¡Mató a su padre en plena videoconferencia por Zoom!

La aplicación Zoom, que se popularizó durante el confinamiento por el coronavirus, probablemente registró por primera vez un asesinato: un hombre de los suburbios de Nueva York mató a su padre mientras este participaba en una reunión virtual con unas 20 personas.

Era el mediodía del 21 de mayo, en Amityville, cuando Thomas Scully-Powers, de 32 años, entró a la habitación donde su padre estaba frente a la pantalla y cometió el crimen, informaron fuentes judiciales.

Primero lo golpeó antes de ir a buscar cuchillos con los que lo hirió en el pecho, la espalda y el cuello “casi decapitándolo”, según el informe del fiscal citado en la autopsia. Cuando regresó armado con cuchillos, los participantes de la reunión llamaron al número de emergencias, indicó la policía en un comunicado. “Este es un caso impactante y perturbador”, dijo el fiscal local Timothy Sini, citado en un comunicado.

Cuando la policía llegó al lugar, el hijo, que vivía con su padre de 72 años, huyó saltando por la ventana del primer piso, según el fiscal. Tomó refrescos en una tienda de comestibles para tratar de limpiar la sangre de su cuerpo, pero la policía lo atrapó a las pocas cuadras.

Este 22 de mayo, el sospechoso fue inculpado de asesinato y encarcelado a la espera de una nueva audiencia fijada para el 26 de mayo. “Según su propia confesión, el sospechoso apuñaló brutalmente a su padre repetidamente, hasta que estuvo seguro de que estaba muerto. La investigación sobre este horrible crimen continúa”, dijo la autoridad.

El fiscal no especificó cual podría ser el móvil del crimen, pero según Thomas Scully-Powers su padre empezó la pelea tratando de lastimarse la muñeca. El sospechoso tenía antecedentes penales y arriesga 25 años de prisión.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

¿Qué le piden los gremios médicos al Alcalde de Quito?

“Debemos reconocer el impacto económico producido por la cuarentena, pero no se puede transformar en presión desesperada sobre los mandatarios locales y nacionales para que efectúen una transición a medidas menos estrictas. No permita que el 26 de mayo se abra Quito para ejecutar los planes pilotos, privilegie la vida de los quiteños, ya tendremos tiempo y manos vivas para ‘reactivar la economía’, no permita que los hospitales, las unidades de cuidados intensivos y las funerarias se desborden”. Eso le dicen más de cien médicos, investigadores, salubristas, epidemiólogos y docentes de Quito; también sociedades científicas y asociaciones gremiales como la Federación Médica Ecuatoriana, el Colegio Médico de Pichincha, la Fundación de Enfermedades Raras del Ecuador. Con la fecha de hoy, viernes 22 de mayo del 2020, estos profesionales de la salud le envían una carta al alcalde de Quito, Jorge Yunda. Le dicen, además, que “hoy todavía el resultado de la evaluación riesgo/beneficio está a favor de la vida, recuerde que los dólares por muchos que sean, no serán suficientes para olvidar a los muertos, no permita que tengamos estadísticas lamentables. Mucho tiempo hemos pasado en cuarentena, no podemos desmayar, ni echar al cesto de basura todo lo caminado, perdiendo los esfuerzos y los sacrificios hechos hasta ahora”. El alcalde Yunda, semanas atrás, dijo que el 26 de mayo (próximo martes) será un día crucial para Quito porque se cumplirán 70 días del primer contagio en la ciudad. Y según estudios internacionales, que siguen los epidemiólogos que orientan al cabildo, en ese día se podría observar cómo está el crecimiento de contagios y fallecimientos, a causa de covid-19. Él ha dicho que ese día decidirán si es factible pasar al semáforo amarillo para aumentar la actividad comercial, como ha sucedido ya con ciudades como Guayaquil. En la carta, le dicen: “Por el contrario, cambiemos los ‘compromisos entre Municipio, Gobierno y empresarios’ por la corresponsabilidad con la ciudadanía impulsada por usted, estimulemos la educación de la comunidad, hagamos que las medidas de higiene y protección se conviertan en parte fundamental de nuestros hábitos diarios, mejoremos la calidad de información, hagamos que lo que tenemos que informar sea relevante, veraz, que se presente en el momento oportuno y en el formato adecuado. Exija señor Alcalde que se considere a la pandemia como un problema técnico, que debe ser resuelto en ese mismo escenario, por la técnica, la ciencia y la evidencia. La Constitución de la República garantiza la salud como un derecho, y debe ser ejecutada por todos: mandatarios y mandantes; cumpla y haga cumplir cada una de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para levantar pausada y paulatinamente las restricciones hasta hoy vigentes, solicite las evidencias de que la transmisión del virus está controlada; que se incrementen las capacidades del Sistema Nacional de Salud para diagnosticar y manejar los casos y rastrear sus contactos; que se minimicen los riesgos de brote en centros de salud y hogares de ancianos”. En su carta, estos médicos, rectores universitarios y dirigentes de colegios y asociaciones médicas de Pichincha, piden más explicaciones sobre declaraciones del ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, quien dijo: “…Si yo fuera alcalde ya hubiera abierto Quito, la gente ya salió, ya se contaminó…”. Esto porque afirmó que el 22 % de la población de la capital ya estaba contaminada. “Sin embargo, no dio detalles del estudio epidemiológico realizado hace tres semanas. Al respecto, todos los quiteños y más que nada, las universidades desean conocer, cuál fue el objetivo del estudio, cuál la población del estudio, cuál fue la muestra, cómo se calculó, cómo se seleccionó a la población, qué pruebas se realizaron, qué valores predictivos tuvieron dichas pruebas, en qué laboratorio”. Los médicos le dicen al alcalde Jorge Yunda que si según el ministro Zevallos, “hace tres semanas, el 22 % de la población estaba infectada, y bajo el supuesto de que la población estudiada eran los quiteños, resulta que en números absolutos 1 038 738 de personas estarían actualmente infectadas, este número es elevadísimo, porque si consideramos que el 15 % de infectados requieren hospitalización, entonces el sistema hospitalario estaría desbordado, las UCI estarían también colapsadas, y la mortalidad global (1 %) sería de 10 387 quiteños. Lo que en cambio sí está claro, es que el número de muertes por covid-19, en Pichincha, se duplicó en los últimos siete días”. Los firmantes de la carta, entre ellos epidemiólogos, señalan: “suponemos, que el señor Ministro de Salud, quería decir que muchos son los contaminados y con este dato argumentar a favor de la hipotética y no evidenciada ‘inmunidad de rebaño’, concepto manejado por nuestros ‘nuevos expertos’ para motivar a todos a volver al trabajo y mover la economía. ¡Cuidado! decenas de miles podrían morir, si se intenta alcanzar la ‘inmunidad de rebaño’ practicando el contagio social sin vacunas, es decir intentando volver a realidades pasadas y a libertades extremas”. Hasta este 22 de mayo del 2020 hay 35 828 casos confirmados de covid-19, 44 279 descartados, de un total de 104 330 pruebas realizadas. En Pichincha y mayoritariamente en Quito, hay 3 201 personas contagiadas (el 11,9% del total).

Fuente: El Comercio, 1er Impacto

2da ola de muertes empieza en Guayaquil con Semáforo Amarillo impuesto por Viteri

Se reportan personas tiradas en la calzada en la Ciudad de #Guayaquil sector de la BAHÍA presuntamente a causa de COVID-19.

Fuente: Ecuador al instante, 1er Impacto

OMS: Sudamérica es “un nuevo epicentro” de la pandemia

América del Sur “se está convirtiendo de cierto modo en el nuevo epicentro” de la pandemia de coronavirus, dijo este viernes el director del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan. “Vemos muchos países sudamericanos que tienen una cantidad de casos en aumento y hay gran preocupación en estos países, pero el más afectado es Brasil”, dijo el alto responsable de la lucha internacional contra la COVID-19 en una rueda de prensa virtual. Brasil tiene más de 310.000 casos confirmados de coronavirus y ha superado las 20.000 muertes. De acuerdo a las estadísticas oficiales que maneja la OMS, los casos en el continente americano totalizan 2,22 millones, de los cuales 1,53 millones corresponden a Estados Unidos y 80.500 a Canadá.

 Después de Brasil, el país con más personas infectadas en Sudamérica es Perú, que con 104.000 casos (según las cifras consolidadas de la OMS, que las autoridades nacionales elevan a 108.000) es la duodécima nación más afectada del mundo. En relación a Brasil, país en el que centró sus comentarios, Ryan sostuvo que la OMS no respalda la decisión del Gobierno brasileño de utilizar la cloroquina y la hidroxicloroquina para el tratamiento de la COVID-19 debido a que no hay pruebas científicas que establezcan que es un medicamento seguro y eficaz contra esta enfermedad. “Las evidencias clínicas no respaldan el uso de este medicamento y no se recomienda al menos hasta que no se tengan los resultados claros de los ensayos clínicos”, comentó. Agregó que las investigaciones de la oficina regional de la OMS para América, conocida como Organización Panamericana de la Salud (OPS), tampoco han llegado a conclusiones que permitan recomendarla. El Ministerio de Salud de Brasil publicó este miércoles, por indicación del presidente Jair Bolsonaro, un protocolo para el tratamiento de pacientes con coronavirus, que ampara el uso de la cloroquina y de la hidroxicloroquina en casos leves. La cloroquina es un medicamento ampliamente conocido como antipalúdico y para tratar enfermedades reumáticas, y la hidroxicloroquina es su derivado (tienen los mismos componentes), pero se considera que es mejor tolerado. Ambos forman parte del grupo de fármacos que se están investigando en numerosos países como posibles curas para la COVID-19. 

Fuente: Ecuavisa, 1er Impacto

Sacerdote fue sentenciado a seis años por abuso sexual en Quito

A pesar de que Fiscalía investigó, procesó y acusó como autor directo del delito de violación al párroco de la iglesia de Guápulo, el Tribunal de Garantías Penales de Pichincha lo sentenció a la pena agravada de seis años y ocho meses de privación de libertad por el delito de abuso sexual a una adolescente de catorce años.

La Fiscal especializada en investigar delitos de violencia de género, Ximena Mora Heredia, anunció que apelará el fallo judicial. También acotó que el voto salvado le impuso una pena de veintinueve años y cuatro meses por el delito de violación.

En ambas votaciones se tomaron en cuenta la circunstancia agravante para elevar la pena: que el agresor ejerció una relación de poder sobre la víctima, por ser ministro de culto.

La Fiscalía informó que la audiencia de juzgamiento se reinstaló este 21 de mayo en el Complejo Judicial Norte. Con todas las medidas de bioseguridad, laspartes procesales intervinieron en esta diligencia utilizando medios telemáticos. En el transcurso de todo el juzgamiento, Fiscalía presentó cerca de 17 testimonios de testigos y peritos, que apuntaron a que el procesado, de cincuenta años de edad, cometió violación.

El sacerdote era coordinador de la catequesis en Guápulo y le ofreció a la adolescente el puesto de ayudante, por lo que ella acudió durante varios sábados al despacho del párroco para colaborar en las labores.

Sin embargo, en una de esas ocasiones, la sentó en sus piernas, tocó sus partes íntimas e introdujo sus dedos y la obligó a besarlo. Eso reveló la víctima en su testimonio anticipado y los hechos fueron validados en el examen psicológico que, además, concluyó que presentaba estrés postraumático.

“El procesado, abusando del poder que tenía por ser párroco de la iglesia, condujo con engaños a la víctima hasta su oficina, donde consumó el delito de violación”, afirmó la Fiscal en su teoría del caso y recordó al Tribunal Penal que este mismo modo de operar aplicó en otro caso, cuya víctima tenía diez años, y por el que el clérigo ya fue sentenciado –en octubre de 2019– a nueve años de privación de libertad como autor de abuso sexual.

Es la segunda sentencia condenatoria en contra del religioso por delitos de carácter sexual. Ambas víctimas, de diez y catorce años (al momento de los hechos), son hermanas.

El 2 de febrero de 2019, la hermana menor, que también asistía a la catequesis, comentó a su hermana mayor que el “gordo barbón” (refiriéndose al sacerdote) tocaba sus partes íntimas y le daba besos en la boca. La adolescente le dijo que a ella –unos días atrás– le había hecho cosas similares.

Entre ambas narraron lo ocurrido a su madre y ese mismo día, ante la conmoción que causaron estos hechos, la comunidad quiso linchar al victimario, pero la Policía lo salvó y aprehendió, para someterlo a la justicia penal.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto