Dictaron cuarta sentencia para ‘Mangajo’

Le cayó la cuarta sentencia para Juan Andrés Vintimilla, alias Mangajo, quien está acusado y es investigado por varios delitos sexuales.

La noche del lunes 29 de junio de 2020, el Tribunal de Garantías Penales de Cuenca, provincia del Azuay, dispuso que cumpla trece años de cárcel por cometer el delito de pornografía, utilizando a niñas menores de edad.

El acusado de 36 años, también conocido como el ‘hombre de la rosa roja’, ya enfrenta otras tres condenas. En noviembre de 2018 y en enero de 2019 fue procesado y sancionado a cumplir 29 años 4 meses de prisión, en cada juzgamiento, por violación a adolescentes.

En febrero del año pasado, Vintimilla también fue llevado ante un tribunal y fue condenado a pasar tres años de arresto porque se lo encontró responsable del delito de distribución de pornografía.

A esas sanciones se le suma esta cuarta sanción y el procesado aún es investigado por otros seis delitos de violación.

En la legislación ecuatoriana, una persona procesada por delitos graves puede cumplir hasta 40 años de cárcel

Según el fiscal Fernando Sánchez, el delito de pornografía con la utilización de menores de edad se cometió el 24 de mayo de 2018 en el domicilio del sentenciado, donde fotografió a una adolescente desnuda y transmitió esas imágenes por su celular.

Las evidencias y pruebas fueron halladas en los computadores del acusado, durante el operativo realizado el 26 de julio de 2018, fecha en la que Mangajo fue detenido, tras las denuncias de las víctimas, quienes en su mayoría, son adolescentes.

Los videos y fotografías fueron reproducidos ante el Tribunal de Garantías Penales. Asimismo, comparecieron peritos que efectuaron la extracción de información y los agentes de Policía que participaron en las investigaciones.

El agresor sexual fue detenido el momento en que contactaba con una de las víctimas en el parque de la Madre, al sur de Cuenca.

Consta en los procesos que el imputado habría utilizado una cuenta de red social para contactar a sus víctimas. Por esa vía, les escribía, se ganaba la confianza y las invitaba a salir.

En la ‘cita’ las inducía a comer y tomar licor. Después las llevaba a su departamento y les ofrecía un brebaje con un pétalo de rosa color rojo. Las víctimas perdían el conocimiento y él abusaba de ellas. Posteriormente subía las imágenes de las chicas desnudas y en actos sexuales explícitos tanto a su celular como a la cuenta de su red social.

La sociedad cuencana se conmocionó al conocer que, entre las víctimas de este acusado figura una menor de 7 años de edad. Según las investigaciones, treinta niñas serían las perjudicadas, pero solo  judicializaron las denuncias por diez.

Las víctimas se hallan bajo el amparo de protección de víctimas y testigos de la Fiscalía.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s