Coronavirus: Quito se prepara para el peor de los escenarios

Si las prevenciones aplicadas en la capital no contienen el avance del COVID-19, las autoridades se preparan para el peor escenario. Y ya tienen listo un plan de contingencia ante un posible desborde de víctimas mortales. Situación hipotética que pudiera no presentarse.

Pero es mejor prepararse para cualquier eventualidad. El trabajo no empezó ayer. Sí iniciaron las pruebas de cinco contenedores que podrían albergar de hasta 50 cadáveres cada uno, con un costo de 118.000 dólares. Para ellos se mandó a construir canastillas para disponer los cuerpos.

Es que Quito ha seguido de cerca lo ocurrido en Guayaquil, la capital de la provincia de Guayas, en donde se registra el número más alto de casos confirmados de la pandemia y en donde se registró una complicación en la recolección y manejo de cadáveres.

Para prevenir una situación similar en la capital está casi listo el protocolo para el procedimiento de manejo de cadáveres en el Distrito Metropolitano y zonas anexas.

Se han hecho coordinaciones con los entes encargados de su levantamiento, en procedimientos normales. Esas instancias son Registro Civil, INEC, ECU-911, Criminalística Dinased. Adicionalmente existen vehículos pequeños para la recolección de cuerpos en la capital para los casos de las personas que fallecen fuera de un hospital, explica Hernán Alvarado, gerente de la Empresa Municipal de Gestión Integral de Residuos Sólidos.

“Estamos preparándonos. Ahorita estamos haciendo coordinaciones con los responsables de recoger los cadáveres dentro de los hospitales y estamos preparándonos para recogerlos, en caso que se llegue a un desborde de fallecimientos”, indica.

La preparación no se dio al azar. Fue sobre la base de estadísticas de muertes que se producen en la capital por distintas circunstancias. El Municipio no tomará procedimiento sobre esos decesos. Lo hará en el caso de fallecidos por COVID-19 o por sospecha.

El funcionario reconoce que el virus vino para quedarse y “lo que queremos es que no se colapse el sistema de Salud y el sistema de servicios exequiales”. Por eso opina que la salida de la cuarentena debe ser progresiva para poder controlar el nivel de contagio.

Comenta que Quito tiene espacio para alojar 17.000 cadáveres en inhumación y cerca de 9.000 pueden ser cremados y dispuestos en un columbario. Hay también gratuidad de espacios para personas de escasos recursos y cuando ellas terminen hay que prever el presupuesto que se destinará para un caso de desborde.

Se adelantó un convenio con las instancias que manejan servicios exequiales en la capital y convenios específicos para disponer de los cadáveres. Hay un mapeo de las plazas y espacios disponibles. Se alistan también protocolos para determinar los insumos necesarios para el manejo e identificación de los cuerpos.

Ya hubo un ensayo. Una primera actuación se dio con tres personas de escasos recursos que no eran afiliadas a ningún sistema. Fallecieron por posible COVID-19 y fueron cremadas.

Pero no solo piensan en los muertos. En el antiguo aeropuerto se implementa el hospital Quito Solidario para que quienes den positivo al virus hagan su cuarentena, se mantenga el cerco y evitar contagios. La Alcaldía se hará cargo de los servicios. Se incorporarán dos incineradores para la basura hospitalaria con un costo de 50.000 dólares cada uno. Hay camas, equipos y salas de cuidados intensivos. A finales de este mes estará habilitado.

Fuente: Diario Expreso, 1er Impacto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s