Retorno paulatino a las actividades productivas será desde el 4 de mayo

Los 10.977 resultados positivos de coronavirus procesados en los últimos días se sumaron a las cifras de casos confirmados oficializadas hasta ayer 23 de abril. El nuevo total de contagios es uno que anticipó el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos en su intervención del enlace digital sobre la emergencia sanitaria del jueves 23 de abril, 22.719.

En el balance de hoy, viernes 24 de abril, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, reiteró que el aumento en el índice de casos correspondía a la entrega de las pruebas rezagadas, pero añadió que estos datos no significaban que había “un aumento en el brote de Covid-19”.

El número de casos descartados también subió a 23.138. Hay 576 fallecidos.

Pero más allá de las cifras, la ministra de Gobierno habló sobre la importancia de “la próxima etapa”, el retorno paulatino a las actividades productivas a nivel nacional, cuya primera etapa iniciará el lunes 4 de mayo.

“Ya estamos listos para la transición. Ya pasó el pico en la mayor parte de las provincias (…) Aun así volveremos a una nueva normalidad, una normalidad donde es importante el distanciamiento, el distanciamiento en los comercios, en los trabajos”, expresó.

Romo indicó que la próxima semana, el Comité de Operaciones de Emergencia trabajará en temas como la movilidad “para que no haya horas pico”, y en la concurrencia a los comercios. Como ejemplo puso la labor realizada en el mercado de mayoristas en Ambato donde se alista la reapertura del 50% de la actividad comercial. Será una semana de planificación y socialización”.

El primer sector en retomar sus labores a través de un plan piloto será el sector de la construcción. Romo también mencionó una propuesta desde el ministerio de Deporte, para reinstaurar las actividades aire libre. Aun así, esta reiteró la importancia de “no mostrar un exceso de confianza”, que puede llevar a un rebrote de los contagios.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Ministerio de Educación tiene parilla de productos para estudiantes pero no un canal para transmitirla

La ministra de Educación, Monserrate Creamer, indicó que aunque actualmente se transmiten los programas de EducaTV, dicha carteara de Estado no tiene un canal como tal para pasar una parrilla de productos que tiene y que pueden ser de gran utilidad para los estudiantes en esta época de confinamiento a causa de la pandemia.

Señaló que México y Chile que tienen experiencia en teleducación han puesto a disposición del Ecuador todos sus productos: “Estamos buscando alianzas”. En ese contexto también indicó que la cartera de Estado está en diálogos para usar un canal y emitir dichos contenidos que serán un soporte para quienes reciben educación desde casa.

Reconoció que no todos los estudiantes tienen acceso a una computadora por lo que no se puede hablar de clases virtuales: “No estamos en el mismo barco, estamos en el mismo mar y tenemos que llegar a puerto”.

Por tanto, detalló, que el curriculum debe ser aplicado en la cotidianidad de las familias y no como en las aulas: “Con una temática por semana, un objetivo por semana, a partir de eso se manda algo que pueda hacer en la casa”.

La funcionaria puntualizó que la necesidad de cambiar el método de enseñar y aprender: “Las actividades escolares deben integrarse a la vida cotidiana y ayudar a la mamá. Por ejemplo mientras prepara el almuerzo, fíjate qué medidas de aseo tiene, como se usa el agua y desde ahí aplicar sociales, biología y matemáticas”.

Fuente: Pichincha Universal, 1er Impacto

La tomadura de pelo sobre las investigaciones de la fallida compra de mascarillas con sobreprecio

Sistemáticamente las autoridades desactivaron el escándalo por la fallida adquisición de mascarillas N95, con sobreprecio, para el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, durante la emergencia sanitaria por el Covid-19.

Como parte de una estrategia mediática, diversos actores del poder reaccionaron simultáneamente para anunciar sendas investigaciones y, así, apaciguar los ánimos de una ciudadanía indignada por el mal uso de recursos públicos.

El IESS pretendió adquirir insumos médicos por más de USD 10 millones, entre los que se incluían mascarillas N95 a un precio de USD 12 cada una, cuando otros proveedores ofertaban el mismo producto a USD 3,90.

Se escogió a la empresa Almantop S.A., dedicada al servicio de bebidas y restaurantes, y con un capital de apenas USD 800.

La Fiscalía General allanó las instalaciones de esa compañía, en Guayaquil, y descubrió que era de papel. En el local funcionaba otra empresa distinta.

El pasado 5 de abril, la Fiscalía anunció que “ha recabado suficientes elementos para formular cargos por presunto delito de peculado”. Pero al mismo tiempo, informó que la etapa correspondiente se retomará cuando las unidades judiciales reinicien la atención.

Contradictoriamente, la Fiscalía llamó a declarar a los dirigentes indígenas Jaime Vargas y Leonidas Iza, los próximos 29 y 30 de abril, dentro de una investigación previa por terrorismo, por una denuncia del exvicepresidente Alberto Dahik, por el paro de octubre.

De igual manera se han realizado otras diligencias judiciales, en plena pandemia, como la audiencia en la que se dictó sentencia en el denominado caso sobornos.

Por su parte, la Contraloría emitió un informe con indicios de responsabilidad penal, en el que afirmó que estarían vinculados el exdirector General del IESS, Miguel Ángel Loja; la exdirectora Nacional de Servicios Corporativos, María Cecilia Arteaga; y la exsubdirectora Nacional de Contratación Pública, Carolina Cepeda.

No obstante, no se ha visto al contralor subrogante, Pablo Celi, emitir pronunciamientos para exigir que actúen las instancias competentes, como lo ha hecho públicamente en otros casos, ante los medios de comunicación.

El abogado y analista, Napoleón Santamaría, opina que la sociedad debe estar atenta para que luego de la emergencia se activen con “todas las fuerzas los procesos administrativos y penales para sancionar a los sinvergüenzas que quisieron aprovecharse de la tragedia de los ecuatorianos para enriquecerse”.

El presidente del Consejo Directivo del IESS, Paúl Granda, quien renunció de manera irrevocable el 22 de abril, solicitó el pasado 30 de marzo la remoción de los funcionarios que participaron en el proceso de contratación.

Sin embargo, la Subdirectora de Contratación Pública continúa en la institución y solo habría sido reubicada, según fuentes internas del Seguro Social. Hasta el 23 de abril no constaba su declaración juramentada patrimonial, de fin de gestión, en la plataforma web de Contraloría.

Anteriormente, el 09 de abril, Granda ya había puesto su cargo a disposición del presidente Lenín Moreno, pero no fue aceptado por el Mandatario, quien por el contrario felicitó su gestión frente a la crisis sanitaria.

El Defensor del Pueblo, la Comisión Nacional Anticorrupción, El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, asambleístas, las cámaras de la producción y otros sectores solicitaron la remoción de Granda, pero el presidente nunca se pronunció.

El exdirector General del IESS, Ángel Loja, quien suscribió el contrato para la fallida compra de mascarillas, y luego fue removido del cargo, ha sido el brazo derecho de Granda desde hace algunos años.

Fue asesor y viceministro de Gestión del Transporte, cuando Granda se desempeñó como ministro de Transporte y Obras Públicas, entre los años 2017 y 2018.

Ahora que Granda ya no está en el IESS, Napoleón Santamaría, opina que sería inadmisible que el presidente le designe en otro cargo público. “No vamos a tolerar que sean premiados con un nuevo cargo público”, señala.

Cuando se desató el escándalo por las mascarillas, el presidente Moreno expresó en su cuenta de Twitter: “Bien Paúl Granda por haber detenido la compra fraudulenta en el IESS, ahora a sancionar a los culpables. Gracias a quienes hicieron la denuncia. Por favor sigamos ayudando. Nadie puede sacar provecho de estos momentos difíciles. Seremos implacables con la corrupción”.

Después de un mes de la denuncia, y pese a las pruebas encontradas, no existen responsables, ni mucho menos sanciones. Y, lo que es peor, ya nadie habla sobre el caso de las mascarillas.

Fuente: Pichincha Universal, 1er Impacto

¡El coronavirus cobró una víctima mujer en la capital!

La tarde de este viernes 24 de abril del 2020, se publicó un video en la cuenta del Municipio de Quito donde se muestra el drama de una mujer contagiada con covid-19, quien perdió a su hermana mayor y tiene a 11 familiares infectados.

Carmen (nombre protegido), contó desde el cuarto de un hospital que su pariente falleció el miércoles de la semana pasada con coronavirus y que nunca presentó síntomas graves. “Empezó con una tos y el martes se puso mal”, relató.

Además, dijo que su hermana era la única que salía de la casa y se exponía en la calle. Ella se arrepiente porque reconoció que no tomaron las precauciones necesarias para prevenir el contagio. “Era mejor que todos nos quedemos en aislamiento” concluyó.

Ahora, Carmen y sus familiares que están infectados con covid-19 se recuperan en una casa de salud de la capital. La joven es madre de dos pequeñas, quienes también la acompañan en su reposo. Ella envió un mensaje a la ciudadanía para que cumplan las normas sanitarias y se queden en sus casas. “Cuiden a su familia para que no pasen por estos momentos difíciles que estamos pasando”, recomendó.

Las autoridades recordaron a la población que deben usar mascarilla y que mantengan una distancia de dos metros como mínimo para evitar la propagación del virus en la capital.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

La comunidad LGBTI del Ecuador demanda a Lenin Moreno se garanticen sus derechos humanos en el marco emergente Covid-19

La Asociación Silueta X, la Plataforma Nacional Revolución Trans, El Observatorio GLBTI del Ecuador, la Asociación Transmasculinos Ecuador, la Asociación Bolivarianos Diversos, la Asociación “Es Mi Familia” entre otros colectivos que conforman la Federación Ecuatoriana de organizaciones LGBTI, se sienten preocupados ante la emergencia mundial del Covid-19.

Hasta el 23 de abril se han registrado 22 160 casos confirmados con el Covid-19 según el Ministerio de Salud. La mayor cantidad de infectados son de Guayaquil, y se han registrado cientos de muertes a consecuencia del virus. Sin embargo estos datos desconocen la condición de vulnerabilidad a partir de su identidad sexo-genérica distintas a las normadas.

En ese contexto las y los ciudadanos, representantes de las organizaciones sociales de la comunidad, exhortan al Gobierno proteger la vida digna y decente de todas las personas que se encuentren en Ecuador, sin discriminación, sobre todo en razón de la orientación sexual o identidad de género, respetando su condición de seres humanos sujetos de derechos. 

Fuente: Pichincha Universal, 1er Impacto