado, captar la denuncia que posiblemente se configuraría en la figura de, Delito de Odio:

Artículo 177.- Actos de odio. – La persona que cometa actos de violencia física o psicológica de odio, contra una o más personas en razón de su nacionalidad, etnia, lugar de nacimiento, edad, sexo, identidad de género u orientación sexual, identidad cultural, estado civil, idioma, religión, ideología, condición socioeconómica, condición migratoria, discapacidad, estado de salud o portar VIH, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años.

En el caso de las compañeras agredidas, pero aún con más razón de Paulet V. y Yuli. V., este posible delito cometido por los ocho ciudadanos foráneos, se podría configurar como un delito de odio, según el artículo 177 que precede del Código Orgánico Integral Penal de Ecuador.

Exigimos Justicia desde la Federación. ¡Que ni un solo acto de odio quede en la impunidad!

Quito, 02 de marzo de 2020.

Psic. Diane Rodríguez

Directora de Asociación Silueta X

Presidenta de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI

Geovanni Jaramillo

Vice Presidente de la Asoc. Bolivarianos Diversos

Vocero Nacional Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI

Germán Castillo

Coordinador Consejo Consultivo Diversidades Sexo-Genéricas del DMQ.

Director Nacional Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI

Fuente: https://centropsicotrans.org/2020/03/02/rechazo-a-posible-acto-de-violencia-y-odio-en-el-que-cuatro-mujeres-trans-fueron-agredidas-por-ocho-hombres/?fbclid=IwAR3663L5ud47pZRc7Dtww3Ah6dNOHtpviNTvJqJzvNNiAdH1Gr4kCl4a5q4

¡’Tapiñaban’ drogas debajo del suelo!

La Policía Nacional halló más de 660 paquetes con 649.098 gramos de cocaína en una vivienda en el sur de Guayaquil.

La ‘merca’ estaba bien escondida, debajo de las baldosas de un dormitorio. Los agentes tuvieron que romper parte del suelo para sacar el alcaloide.

El allanamiento fue realizado por la Unidad de Inteligencia Antinarcóticos con Coordinación Europea (Uiace), la noche del pasado sábado 29 de febrero de 2020, en la cooperativa Esteros Popular. En el sitio, además, detuvieron a dos personas para investigaciones.

“Esto estaba encaletado. La sustancia en forma de ladrillo que se encontró, se sacó del fondo de un lugar que parecía una sisterna”, explicó el agente policial Álvaro Romero.

El gendarme refirió que los bloques de droga tenía tres logotipos. Unos estaban envueltos con una cinta verde y otros con cinta de embalaje. De acuerdo a la indagación policial, la ‘maracachafa’ provenía desde Colombia e iba a ser enviada hacia Europa o hacia Estados Unidos.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto