Peloteo sangriento en Milagro

Era una tarde de deporte como todos los días. El sol había bajado su intensidad y el terreno baldío acondicionado como cancha de índor en La Lolita, al norte de Milagro, empezaba a recibir a los primeros ‘peloteros’.

Los equipos se organizaron y cada grupo escogió su lado para iniciar con el tradicional encuentro. Sin embargo, lo que nadie se imaginaba es que los gritos eufóricos tras la anotación de un gol, se convirtieron en chillidos y exclamaciones pidiendo ayuda por parte de quienes fueron sorprendidos por dos pistoleros en moto.

Todo fue violento. El reloj marcaba las 16:45 del jueves 13 de agosto de 2020, y sobre la polvorienta cancha yacían los cuerpos sangrantes de dos de los deportistas aficionados: Leonardo Félix Bejarano y William Alexander Torres Zúñiga.

De los autores de los disparos nadie sabía nada, pues al escuchar las detonaciones los observadores del juego y hasta los mismos jugadores buscaron refugio. Los motorizados aprovecharon la confusión y huyeron.

Una vez pasado el peligro, los amigos de ambos heridos corrieron a socorrerlos y con ayuda de una ambulancia los llevaron hasta el hospital León Becerra. Lamentablemente Leonardo Félix Bejarano no resistió y falleció; mientras que su amigo, aunque logró sobrevivir, permanece con pronóstico reservado.

A los pocos minutos los familiares de ambas víctimas llegaron al centro de salud. En los exteriores de la sala de emergencias, una joven de aproximadamente 22 años lloraba desconsoladamente. Era la esposa de Bejarano, y su partida le deja un vacío enorme, pues no solo queda con dos menores de edad a su cargo, sino que además tiene tres meses de gestación.RELACIONADAS

Germania Triviño, tía del occiso, indicó que desconoce los motivos por los cuales su sobrino fue asesinado. 

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Delincuentes se hicieron ‘humo’ con el carro de funcionario de la CTE

Aún no amanecía, eran las 05:50 de la mañana. A un funcionario de la Comisión de Tránsito del Ecuador, le llamó la atención que a esa hora encendían un carro cerca de su vivienda. El sonido era similar al de su vehículo y cuando salió a ver, sus dudas fueron confirmadas: se habían llevado su automotor. 

El hecho ocurrió en la ciudadela Guayacanes, al norte de Guayaquil. El afectado observó que unos sujetos huían con su ‘nave’ y con otro coche, con el cual se movilizaban para cometer el atraco. 

“Me fui a la carrera para ver si los alcanzaba. Corrí varias cuadras, pero no pude ver para dónde cogieron”, contó el empleado público. 

El perjudicado notó que cuatro ‘pillos’ participaron del delito. La acción quedó filmada en las cámaras de seguridad de la zona. 

La víctima había adquirido su carro hace tres años y medio y ya había terminado de pagarlo. “En los videos se ve el rostro de las personas. Iban en un vehículo Chevrolet Sail gris, sin placa”, comentó.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto