Adolescente de 13 años abortó a punta de golpes

Con apenas 13 años, Lady (nombre protegido) enfrentó la desgracia más dolorosa de su vida. Perdió a la hija que llevaba en su vientre desde hace cinco meses. La emergencia se registró pasadas las 22:50 de ayer 13 de junio, en el recinto La Fragua del cantón Puebloviejo, en la provincia de Los Ríos.

En la mañana de hoy ya le habían extraído el feto a la adolescente de nacionalidad venezolana, que fue ingresada de urgencia al hospital del cantón Urdaneta.

La madre de la menor afirmó que el aborto de su hija no fue espontáneo. Solloza, relató que su yerno, un adolescente de 17 años, supuestamente agredió físicamente a Lady la mañana de ayer, y que en la noche su hija empezó a sentir los estragos de aquel altercado. “Lo único que pido es que pague por el crimen que cometió, matar a su propia hija. Sentí tanto dolor ver el cuerpecito de mi nieta mientras se lo llevaba la policía”, añadió la denunciante.

La señora relató que su hija no duerme de tanto llorar por todo lo ocurrido. Solo el ajuar y otras prendas de bebé le quedaron de recuerdo a Lady ante la ausencia de la que iba a ser su primogénita.

Hace dos años, la muchacha extranjera y su familia llegaron de Venezuela para radicarse en Ecuador. Pero fue en diciembre del año pasado que ella empezó a salir con un adolescente del sector donde habitan.

La relación se formalizó y los dos menores de edad se fueron a residir a la casa de los padres del joven. Ahí habrían empezado las discusiones y posteriormente los golpes que Lady recibía en silencio.

La progenitora indicó que una vez le den el alta hospitalaria a su hija, ya no volverá a vivir en esa casa y se la llevará a su vivienda para darle los cuidados que requiera.RELACIONADAS

La familia analiza presentar la denuncia una vez que concluyan los trámites policiales. “Mi hija me dijo que con él ya no vuelve porque la ha tenido hasta amenazada de muerte”,  manifestó la angustiada mujer.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

Un bus que transportaba a 45 personas se incendió en el norte de Guayaquil

Un bus que cumplía la ruta Durán-Guayaquil se incendió a las 07:40 de este lunes 15 de junio, en la avenida Pedro Menéndez Gilbert y Luis Plaza Dañin , en el norte de Guayaquil.

El conductor del micro, Milton Vargas Romero, explicó a EXTRA que, al percatarse de que del vehículo estaba saliendo humo, abrió las puertas posteriores para que los 45 pasajeros que abordaban el automotor puedan descender sin ser afectados por las llamas.

Vargas también indicó que el fuego se abría originado por un problema en el sistema eléctrico del bus. “Era mi primer día de trabajo con el sistema satelital que le instalaron al vehículo, luego de dos meses de para por el coronavirus,”, explicó el conductor.RELACIONADAS

El fuego que consumió casi la totalidad del vehículo fue apagado por personal del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil.

Agentes de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) también llegaron para controlar el tráfico que se formó en esa transitada vía de la ciudad que conecta a Durán con el Puerto Principal.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Quiso salir del expendio de droga y lo balearon

Después de 25 años de estar supuestamente inmerso en el negocio de la droga, Rafael Zacaría Ruiz León, de 37 años, quiso retirarse. Pero la mafia no lo dejó y por eso le dieron algunos tiros que acabaron con su vida.

Esa es la versión que dieron sus familiares, quienes siempre le aconsejaban que se retire porque iba a terminar en muerte como aparentemente pasó.

El crimen ocurrió al pie de la casa de la víctima, ubicada en el barrio San Jacinto del cantón Balzar de la provincia del Guayas.

El hombre, aproximadamente a las 13:00 del sábado 13 de junio del 2020, estaba en los exteriores de su vivienda cuando sorpresivamente llegaron dos desconocidos en una motocicleta. Uno de ellos realizó varios disparos que se alojaron en el tórax y abdomen del presunto expendedor de estupefacientes.

Mientras los sicarios huían, el herido era auxiliado por sus allegados, quienes lo llevaron al hospital, donde los galenos solo comprobaron su fallecimiento, informó el mayor Henry Mendoza Jácome, jefe encargado de la Policía del Distrito Balzar.RELACIONADAS

“El crimen se dio casi en presencia de mi sobrino de 17 años, que es el hijo mayor de mi hermano. Primero llegó a pie un sujeto, el cual presumimos que era el campanero, y después de 15 minutos llegaron los dos asesinos en la motocicleta y le dispararon a Rafael. Él trabajaba con esa cosa, con la mafia, él vendía y yo siempre le decía: ‘ñaño, no vendas eso, porque esto es duro y vas a tener la muerte’. Él ya quería dejar este ‘trabajo’ y salirse, yo siempre le decía que en la entrada sube, pero la salida cuesta la muerte, él ya quería trabajar en otro negocio ya que tenía años en esta ‘labor’”, relató Carlos Ruiz, hermano del fallecido.

El mayor Mendoza Jácome acotó que los familiares manifestaron que su allegado se habría negado a seguir con el negocio ilícito y que los expendedores le habían reclamado que no podía dejar ese trabajo.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto