Detienen a supuesto guardaespaldas de microtraficantes

Ante la advertencia de que un ciudadano sería el autor de varios delitos, la Policía lo detuvo ayer, jueves 9 de julio de 2020. Entre sus andanzas se le adjudica proteger a microtraficantes de drogas en el sector de las calles 13 y Sedalana, en el suburbio de Guayaquil.

Precisamente en aquella zona de la urbe el sujeto fue capturado. Los uniformados allanaron una vivienda ubicada en dicho populoso barrio, dentro del sitio se encontraba el hombre. Además, en el domicilio se halló un revólver calibre 38 milímetros.

Los agentes ejecutaron el operativo a las 04:30, tras una orden judicial emitida por un juez. El individuo, además, estaría involucrado en otros delitos como robo a personas y tenencia de armas de fuego, informó la Policía.

La aprehensión del sospechoso se ejecutó por parte de la Dirección General de Inteligencia, a partir de labores investigativas y de una denuncia ciudadana.

Arma de fuego incautada
Entre las evidencias recabadas consta un revólver, calibre 38 milímetros.CORTESÍA

El ‘trueno’ fue ingresado al Centro de Acopio de la Policía Judicial, mientras que el implicado fue trasladado a la Fiscalía de Flagrancia, en el norte del Puerto Principal, para su respectiva judicialización.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Llegaron a hacerles la limpia…y las ‘limpiaron’

En Ambato los ladrones no solo están en las calles, sino que también hacen ‘visitas domiciliarias’ utilizando diferentes artimañas. Eso pasó el jueves 9 de julio cuando dos sujetos en un taxi amarillo acudieron hasta el caserío de Las Viñas San Francisco, a 30 minutos de Ambato, e ingresaron a una vivienda que está en medio de huertas para robar.

En la casa que visitaron estaban dos jóvenes, de 27 y 16 años, quienes indicaron que al ver el vehículo pensaron que eran sus padres que habían llegado, pero al salir a recibirlos se bajaron dos sujetos y uno de ellos les dijo: “venimos hacerles la limpia”, y en pocos minutos ellas perdieron la noción del tiempo.

Los delincuentes aprovecharon para revisar la vivienda y robar alrededor de 3 mil dólares que tenían producto de las ventas de las legumbres y hortalizas. Los hombres, antes de irse, embarcaron a la adolescente al taxi y la secuestraron por varias horas. Luego se despertó en una finca cercana y para llegar a casa pidió ayuda de los vecinos.

“No estamos seguros ni tranquilos porque si no es el virus que nos mata, están también los delincuentes. Estuve por el centro de Ambato pagando el rodaje vehicular y cuando llegué, una de mis hijas estaba como dormida y me dijo que dos curanderos le habían robado. Más me llenó de susto enterarme que mi otra hija fue secuestrada. Diosito me la cuidó porque no me le hicieron nada”, expresó entre lágrimas Rosa Chango.

En el caserío los vecinos se enteraron cuando la madre de familia informó a las casi tres horas después de ocurrido el suceso, intentaron buscar al taxi, pero fue imposible.

Mariana de Jesús Morales habita en el sector por más de 50 años y aseguró que siempre han vivido tranquilos y que es la primera ocasión que se meten a las casas a robar.

Al sitio acudieron los servidores policiales que revisaron todo el sector para encontrar alguna pista e identificar al taxi en el que se movilizaban los delincuentes. “Ahora nos toca vigilar el que entra y sale. Si es necesario colocaremos cadenas para que todo el que llegue a San Alfonso se identifique”, manifestó Segundo Sánchez, presidente del sector.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto