Mujer venezolana que faltaba en Banda de venezolanos fue detenida

Serían 6 extranjeros y 2 ecuatorianos detenidos vinculados al violento asalto en una distribuidora de equipos tecnológicos ubicada en la Cdla Vernaza Norte, Guayaquil.

A la venezolana en los videos de seguridad se la observa someter con un cuchillo a uno de los empleados.

Policías atrapan a tres sospechosos cuando robaban bebidas energizantes

Luego de una persecución, tres presuntos delincuentes que habrían robado un local de bebidas energéticas fueron capturados, la noche de ayer 8 de marzo del 2020.

Agentes de policía que patrullaban por la calle Emilio Bustamante se percataron que tres individuos llevaban unos paquetes de un local hacia un auto rojo sin placas y que tenía las luces apagadas.

Cuando los sospechosos vieron al patrullero, subieron al auto y se fugaron del lugar. Los uniformados solicitaron ayuda para perseguir a los fugitivos, a quienes los capturaron en la intersección de la avenida Diego de Vásquez y Sabanilla.

Durante la requisa del vehículo, los agentes encontraron siete pacas de bebidas energizantes, una tarrina con monedas de distinto valor, dinero en efectivo y tres celulares. Además, los supuesto pillos tenían escondido en el carro desarmadores y un martillo. Según las primeras investigaciones, estas herramientas sería usadas para abrir la cerradura del negocio.

El propietario del local fue localizado por la Policía para que coloque la denuncia y los tres sospechosos fueron llevados hasta la Unidad de Flagrancia para iniciar el proceso judicial en su contra.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Asesinado por defender a su esposa

Un hombre murió apuñalado aparentemente por defender a su pareja de un asaltante. El hecho ocurrió afuera de una discoteca en El Beaterio, sur de Quito.

“Si a mi marido o a mi hija le topan, yo hago justicia con mis propias manos”, sentenció la mujer, quien al aparecer estuvo con la víctima durante el incidente, suscitado ayer por la mañana.

La testigo contó a los policías que su conviviente fue apuñalado frente a sus propios ojos. Un hombre supuestamente se acercó a la señora con intención de robarle, pero su acompañante lo impidió y se formó una riña en la calle.

Mientras ella narraba lo ocurrido, señalaba las manchas de sangre en el suelo y mostraba el lugar en el que hubo la pelea.

En ese punto, el agresor habría sacado un cuchillo y apuñalado a Jhonny Oña, de 37 años. Luego de esto, el herido fue trasladado al centro de salud de Guamaní, donde los médicos confirmaron su muerte. Según la Policía, las heridas fueron en el tórax y en el cuello. Familiares de la víctima llegaron a esa casa de salud para obtener detalles sobre lo sucedido con Oña.

Allí contaron que el hombre trabajaba en una entidad municipal y que era oriundo de Yaruquí, nororiente de Quito. Según sus parientes, el fallecido era padre de una niña, de 5 años.

Por otro lado, una persona que vive en el segundo piso del inmueble en el que funciona el centro de diversión mencionó que del hecho “no escuchó nada”, pero aseguró que todos los fines de semana hay peleas en las afueras del establecimiento. “Siempre salen personas heridas”, concluyó.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Hombre deberá pasar 20 días en ‘cana’ por haberle pegado a su mujer

El amor le pagó mal a Jacinto Pérez (nombre protegido). Tan mal que desde el mismo instante que se casó, en plena luna de miel, apenas a los 3 días de casados, los cuernos comenzaron a ‘adornarle’ su destino.

Y ahora, cuando aún no cumple ni los 6 meses de unión con su esposa, una nueva infidelidad lo hunde en la tristeza y el coraje.

El jueves pasado, llorando de impotencia, Jacinto fue sentenciado a pagar 20 días de ‘cana’ porque ‘se cansó de ser cachudo’, luego de golpear a su mujer al descubrirle un mensaje de WhatsApp en su teléfono y que esta lo enfrentara ‘caretucamente’: “Sí, es él con quien te engaño. ¿Y qué?”, fue la respuesta que descontroló al hombre, al momento de preguntarle a su esposa por el texto que le había llegado al celular.

Esto ocasionó que, sin pensar las consecuencias, le cayera a puñete en plena calle en el barrio Alberto Spencer, del cantón Santa Elena. De inmediato se armó el relajo y la policía llegó para aprehender al agresor.

Dolido, recordó todito

Antes de ir a ‘cana’, Jacinto, de 31 años, recordaba con pesar cómo su mujer, Elisa, de 29 años, lo había traicionado.

Sentado en una oficina de la Unidad de Violencia Intrafamiliar de la Policía Judicial de Santa Elena, el hombre ‘desnudó’ su alma con EXTRA. La confesión de su esposa lo tenía mal. No podía creer que ella le admitiera que, otra vez, lo estaba traicionando.

La primera traición, según el sentenciado, ocurrió apenas tres días después de haber contraído nupcias, en septiembre del año pasado. Entonces, “por amor hacia ella, por amor a mi hijo, la perdoné”.

El acuerdo entre ambos fue que todo quedaba en el pasado y que empezarían una nueva vida. Pero Jacinto no se imaginó que tiempo después se iba a repetir la historia. Aunque esta vez el descaro de la mujer le impactó tanto que solo reaccionó con violencia.

Regañado y consolado

Hasta la oficina de Violencia Intrafamiliar llegó su hermana, quien al tiempo que lo consolaba también lo sermoneaba por su acción.

Entre lágrimas, Jacinto le explicaba a ella su pesar. “Lloro por mis hijos, no por irme preso”.

Y es que este jueves 12 es su cumpleaños y de su hijo mayor de 6 años, quien también lloraba porque el papá iba a estar detenido. La fiestita para celebrar a los homenajeados estaba casi lista, pero por lo acontecido esta quedaría suspendida, ya que él va a estar pagando su condena.

“Hermano, somos tu familia, ¿por qué no confiaste en nosotros? Hubieras dejado que se largue”, le manifestaba la hermana mayor, refiriéndose a la infidelidad de su cuñada.

Pero el engañado hombre no podía entender aún por qué Elisa, quien frente al altar le había jurado amor para toda la vida, lo había traicionado por segunda ocasión. Aún no sabe si esta vez la podrá perdonar.

Deberá pagarle 100 ‘latas’ durante 3 meses

Al momento de la detención del ‘cuerneado’ esposo, la mujer agredida presentaba hematomas en su cuerpo.

Por tratarse de un delito flagrante, el detenido recibió la sentencia en la unidad judicial de 20 días de prisión en la ciudad de Guayaquil. Además, deberá pagarle una reparación integral de cien dólares por tres meses a la demandante.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto