Muertos hasta en los baños por #Covid19Ec

En un hospital de Guayaquil, en Ecuador, los muertos de la pandemia llegaron a amontonarse hasta en los baños. Algunos fueron amortajados por enfermeros porque “el personal de la morgue no se abastecía”, revela uno de los trabajadores de salud. El hombre, que aceptó hablar telefónicamente con la AFP bajo reserva por temor a ser despedido, comparte la “pesadilla” que vivió dentro del saturado sistema sanitario de Guayaquil, uno de los mayores focos de propagación del nuevo coronavirus en Latinoamérica. Lo que presenció durante lo peor de la crisis, asegura, es “traumático” y le quebró la vida dentro y fuera de su trabajo. Cuando en marzo comenzó la emergencia, recuerda, cada enfermero pasó de atender de 15 a 30 pacientes en un turno de 24 horas. “Llegaba tanta gente que cuando los ibas a canalizar (con suero) se te morían prácticamente en las manos”.

 Entonces “se fueron dando de alta o derivando pacientes (a otros centros) para liberar todas esas camas. Tenemos 65 camas de unidad de cuidados intensivos ocupadas con pacientes de covid. Se sacaron las máquinas de anestesia de los quirófanos para suplirlas con los respiradores”.  “La gente (enferma) está sola, triste, la medicación les produce estragos gastrointestinales, algunos se defecan; se sienten mal y piensan que siempre van a estar así y ven que la persona que está al lado se empieza a ahogar y gritar que necesita oxígeno”.  Las muertes se multiplicaron en un instante, según el enfermero. “El personal de la morgue no se abastecía y lo que nos ha tocado hacer muchas veces a nosotros es amortajar los cuerpos y acumularlos en los baños”.  Sus colegas, agrega, han “tenido que aguantarse las ganas” de usar los retretes ocupados “por cadáveres”.  Solo cuando se apilan “seis o siete, los vienen a retirar”, dice este enfermero de 35 años y tres de servicio en uno de los centros hospitalarios que hacen frente a la pandemia en Ecuador, donde oficialmente hay 22.700 contagiados, incluidos 576 muertos desde el 29 de febrero, la gran mayoría en Guayaquil.  Gremios de profesionales reportan un centenar de médicos y enfermeros muertos a causa de la covid-19 y 147 infectados en la provincia costera de Guayas, cuya capital es Guayaquil. Otras dos fuentes del sistema sanitario público, que también hablaron con la AFP bajo reserva, describieron hechos similares. “En el pasillo de la Emergencia es donde se ubicaba a los cadáveres porque estaba llena la morgue”, manifestó un médico de otro hospital, añadiendo que “había 20 o 25 cuerpos esperando” ser llevados al depósito. – Todo el mundo ha huido – Pero el conteo oficial va un paso detrás de la tragedia. En los primeros 15 días de abril los óbitos se triplicaron con respecto al promedio mensual y alcanzaron los 6.700 en la provincia de Guayas y su capital, Guayaquil.  En esa lista están incluidas las víctimas y casos sospechosos del nuevo coronavirus, así como las de otras enfermedades.   El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha reconocido que los “registros se quedan cortos”. Una sensación que se refuerza con lo descrito por el enfermero.  Según cuenta, después de que se repletaran las morgues, ingresaron al hospital contenedores refrigerados para depositar los cuerpos, algunos de los cuales estuvieron hasta diez días “envueltos en fundas que son como una maleta negra de viaje”. Algunos familiares “rompen la funda (…), entonces los fluidos salen. Esto es un desastre sanitario”, comenta.  En medio de la emergencia, “todo el mundo ha huido. El personal administrativo se ha puesto a buen recaudo. Los sicólogos que deberían estar trabajando han huido (…), los 32 odontólogos que deberían estar ayudando (…) a hacer los registros”.  El enfermero apenas siente el consuelo de haber visto descender el número de muertos la semana pasada. Pero los tormentos lo acompañan en su regreso a casa. “En lo que más piensa uno es en enfermarse y el cargo de conciencia de que (…) también haya podido enfermar a pacientes”. – Sin consuelo –  Cuando vuelve al hogar, después de 24 horas de servicio, con dolor en los pies, intenta descansar pero entonces lo despierta bruscamente la “pesadilla”: corre hasta caer y “abrir la puerta del baño con la cantidad de cadáveres”, “no te puedes volver a dormir”, reconoce. Su vida familiar también se trastocó. Ya no puede compartir con sus padres y hermano y ahora sigue un estricto autoaislamiento que empieza con el ritual de desinfectar el auto y sus zapatos. Le sigue una ducha en el patio de la vivienda y el lavado de ropa en agua caliente. “Como en una mesa plástica aparte de todos. De mi habitación salgo con mascarilla, no puedo abrazar a nadie, ni a las mascotas”. Cada tanto piensa en la huella que le está dejando la pandemia. Te “marca el hecho de no poder colaborar más allá de poner una cánula sabiendo que (el paciente) necesita un ventilador y no tienes otra opción” cuando se trata de ancianos con diabetes o hipertensión. “Te dicen: bueno, póngale el oxígeno y el suerito lento y déjelo ahí. ¿Y si fuera mi mamá? ¿Y si fuera mi papá? Eso te mata, te mata sicológicamente”.

Fuente: Ecuavisa, 1er Impacto

Usuarios en redes critican a Lenín Moreno tras delegación a alcaldes para levantar el aislamiento

El presidente del Ecuador Lenín Moreno señaló este domingo 26 de abril que los alcaldes serán quienes autoricen el cambio de medidas respecto a la emergencia sanitaria por el coronavirus.

En ese caso la alcaldesa de Ibarra, Andrea Scacco señaló vía Twitter que no permitirá que en su cantón el contagio sea comunitario.

“¡La vida es primero! Lo económico se recupera y no permitiremos que en nuestro cantón el contagio sea comunitario y que existan más muertes.  Analizaremos técnicamente el cambio de semáforo, por lo pronto puedo anticipar que será rojo”.

Por su parte, usuarios en Twitter, mostraron su malestar ante el primer mandatario y adjudicaron que lo mencionado por Moreno es similar a lo realizado por Poncio Pilato: ‘lavarse las manos’.

“Cual Poncio Pilatos el Gobierno de Lenin Moreno Garcés ‘se lavó las manos’ y transfirió la responsabilidad política con respecto a la decisión de pasar o no a la fase de distanciamiento social a los Alcaldes de cada cantón”, tuiteó Felipe D.

“Moreno delega a los alcaldes la decisión de levantar o no la medida de aislamiento pero debería delegarles todo el control para manejar el aislamiento en cada ciudad y seguramente los resultados serán mejores que los actuales. Si a la vida”, comentó Ricardo V.

“Moreno en Cadena Nacional hace nuevamente el ridículo. No entiendo para que tenemos la figura de ‘presidente’ si quien va a gobernar son otros. Moreno debe asumir su responsabilidad y no echarle a los alcaldes. Qué pudimos haber hecho para merecer un Gobierno tan mediocre”, señaló Mateo F.

“Resumen de la cadena nacional: Lenín Moreno pasa la pelota a los alcaldes. Perfecto. Entonces paguen IVA y asignaciones retenidas desde febrero. Es impensable que les carguen el peso de la emergencia, pero el Gobierno Central siga quedándose con la plata de ciudades y provincias”, enfatizó vía Twitter el usuario Héctor Y.

Respecto a la semaforización, se tomarán en cuenta la curva de contagio de cada cantón, la capacidad de realizar pruebas o la colaboración de la población, explicó el primer mandatario.

Además, Moreno fue enfático en señalar que si existe desobediencia y colapso en los servicios hospitalarios, medidas más rigurosas se van aplicar. Se prevé que la fase de distanciamiento social empiece el 04 de mayo.

Fuente: Metro Ecuador, 1er Impacto

El Gobierno “se lava las manos” pasándole la responsabilidad a los municipios, dice Cynthia Viteri

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, recorrió el Centro de Convenciones de Guayaquil este 27 de abril, lugar que ha sido adecuado como un centro hospitalario para recibir a contagiados de Covid-19 en en esta ciudad.

Durante el recorrido, aprovechó para realizar algunas declaraciones, sobre todo, relacionadas a la decisión del Gobierno sobre el distanciamiento social, que iniciará el próximo 4 de mayo.

“Aquí estamos jugando con la vida de miles de personas que pueden morir por una mala decisión, que debe de tomar el Gobierno Central, pero al lavarse las manos de esa forma (pasar decisión a los Municipios), vamos a analizar con el COE Cantonal, con la mesa técnica de médicos, Cámaras de Producción, Comercio, Riesgos, Seguridad. ¿cómo vamos a empezar?”, dijo Viteri.

La máxima autoridad cantonal anunció que las unidades de salud realizarán esta semana 10 mil pruebas rápidas, para tener una muestra de la realidad de los contagios.

“No hay cifras oficiales y datos georeferenciales de la procedencia de casos de los contagiados y recuperados del virus”, mencionó Viteri.

USD 16’000 000 reclama Guayaquil al Gobierno

La Alcaldesa reiteró que el Gobierno debe entregar al Municipio de Guayaquil el pago del impuesto a la renta,  USD 16 millones de dólares.

“Quieren que nosotros nos hagamos cargo al final, cuando ellos han hecho, todo lo que han hecho hasta ahora. Exigimos que nos den todo lo necesario para hacerlo…Guayaquil no está preparado para la semaforización, es lo que advertí desde el inicio”, precisó Viteri.

Advirtió que la cifra de contagiados no llega a su pico aún en Guayaquil, por ello, motivó a las familias guayaquileñas a no salir de casa y a mantener las normas de seguridad.

“El COVID-19 vino para quedarse, tendremos que cambiar nuestras costumbres, cambiar nuestra forma de trabajar y nuestra forma relacionarnos con los demás, eso hará Guayaquil”, concluyó la alcaldesa de Guayaquil.

Fuente: Metro Ecuador, 1er Impacto

Baja compra de ataúdes en Guayaquil

“Hasta la quincena del mes de abril tuvimos una sobre demanda de pedidos de ataúdes en Guayaquil, principalmente de las zonas del suroeste. Registrábamos entre 100 a 150 llamadas al día aunque apenas podíamos solventar entre 20 y 25 ataúdes diarios”, dice Rosana Zambrano, de Funeraria Hnos. Zambrano.

No obstante, según cuenta Zambrano, desde el 20 de abril ha ido bajando el pedidos de ataúdes.

“Sí, han bajado en un 40% los pedidos, al menos, ya no sentimos esa presión por conseguir las cajas funerales”, dice.

Una situación similar está viviendo el diseñador Josep Guillén, quien -por la emegercia en Guayaquil-, fabrica ataúdes y los vende en USD 15 a familias de escasos recursos-, Guillén se comunicó con este Diario para comentar que tiene al menos 15 ataúdes para donar, sin embargo, también confirma que pese a recibir muchas llamadas, en los últimos días se ha reducido el número de personas que acude hasta su casa a retirar las cajas.

“La semana pasada tuve menos llamadas en comparación a marzo, donde todos los días tenía pedidos de ataúdes”, confirma Guillén.

La falta de cifras oficiales está detrás de la tragedia en Guayas

Cifras oficiales de las muertes en Guayas por Covid-19 difieren con las registradas por el Registro Civil.

La falta de cifras oficiales está detrás de la tragedia, y la búsqueda de cadáveres en Guayaquil sigue confirmando el colapso de los servicios de salud pública y el sistema funeraro de esta ciudad, donde -según datos del Registro Civil del Ecuador- se registraron 6703 muertes  en lo que abril aunque en el último reporte del Comité de Emergencia (COE) del Ecuador, a fecha del 27 de abril 2020, Guayas regitra solo 276 fallecidos confirmados por Covid-19.

Fuente: Metro Ecuador, 1er Impacto

Diane Rodríguez denuncia abandono del Gobierno para grupos LGBTI

Diane Rodríguez, directora de la Asociación Silueta X y presidenta de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI, denunció un abandono por parte del Gobierno Nacional a ese sector de la población pues no han tenido acceso a pruebas PCR o rápidas para detectar coronavirus y además nadie ha salido favorecido con el bono o canastas solidarias.

“Somos grupo expuestos a la discriminación, violencia y asesinato, en el año anterior ascendieron a 16 asesinatos en contra de la población LGBTI, 12 de ellos dirigidos a mujeres trans. El Gobierno no ha dado respuesta a aquello”.

Recalcó que no buscan una atención especial sino que solicitan atención respecto a la emergencia sanitaria. Ejemplificó con su propio caso, pues dijo sospechar que tiene COVID19, pero que no acudido a ningún hospital por temor: “Porque se ven muertos en los hospitales y calles, que medios de comunicación lo ocultan. No hay pruebas rápidas que puedan confirmar que las personas de la diversidad tienen o no el virus y me canse de llamar al 171 porque no contestan, pase 4 días llamando, nunca respondieron”.

Rodríguez informó que se está levantando información a escala nacional para conocer otros casos que estén pasando por lo mismo: “Hemos lanzado un lanzar un formulario en redes sociales que fue llenado en Pichincha y en Guayas que son más afectadas. En Pichincha el 39% dijo que creían tener Covid, pero lamentablemente no podemos contrarrestar porque no tenemos pruebas que lo puedan confirmar”.

Dijo esperar que el Gobierno Nacional pueda solventar esta situación y que revise los sectores vulnerables de la diversidad que no tienen acceso a alimentos, en ese contexto indicó que la Prefectura de Pichincha ha sido el único ente que ha entregado canastas, sin embargo puntualizó que hace falta hacer más por este sector.

Fuente: Pichincha Universal, 1er Impacto