“Solo queríamos una foto”, dijeron agredidos por Iván Kaviedes

Jaime Iván Kaviedes fue denunciado judicialmente por una presunta agresión física. Los acusadores son los hermanos John y José Yanza, de 42 y 45 años de edad, respectivamente. Ellos son nativos del barrio La Higuera en Paute (Azuay). El escrito fue ingresado a la Fiscalía del cantón a las 11:50 de este martes 10 de marzo.

▶ Lee también: Iván Kaviedes se pronuncia tras golpear a un aficionado

La denuncia contra el Nine se fundamenta en un “trauma superficial cerebral” que sufre John y un “derrame ocular” que padece José. Esto, luego de que el mundialista golpee a John, el más afectado, con un certero puñetazo de izquierda, según se pudo apreciar en un video aficionado que se volvió viral en redes sociales.

“Solo queríamos una foto”, dijeron agredidos por Iván Kaviedes

El hombre cayó al piso y quedó inconsciente durante varios segundos. El certificado médico señala 72 horas de incapacidad para John. Aún muy mareado, mostró cómo quedó su cabeza tras la gresca. “No se rompió, pero con el golpe que sufrí al caer al piso se formó un chichón”.

El hematoma de Yanza debió ser abierto con jeringa para evacuar la sangre interna. El afectado también explicó que únicamente esperaba, junto a su hermano José y un sobrino, que concluya un partido de fútbol para tomarse unas fotos con Jaime Iván.

Precisó que ambos se servían unas cervezas en una tienda muy alejada de la cancha. Pero, de sorpresa, el árbitro expulsó del partido al Nine. El equipo iba perdiendo. “De pronto corrió directamente hacia nosotros y, al acusarnos de proferir improperios contra él y su familia, nos agredió”, adujo una de las víctimas.

Todo ello ocurrió la tarde del domingo junto al estadio de la parroquia El Cabo, perteneciente al cantón Paute. Ahí se cumplió un partido amateur de la Liga Cantonal, donde el exseleccionado jugó con el equipo del Centro de Rehabilitación para Alcohólicos y Drogadictos contra el elenco de La Higuera.

Kaviedes, en la noche de lunes a través de las redes sociales, colocó un audio en el admite haber actuado agresivamente tras haber sido insultado por parte de un grupo de aficionados que bebían cerca de la cancha. Del hecho, las víctimas niegan haber sido ellos los insultadores y afirman que, durante las investigaciones a través de la Fiscalía, la verdad brillará.

En los alrededores del estadio, los vecinos se resisten a hablar y a contar lo que vieron la tarde del domingo. Sin embrago, susurran los acontecido. “Tenemos miedo a represalias”, decían, sin precisar de qué lado podría haber amenazas.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Menor de edad habría sido víctima de una presunta agresión sexual en un colegio de Quito

El Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) de una institución educativa particular del norte de Quito presentó una denuncia ante la Fiscalía por una presunta agresión sexual a una estudiante. Así lo informó el Ministerio de Educación, a través de un comunicado.

La alumna tendría 15 años y el victimario sería un trabajador de la institución. Los padres de la adolescente habrían insistido en la denuncia, a pesar que su hija habría sido amenazada.

Los padres de la joven también alertaron que las autoridades del plantel educativo habrían dejado escapar al sospechoso.

La Cartera de Estado manifestó que apenas se conoció de la denuncia, el Distrito Educativo fue alertado sobre el hecho de violencia y se activaron de manera inmediata las rutas y protocolos, las medidas de protección y el plan de acompañamiento que se implementan en este tipo de casos. Esto con la finalidad de trabajar de manera coordinada con la estudiante y la institución y así poder realizar los procesos de contención emocional.

La estudiante será trasladada a otra unidad educativa por pedido de su familia y así garantizar su desarrollo académico. Además, el Ministerio señala que rechaza todo tipo de violencia dentro del sistema educativo.

Fuente: Pichincha Universal, 1er Impacto

Empresario ‘trucho’ se le llevó el celular

Yisangel está sorprendida por la forma en cómo se aprovecharon de su deseo por laborar para robarle el celular. Y lo que más le duele es que quien se le llevó el dispositivo es un compatriota de su añorada Venezuela.

La mujer acudió la tarde de este lunes 9 de marzo de 2020, a la Fiscalía de Flagrancia, en el norte de Guayaquil, para denunciar lo que le hizo un hombre, quien se presentó como el nuevo dueño de un negocio. Él le prometió una plaza de trabajo, pero ‘naranjas’. Finalmente la engañó.

La víctima comentó que como no podía encontrar un ‘camello’, buscó si había alguna oportunidad de empleo en una página de venezolanos radicados en la urbe porteña. Fue ahí cuando vio un anuncio hecho por el implicado, quien describió que había adquirido un negocio y necesitaba empleados.

La ‘chama’ se comunicó con él, quien la citó en un local de la Bahía. Pero al llegar al lugar, ella notó algo extraño. “Las personas no lo conocían y yo me confié”, lamentó la extranjera.

“Me dijo que le preste el teléfono y la cédula para ir arriba, donde estaban las cámaras de seguridad, e instalarle una aplicación para que yo pudiera ver (el monitoreo)”, contó Yisangel.

Pasaron varios minutos, pero el sujeto no apareció. Cuando Yisangel lo buscó ya fue tarde, él se había ido del sitio aprovechando, tal vez, algún descuido de ella.

“Me prometió que iba a pagar 480 dólares mensuales”, contó afligida la mujer. Ella luego descubrió que el implicado usaba cuentas con una identidad falsa.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto