“Nos cuidamos o nos morimos”, exclamó vicealcalde de Portoviejo

La identificación de nuevos focos de infección, puntos críticos por el contagio de COVID-19 y el aumento de la cifra de fallecimientos, han puesto en alerta a Portoviejo, capital de la provincia de Manabí.

A través de una rueda de prensa, las autoridades del Comité de Operaciones Emergentes (COE) cantonal, reconocieron que toda esta situación actual, que preocupa, los obliga a replantear estrategias para hacer frente a la pandemia.

Las autoridades portovejenses pusieron en conocimiento público que el relajamiento y el exceso de confianza ciudadana sería la causa de nuevos y preocupantes brotes de coronavirus. A eso se suma la situación crítica del sistema salud que no dispone de camas para el tratamiento de la enfermedad.

“La cifra de fallecimientos por coronavirus y por otras causas registrará un aumento a finales de este mes con relación a junio. En abril fallecieron 382, en mayo 257, en junio 148, y en lo que va de julio de 2020 han fallecido 102 personas”, explicó Freddy Saldarriaga, director cantonal de Desarrollo Social.

El funcionario argumentó que por esta razón se ha solicitado al COE provincial un ajuste de las restricciones de movilidad y del toque de queda acorde a la realidad. Se ha pedido que se restrinja la movilidad los domingos y que el toque de queda rija desde las 21:00, y una disminución del aforo laboral hasta el 25 por ciento en instituciones públicas y privadas. Solicitud que según la autoridad, aún está esperando respuesta.

Uno de los temas que levantó preocupación en Portoviejo fue lo ocurrido en Crucita, donde se evidenció descontrol y aglomeraciones.

Carlos Alulema, coordinador de Seguridad Ciudadana, informó que este fin de semana se realizará un operativo interinstitucional en Crucita, donde el sábado y domingo anterior se registró una alta presencia de visitantes a las playas pese a que esta se mantiene cerrada.

Alulema dio a conocer que también se regulará el flujo vehicular hacia Crucita, permitiéndose una movilidad del 30 por ciento. Sin embargo, dijo, “estas restricciones no afectarán a la reactivación económica y productiva de la parroquia, por cuanto la regulación del aforo se mantiene dentro lo que establece la resolución del COE nacional”, precisó.

“Si hay un relajamiento como el que estamos viendo en otras ciudades, esto traerá terribles consecuencias como la muerte de conocidos, allegados y familiares, y no queremos llegar a eso”, expresó el vicealcalde del cantón, Erwin Valdiviezo.

El vicealcalde fue enfático en advertir que serán firmes en el objetivo de precautelar la vida y la salud de los ciudadanos, y con base en el cumplimiento de esta premisa se aplicarán las herramientas legales con el rigor que amerita.

Valdiviezo espera impere la conciencia ciudadana para no llegar hasta el extremo de la aplicación de sanciones. “Esta es una invocatoria, nos cuidamos, o nos morimos”, puntualizó.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s