Se le metió el diablo y la mató

Hasta altas horas de la noche del miércoles 29 de julio duró la audiencia de juzgamiento en contra de Carlos Washington Santillán Neira, de 37 años, acusado de supuestamente estrangular a su esposa delante de sus hijos.

El tribunal penal de El Oro decidió declarar culpable al procesado y le dictó una pena de 34 años y 8 meses de prisión, una multa de 800 salarios básicos, más 50 mil dólares por reparación integral y tratamiento psicológico a las víctimas directas.

El hecho sucedió en junio de 2019, en un barrio del norte de Machala. Pese a saber que estaba siendo buscado por la policía, acusado de la muerte de su esposa Ángela Demera Bermúdez, Santillán decidió refugiarse en un hotel del cantón Pasaje, provincia de El Oro. Estaba trabajando en una construcción, a lado de donde vivía, cuando uno de los familiares dio la voz de alerta a los agentes de la Policía Judicial y lo capturaron.

El sujeto se hizo pasar como Miguel Suárez, se había hecho un nuevo corte de cabello con el objetivo de engañar a los uniformados; sin embargo, uno de los deudos descubrió el engaño.

“Mi esposa amenazaba con dejarme, decía que me dejaba a los niños y se iba, se me metió el diablo, por eso la maté”, habría confesado el hombre durante su aprehensión.

Esta declaración la sostuvo en la audiencia, donde le echaba la culpa a Lucifer de lo ocurrido y decía que estaba arrepentido. Pero esto no convenció a los jueces y le pusieron la máxima pena.

La familia de Ángela Demera Bermúdez, de 34 años, quien fue estrangulada delante de sus dos hijas menores de edad, están conforme con la sentencia.

El cuñado de Ángela, Marlon Miranda, recuerda que Carlos Santillán la celaba, más aún cuando tres meses antes de ser asesinada, ella decidió no tener intimidad sexual con su pareja, pues quería separarse ante los maltratos.RELACIONADAS

Demera no trabajaba, se dedicaba a las tareas del hogar, en tiempos libres realizaba manualidades con fomix y vendía en las escuelas de sus hijos.

Rosa López, dirigente del Movimiento de Mujeres de El Oro, dijo que se “hizo justicia, aunque eso no devuelve la vida de Ángela”. 

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Ex Presidente Econ. Rafael dialogará hoy con grupos LGBT

HOY Conversando con Rafael Correa

Retos y desafíos de derechos para la población LGBT

Jueves/30 20H00

¡Riña, cuchillo y dos reos muertos en el CDP de Guayaquil!

La riña entre reos, presuntamente por la disputa de territorio en la venta de droga, dentro del Centro de Detención Provisional (CDP) de Guayaquil, terminó con la muerte de dos de ellos.

La discusión ocurrió la noche del martes 28 de julio en el pabellón A1. Los privados de libertad fallecidos fueron identificados como Freddy Gabriel Pineda Moreno, de 29 años, y Édison Ricardo Villegas Bajaña, de 28.

Ellos se encontraban recluidos en la celda 41 del reclusorio, ubicado en el kilómetro 16.5 de la vía a Daule.

El teniente coronel Francisco Hernández, jefe de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased), informó que los hoy fallecidos fueron atacados con un arma cortopunzante, “la misma que fue utilizada por varias ocasiones en contra de las víctimas. Cuando la Policía ingresó se constató sus muertes”.

Los internos Freddy Pineda Moreno y Édison Villegas Bajaña fueron apuñalados en el reclusorio, ubicado en el km 16 de la vía a Daule.
Los internos Freddy Pineda Moreno y Édison Villegas Bajaña fueron apuñalados en el reclusorio, ubicado en el km 16 de la vía a Daule.CORTESÍA.

El oficial de la Dinased explicó que Pineda y Villegas habían sidodetenidos y llevados al CDP el 15 de mayo pasado, acusados del delito de tráfico de sustancias sujetas a fiscalización.

Fueron atacados con un arma cortopunzante que fue utilizada por varias ocasiones en contra de la víctimas”, Francisco Hernández, jefe de la Dinased.

“Por el momento manejamos la hipótesis de que se trató de una riña por problemas interpersonales, las investigaciones determinarán si existe otro tipo de motivación”, sostuvo el jefe policial.

Dentro de la celda, los policías encontraron varias prendas de vestir impregnadas con sangre y el arma con el que se habría cometido el doble asesinato. Por la riña ocurrida dentro del calabozo las cosas se encontraban revueltas. Una de las víctimas estaba desnuda.

Identifican a los responsables 

Los presuntos responsables fueron identificados como Francisco Castillo Ayoví, Mario Nehemías Carriel Ríos y Carlos Andrés Moscoso Rentería. Ellos fueron llevados hasta la Unidad de Flagrancias para que den su versión de los hechos.

Policías del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) llegaron a la cárcel para controlar la situación.
Policías del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) llegaron a la cárcel para controlar la situación.CORTESÍA.

Antecedentes por tráfico de droga

Los dos fallecidos registran antecedentes por diversos delitos. Villegas tiene tres detenciones por robo, una en 2013 y dos en 2014, mientras que en 2016 y 2020 por tráfico ilícito de sustancias sujetas a fiscalización.

Por su parte, Pineda fue detenido en 2013 por robo y en 2020 por tráfico de sustancias sujetas a fiscalización.

Los tres implicados en el doble crimen también registran detenciones por tráfico de sustancias sujetas a fiscalización y por asesinato.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Piden localizar al barco ‘fantasma’ que provocó la muerte de pescador en el Golfo de Guayaquil

ACarlos Eduardo García Miranda su familia  lo sepultó la mañana de este miércoles 29 de julio 2020, con una enorme tristeza al saber que no podrán abrazarlo más, pero también con muchas ansias de que se determine si existen responsables de su muerte.

García Miranda era un humilde pescador que falleció el sábado 25 de julio a causa de una “asfixia por sumersión”, según detalla el certificado de defunción. Es decir, se ahogó  cuando él se encontraba pescando en las aguas del golfo de Guayaquil con dos amigos, y su lancha se impactó con otra nave.

Mario García, padre de la víctima, exige hoy que el caso sea indagado por las autoridades y espera que el barco que “partió en dos” la canoa donde iba su hijo pueda ser identificado, pues considera que los tripulantes fueron indolentes al no auxiliar a las víctimas del choque.

“Ellos ya habían faenado y estaban por retornar. En ese momento, una embarcación grande, sin luces, se les va encima”, explicó el progenitor, replicando la versión que le contaron los ‘panas’ de su vástago, quienes lograron sobrevivir.

García fue enterrado en un camposanto en el norte de Guayaquil al mediodía. Horas antes estaba siendo velado en la casa de sus padres, en las calles 14 y Oriente, en el suburbio oeste de la ciudad.

pescador ahogado en el golfo
Los padres del occiso piden que se identifique a la embarcación implicada en el accidente fluvial.GERARDO MENOSCAL / EXTRA

El tío del difunto, Efrén Miranda, fue quien reconoció el cuerpo del occiso el pasado lunes, día en que fue hallado en el sector de Puerto Roma, ubicado en el estuario.

Se lo reconoció por el físico, porque él era alto y grueso. También por el corte de cabello y por las cejas. El cuerpo estaba intacto, incluso tenía dos anillos y una pulsera”, indicó.

El domingo por la mañana, cuando los sobrevivientes del naufragio informaron a la familia lo sucedido, la parentela repartió hojas volantes a los pescadores de la isla Puná (cercana al punto donde flotaba el cadáver) para que les ayuden a buscar a Carlos.

Los parientes alquilaron una lancha para también tratar de localizarlo. Finalmente los artesanos descubrieron el cuerpo el lunes pasado por la tarde.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto