¡Camarón con sabor a ‘maracachafa’!

Treinta días de prisión preventiva, por supuestamente transportar sustancias sujetas a fiscalización, les dictaron a Diego Eduardo Preciado Vásquez, de 28 años, y a José Alfonso Mina Alomia, de 45, quienes serían de la ciudad de Esmeraldas y pretendían llevar hacia Guayaquil marihuana oculta entre camarones.

Y es que la astucia y la viveza criolla de los traficantes parece no tener límites. Ambos sospechosos fueron detenidos la noche del miércoles 5 de agosto de 2020, por las vías de Buena Fe, provincia de Los Ríos. Se movilizaban en una camioneta donde llevaban una carga de camarón que aparentaba tener todo en regla. Pero cuando los agentes metieron las manos en las hieleras hallaron no solo el marisco, sino también varios paquetes sellados con cinta de embalaje. Al abrirlos descubrieron que contenían marihuana.

Tras sacar la droga, los investigadores contabilizaron 80 paquetes con un peso bruto de 81.600 gramos y neto de 79.200.RELACIONADAS

Geovany Argüello, jefe de la Policía Judicial, en Quevedo, informó que en las últimas semanas se han incautado varios cargamentos de droga, cuyos narcotraficantes han utilizado el suelo riosense como paso principal para finalmente llegar al exterior.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Cita en motel con jacuzzi y puñaladas

Ella en un ataúd y él en una casa de salud, donde se debate entre la vida y la muerte. Así terminó la presunta pelea entre una pareja de esposos, en un motel del norte de la ciudad de Tulcán, provincia del Carchi.

Todo se originó la noche del miércoles 5 de agosto de 2020, en el interior del negocio ubicado en la avenida 24 de Mayo, sector del Barrial, ingreso a la urbe norteña.

Liseth Carolina Riofrío Revelo, de 31 años, y Jairo Rodrigo Revelo, de 34, según dijo una fuente, llegaron hasta el sitio cerca de las 16:30 y pidieron una habitación con jacuzzi. Allí pasaron unas dos horas hasta que unas personas se acercaron al propietario del negocio y le comentaron que había una pareja herida.

Según el coronel Luis Chica, jefe de la Subzona 4, fue en ese momento que los policías abrieron la puerta y encontraron al hombre y a la mujer tendidos en el piso.

Ella estaba ensangrentada y muerta. Tenía varias heridas de arma blanca en el tórax y cuello. Él, en cambio, aún respiraba, pero también tenía heridas en el tórax. De inmediato, en condiciones críticas, fue trasladado hasta el hospital Luis G. Dávila.

Hugo Velasco, fiscal de turno, ordenó el levantamiento del cadáver de la señora, víctima de un supuesto femicidio.

El oficial de la Policía indicó que se desconocía lo que provocó la riña entre ambos, y tampoco se sabía si el hombre intentó suicidarse porque el caso se encuentra en investigación.RELACIONADAS

“Ambos ingresaron juntos. Se entiende de que estaba concertado el ingreso al lugar”, dijo Chica, al tiempo de comentar que, al parecer, no existirían denuncias anteriores de maltrato físico hacia la mujer. Sin embargo, una fuente acotó que supuestamente la mujer era víctima de violencia intrafamiliar.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto