El verano llegó y no hay agua que alcance en Quito

Llegó el verano. En los primeros días de agosto, el calor y los fuertes vientos se han apoderado de la capital. Esto además ha ocasionado que el polvo se vuelva un elemento común en las calles de varios sectores del norte de Quito como Calderón y San Antonio de Pichincha.

Es por eso que una medida que tienen los vecinos de estas zonas para mitigar el problema es utilizar grandes cantidades de agua potable para “asentar” el sedimento, incluso lavar los vehículos. “La polvareda se ha vuelto insoportables. No se puede ni respira, peor aún con la mascarilla”, reveló Dante Garcés, morador de San Antonio.

Aunque disminuir el polvo en las calles y patios es un uso frecuente del agua, el exceso también se evidencia en el riego de jardines y áreas verdes. Esto según el Municipio de Quito genera desabastecimiento a otros barrios de la ciudad por lo que se ha lanzado una campaña sobre el ahorro de este recurso.

#VeciCierreLaLlave es la forma en la que se busca concienciar a la gente de estas zonas para evitar el consumo excesivo del líquido vital, sobre todo ahora que es tan necesario para mantener las normas sanitarias que alejan el virus que provoca la neumonía de Wuhan.

La Organización Mundial de la Salud afirma que en promedio una persona necesita 100 litros diarios de agua, pero en la capital el consumo es de 200 debido a factores como el aislamiento, según las autoridades. Lo que les preocupa ahora es que este número se está incrementado por el verano.

Para lavar un auto pues se requieren al menos 80 litros por minuto. La lavadora de ropa a máxima capacidad también utiliza 90 litros del líquido vital. Además de evitar estas actividades otras opciones de ahorro son cerrar la llave mientras se cepilla los dientes o enjabona los platos.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Detienen a primo de Emily, niña que murió estrangulada

La mañana de hoy 7 de agosto, fue detenido un sospechoso por el asesinato de Emily, de 7 años, ocurrido en el páramo de Huigra (Chimborazo) el pasado 10 de junio.

La Dirección Nacional de Delitos contra la Vida (Dinased), de acuerdo con las investigaciones realizadas, apunta como presunto autor a un mismo familiar. “Hemos presentado todos los elementos de convicción y será la Fiscalía la que tome el procedimiento”, informó Franklin Cruz, jefe de la Zona 3 de Dinased.

La detención se realizó en la mañana de este viernes y se trató de un menor de edad, primo de la niña fallecida.RELACIONADAS

Al momento se realiza la toma de versiones en la Fiscalía de Alausí y luego se procederá a la audiencia que será reservada.

Los familiares estaban asombrados y no podían asimilar que se sospeche de alguien de su mismo círculo íntimo; lo que más llama la atención es que apenas tiene 14 años.

La muerte de la menor de 8 años sucedió el pasado 10 de junio de 2020. Mientras la niña que se encontraba con su familia desapareció de la vista de los adultos y fue hallada estrangulada en una plantación de maíz. De acuerdo con el informe de autopsia no existió violación de la menor.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto