¿Por qué se tarda el reconocimiento de cadáveres?

Uno de los calvarios ocasionados por el coronavirus fue la muerte de varios ciudadanos ecuatorianos, afectados por la enfermedad. Y, como consecuencia de ello, algunos de estos cadáveres no han podido ser reconocidos rápidamente.

Los familiares de los ‘caídos’ durante la pandemia cuestionan la tardanza y anhelan que dicho proceso sea más ágil. A propósito de ello, el pasado martes, un grupo de afectados por tal situación fueron convocados a una reunión en las oficinas de la Defensoría del Pueblo, en Guayaquil, cita en la que por la vía virtual, un funcionario público les explicó las razones por las que ocurre dicha problemática.

Miguel Moreno Rojasantropólogo forense de Medicina Legal de la Policía Nacional, fue quien se pronunció al respecto. Aclaró que un primer paso para un reconocimiento, es el cotejamiento de las huellas dactilares de un cuerpo con el registro de las mismas huellas existente en el Registro Civil. Pero a veces hay trabas para ello.“Se dificulta el proceso, básicamente porque el cadáver presenta desgaste, presenta deterioro del tejido en ese nivel”,Miguel Moreno Rojas, antropólogo forense.

Esta misma ‘piedra’ en el zapato podría repetirse en el estudio antropológico (análisis integral del ser humano, incluyendo sus características físicas), que es el segundo paso para la identificación de una persona fallecida. “El cuerpo se ha degradado y hay rasgos físicos que va perdiendo, que ya no se pueden ver”, acotó el experto.

El tercer proceso que se aplica, una prueba de ADN entre el cadáver y muestras tomadas a sus parientes, puede tomar mucho tiempo porque los especialistas no siempre cuentan con allegados idóneos para realizarles dicha prueba.

“Muchos de los familiares no son directos, y algunos que sí lo son ya han muerto. Entonces hay que generar un protocolo de inhumación, a través de una orden fiscal, que nos permita extraer una muestra de los familiares directos y que se encuentran fallecidos. Hay que exhumar”, dijo Moreno.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Alarma por secuestro de taxista y presunto abuso a pasajera

Darwin Rodríguez, conductor del taxi disco 05 de la compañía Trans Oloncomsa, la tarde del jueves 9 de julio experimentó los peores momentos de su vida al ser asaltado por un grupo de maleantes, quienes se le llevaron el carro al igual que a una joven pasajera que transportaba.

El atraco ocurrió en la Ruta del Spondylus cuando el taxi viajaba fletado hacia la comuna San Pedro. En el trayecto el chofer fue sorprendido por sujetos que a bordo de una camioneta se le cruzaron en la vía, lo amenazaron de muerte y lo obligaron a dejar el volante.

Los antisociales ubicaron al chofer en el maletero del auto y se lo llevaron junto a la chica con rumbo desconocido.

El monitoreo constante que realiza la empresa de transporte a sus unidades hizo que se dé la voz de alerta y empiece la búsqueda.

Pasadas las 18:00, personal de la Policía junto a elementos de la Comisión de Tránsito encontraron el taxi en los altos del cerro de Playa Bruja, en una zona donde se practica parapente. Cerca del sitio también se halló a Rodríguez, mientras que la joven caminaba en estado shock con rumbo hacia la población de Libertador Bolívar.

Según las primeras investigaciones se conoce que habrían sido tres los asaltantes, se ha empezado a indagar si en el tramo que recorrieron los pillos con sus víctimas existen cámaras de videovigilancia.

Varios taxistas de la zona norte, consultados sobre delito, aseguraron que la camioneta sospechosa merodea el área desde algún tiempo.

Las autoridades ordenaron que la joven sea llevada a una casa de salud para que se le realice las respectivas pruebas y determinar si hubo o no abuso sexual. 

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto