Ahorcado en celda de Unidad de Vigilancia Comunitaria

Totalmente sorprendidos fue como se quedaron los familiares de Ángel Sebastián Almeida Barre, de 52 años, al verlo guindado en la celda de privación para personas infractoras de la Unidad de Vigilancia Comunitaria (UVC), en la ciudad de Quevedo de la provincia de Los Ríos.

El occiso permanecía en el lugar desde el domingo 20 de junio, tras ser aprehendido por una supuesta violación a una menor, en la cooperativa 20 de Febrero, perteneciente a la parroquia Venus del Río Quevedo.

A eso de las 18:00 del lunes 21, una de sus hijas se disponía a proporcionarle comida y algunas prendas de vestir, pero se llevó la gran sorpresa de su vida al ver un buzo guindado en la celda y el cuerpo de su papá suspendido del cuello. Del presunto suicidio comunicó a las autoridades y a sus familiares.

Luego de las indagaciones, el cadáver fue trasladado a la morgue de Quevedo hasta donde llegaron los familiares para realizar los trámites correspondientes.

Mientras tanto, Víctor Loor, esposo de una de las hijas del occiso, manifestó que el domingo detuvieron a Ángel porque supuestamente había violado a una menor, pero indicó que los exámenes que se le hicieron a la niña habrían resultado negativos.

“Creemos que a nuestro pariente le dio depresión y además la justicia podría estar en su contra. Por eso tomó la decisión de ahorcarse”, indicó Loor.

Una de sus hijas, quien pidió no identificarse, añadió que toda esta situación inició a raíz de la pandemia cuando el occiso empezó a tener una relación con la mamá de la menor supuestamente violada.

La hija del fallecido destacó que la historia va más allá de lo que se imaginan, ya que la mamá de la menor que supuestamente fue violada es sobrina de la exmujer de Ángel, quien falleció hace dos meses a raíz de que se enteró que mantenían una relación, y que con el pretexto de la pandemia se quedaron en Manabí. Fue allí que todo salió a la luz.

Ahora creen que como Ángel no tuvo para darle que se compre un celular, la supuesta amante, quien sería su sobrina política, lo denunció por violación.

“Sabemos que la mujer que lo denunció ya no está en la casa, por eso queremos que dé la cara ya que ella hizo un acto de mala fe, sino fuera así entonces por qué se fue de donde vivía”, puntualizó la familiar

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Cinco antisociales fueron detenidos con un arsenal en el sur de Guayaquil

Tres subametralladoras industriales y dos pistolas semiautomáticas con sus respectivas alimentadoras cargadas, fueron incautadas por la Policía Nacional durante un operativo desplegado la madrugada de ayer en el sur de Guayaquil. También fue retenido un automóvil de dudosa procedencia, en el que se desplazaban seis personas, de las cuales una falleció en el hospital general del Guasmo, luego de un choque entre bandas delictivas.

Dentro del automotor también se encontraron 134 sobres con una sustancia blanquecina. Se trataría de cocaína.

La detonación de armas de fuego motivó que, cerca de la medianoche del sábado 20 de junio, un patrullero acudiera hasta la cooperativa El Diamante, en la Trinitaria. En el sitio fue detenido Iván Angulo, alias Caballo, quien portaba un arma con 14 municiones.

El sujeto informó a los agentes que un herido fue trasladado en el auto hasta la casa asistencial. Añadió que cuatro ocupantes iban armados.

Tras la persecución y localización de los sospechosos se logró la aprehensión de Iván Angulo, Richard Rogel, Wilson Preciado; así como el aislamiento de los menores Elías C., Jairo M. y Mayté C.

También iba el fallecido, quien respondía a los nombres de Denny Espinoza Asencio y quien registra cuatro detenciones anteriores, por tenencia ilegal de arma, robo y tráfico de drogas.

El comandante de Policía de la Zona 8, Víctor Aráus, informó que la muerte de Espinoza Asencio estaría relacionada con los hechos violentos registrados el fin de semana. Señaló que podría tratarse de un ajuste de cuentas por la lucha de territorio para la venta de drogas.

Fuente: Diario Extra, 1er impacto

¡Familia desconectó respirador artificial de su pariente por enchufar un aire acondicionado y lo mató!

Acorde a la prensa local en India, un paciente, quien estaba internado por sospechas del escalofriante COVID-19, fue ‘cafeteado’ después de que su familia desconectara su respirador artificial para conectar en aire acondicionado.

El sujeto se fue de este mundo el 15 de junio, indica el canal digital Europa Press, donde también se manifiesta que el hombre, de 40 años, estaba en un hospital, en Rajastán (India), donde fue ingresado en la unidad de cuidados intensivos por problemas respiratorios.

“Sus pruebas dieron negativo al COVID-19, pero por precaución lo trasladamos a una sala de aislamiento porque había estado en contacto con pacientes portadores del virus”, dijo un representante de la casa de salud a los medios hindúes.

El hospital habría apagado el sistema de ventilación para evitar la propagación del coronavirus y, como había ‘fogonazo’ en la sala de aislamiento, los familiares del hombre decidieron llevar su propio aire sin notificar al personal de salud.

Por esa razón, al no encontrar un tomacorriente extra, los visitantes desconectaron el respirador artificial al que estaba conectado su pariente, quien poco después empeoró y murió a pesar de los esfuerzos de los médicos por salvarle la vida.

Tras la muerte del paciente, señala el centro hospitalario, sus familiares fueron ‘malcriaditos’ con el personal sanitario. El centro de salud ha abierto una investigación en contra de los parientes por ser presuntos actores del fallecimiento del ahora ‘finado’.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto