Coronavirus: deudos harán un plantón en Guayaquil por cadáveres desaparecidos

Con todas las medidas de bioseguridad, un grupo de personas que no tienen rastros de los cadáveres de sus familiaresfallecidos durante la pandemia por el nuevo coronavirus, se reunirán, a las 14:00 del miércoles 10 de junio de 2020, en el auditorio de la Defensoría del Pueblo, en Guayaquil, para escuchar la audiencia de la acción de protección que presentaron el 18 de mayo de 2020. Además, realizarán un plantón.

La vicedefensora del Pueblo, Zaida Rovira explicó que apelaron a este recurso para que se declare la vulneración, por parte del Estado ecuatoriano y varias entidades del Ejecutivo, de los derechos constitucionales a la dignidad humana, integridad personal, derechos a recibir servicios públicos de óptima calidad y seguridad jurídica de las familiares que aún no pueden localizar los restos mortales de sus parientes que fallecieron en el contexto de la emergencia sanitaria por la COVID-19 en Guayaquil.

Lo que se busca es una reparación integral, además de que el Estado realice una investigación para dar con el paradero de los cuerpos. “Y, en el caso de que el cadáver conste como sepultado, se efectúe la inhumación y pruebas científicas que aseguren la identificación del cuerpo”, dijo Rovira.

Según la Defensoría del Pueblo y el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos de Guayaquil, hay aproximadamente 54 personas que denuncian el extravío de los cadáveres y falta de diligencia del Ministerio de Salud e Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social en la entrega de información respecto al tratamiento e identificación de los mismos.

Entre ellos, el caso de Alba Maruri Grande. Su familia recibió su supuesto cuerpo, realizó proceso de incineración y estuvo aproximadamente un mes con las cenizas de un cadáver que no pertenecía a Alba. De aquello se enteraron cuando recibieron la visita de personal médico para indicarle que su familiar se encontraba viva en un centro de salud.

“En el presente caso, se produce, de forma evidente y perceptible en los relatos de familias, vulneración a la integridad personal al encontrarse desaparecido el cuerpo de la persona fallecida, imposibilitándose la entrega del mismo a sus familiares o el saber donde se encuentran sus restos para una continuación con el proceso de aceptación de una pérdida o, dentro de lo posible con las restricciones propias de esta pandemia, propiciar una despedida que se adecue a sus costumbres, religiones y libertad de culto”, detalla parte del texto presentado por la Defensoría.

Las entidades también piden la aplicación de medidas de rehabilitación y que se ordene la inmediata atención psicológica a los parientes. Además, solicitan que las entidades ofrezcan disculpas públicas. También, que haya garantías de no repetición.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Arrestaron en Esmeraldas a un sospechoso de haber violado a su hijastra

Era considerado el quinto sospechoso del programa Más Buscados por Violencia de Género, a nivel nacional. Se trata de un sujeto que fue localizado en el sector Bocana de Búa, del cantón Quinindé, provincia de Esmeraldas, casi tres años después de haber cometido el delito de violación.

El operativo se ejecutó este jueves, 4 de junio de 2020. Los investigadores del Bloque de Búsqueda, de la Policía Nacional, allanaron el inmueble en el que el individuo aparentemente residía.

En la acción participaron también un fiscal y comandos del Grupo de Operaciones Especiales (GOE).

De acuerdo a los primeros informes policiales, el aprehendido era requerido por presuntamente agredir sexualmente a su hijastra, de 13 años, durante 8 meses, en Santo Domingo de los Tsáchilas.

El caso salió a la luz luego de que la menor de edad, el 5 de agosto de 2017, avisara a su madre lo ocurrido y luego se comprobara el hecho a través de exámenes forenses, físicos y psicológicos.

El delito de violación es sancionado con privación de libertad, de 19 a 22 años, según el artículo 171 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto