Aplastó los dedos a un policía para evitar detención por irrespetar el toque de queda

Neisser Bolaños, de 25 años, pasará Semana Santa en prisión tras ser acusado de aplastar con una puerta dos dedos de la mano derecha al subteniente de policía, Víctor Padilla, durante un procedimiento que se dio en el cantón Ventanas, en la provincia de Los Ríos. La agresión ocurrió mientras un grupo de uniformados verificaban que se cumpla el toque de queda que rige desde las 14:00 hasta las 05:00 en todo el país.

Sin embargo, eran las 20:00 del pasado viernes y Bolaños junto a otras personas aún circulaba en las calles del sur de la ciudad, por lo que enseguida la policía les cayó en el sitio. Los gendarmes le pidieron que se retiraran de la vía pública y los sujetos respondieron con agresiones verbales e insultos hacia los uniformados.

Los agentes insistieron varias veces para que se retiren del lugar y al ver más presencia policial, los transeúntes muestran su agresividad nuevamente. Al intentar neutralizarlos el ciudadano Neisser agrede físicamente al personal policial con golpes de puños y patadas. El altercado motivó a los uniformados a implementar gas pimienta y Bolaños emprendió la carrera hacia su domicilio para evitar ser detenido.

El oficial al mando logra seguirlo pero antes de que pudiera ingresar a la casa del sospechoso, este cierra con fuerza la puerta de metálica impactando sobre los dedos anular y medio del servidor policial. La mano de Padilla empezó a sangrar cada vez más rápido por lo que fue conducido a una casa asistencial para valorar su estado. Mientras que el sospechoso fue aprehendido inmediatamente y puesto a órdenes de la autoridad competente.

Ayer el jefe de la Zona 5 especial, coronel César Zapata, informó que el oficial herido fue trasferido al hospital en Quito para que un médico especialista valore su estado de salud y la condición de los dos dedos comprometidos. Además el comandante rechazó la actitud de ciertos ciudadanos al pedirles que ingresen a sus hogares cuando ni siquiera deberían estar afuera. Desde que rige el toque de queda el personal policial se ha visto expuesto a insultos y agravios por parte de malos ciudadanos.

Ahora el detenido será procesado por el delito de ataque y resistencia además de la sanción que le apliquen por infringir el toque de queda. El Gobernador de Los Ríos, Camilo Salinas, enfatizó que casos como este no se volverán a repetir y desde ahora los controles serán más estrictos en los horarios que se prohíbe la presencia de personas naturales en las calles. También pidió al comandante de la Zona 5 especial, dar seguimiento al caso hasta que se obtenga la sentencia.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s