Desesperación en familiares por enterrar a sus muertos

En los exteriores de los camposantos de Guayaquil las filas son largas . El dolor por la muerte de sus seres queridos hace que los deudos ‘olviden’ la distancia mínima, de dos metros, que deben mantener para evitar un posible contagio del virus que ha infectados a 4.965 personas en el Ecuador.

En el cementerio Ángel María Canals, ubicado en las calles 38 y la F, en el suroeste de Guayaquil la cola superaba las 50 personas. Todos ‘equipados’ casi de mascarillas artesanales, la única ‘arma’ con se protegían de la enfermedad.

Manuel Quiróz y sus vecinas Mary y Priscila Alvarado compartían el mismo dolor y angustia. Ellos buscaban un espacio donde poder sepultar a sus seres queridos, fallecidos el pasado lunes.

Quiróz contó que su abuelo, Ulises Quiróz Reyes, falleció el lunes de un infarto. “Me estoy acogiendo a la ayuda que ofreció el Municipio de Guayaquil para poder sepultarlo. He venido por cuatro días buscando un espacio en el cementerio, pero aún no obtengo respuesta”, manifestó con desesperación Manuel.PreviousReplayNextMuteLoaded: 100.00%Remaining Time -0:00Picture-in-PictureFullscreen

La misma aflicción la padecen Mary y su hermana Priscila. Su progenitora Maura Magallanes murió el mismo día que su vecino (Ulises) y ayer junto a Manuel eran parte de la larga fila de ciudadanos que buscaban un espacio para enterrar a sus seres queridos.

Mercedes Intriago y Gina Alvarado buscan mitigar el desconsuelo por la muerte de sus familiares, dándole cristiana sepultura y para ello encontraron una ‘solución’: desenterrar a sus allegados fallecidos años atrás y colocar allí los cuerpos de sus parientes muertos el pasado martes.

“Somos de Durán, mi madre murió hace 3 días y vamos a desenterrar a mi padre para colocar en la misma bóveda el cadáver de mi mamá, es lo único que podemos hacer en medio de esta emergencia”, manifestó Gina.

Por su parte Mercedes, quien habita en la 23 y la J (suroeste) indicó que como no pudieron encontrar un lugar para sepultar a su cuñado, decidieron inhumar a un hermano para colocar en la misma cúpula los restos de Roberto Vargas Gavilanes.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s