Plantón por el crimen de un joyero en el Centro Histórico de Quito

Cuántos vecinos más tienen que morir para que la autoridad actúe?” decía en uno de los carteles que se mostraron en el plantón convocado por moradores del Centro Histórico de Quito. Como forma de protesta por el asesinato de Isaac Ulloa, un joyero que tenía su negocio en la Benalcázar y Rocafuerte, desde hace 25 años.

En la Plaza Grande -con las medidas de bioseguridad- al menos 80 vecinos exigieron mayores garantías para vivir y para mantener sus locales en esta zona, que además se ha visto afectada por la pandemia. Ondearon una bandera negra de luto y tocaron tambores para hacerse escuchar.

“El tema de la pandemia ha traído consigo el aumento de la delincuencia. Al vecino le dispararon por robarle”, dijo Pablo Buitrón, coordinador del Frente de Defensa del Centro Histórico.

Sin embargo, el teniente coronel Krusby Riera, encargado del Distrito Manuela Sáenz, comentó a EXTRA que durante la emergencia sanitaria han disminuido los índices de delincuencia en un 28 % con respecto al año anterior. Aquí se contempla robo a personas, robo a vehículos y motos. 

“El confinamiento logró esto, pero seguimos en operativos constantes sobre todo para desarmar a las personas que deambulan en la calle”, explicó.RELACIONADAS

Uno de los mayores problemas, según el uniformado, es el aumento de las personas en situación de calle que se concentran en el Centro Histórico y el nivel de violencia que generan. “Hubo un asesinato porque peleaban por un cartón para dormir, por poner un ejemplo”, comentó.

En lo que va del año se han registrado ocho muertes violentas, la misma cifra del año anterior.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Gobierno de Lenin Moreno insiste en sacar del aire a Pichincha Comunicaciones

Hoy, el Tribunal Provincial conformado por los jueces Fabricio Rovalino Jarrín (Ponente), Leonardo Barriga Bedoya y Patricio Vaca Nieto notificó que la acción de protección presentada por Pichincha Universal, en contra de Arcotel por vulnerar sus derechos constitucionales de libertad de expresión, fue revocada.

La Corte provincial revocó la decisión en primera instancia del juez Mario Cadena que dictó una acción de protección a favor de la libertad de expresión el 25 de octubre del 2019 y ordenó la restitución de la señal de Radio Pichincha Universal que fue suspendida por una sanción administrativa dispuesta por Arcotel.

En este proceso, el magistrado detectó que la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones vulneró varios derechos constitucionales de este medio de comunicación, como el derecho al debido proceso, a la tutela judicial efectiva y seguridad jurídica, ya que su resolución se fundamentó en informe de un miembro de las Fuerzas Armadas sobre un programa de opinión.

En este contexto, Pichincha Universal aclaró no es responsable por declaraciones de otras personas, pero aún así existió una sanción.

Después de 10 meses el tribunal desestimó la acción de protección, aunque tenían un plazo máximo de 20 días para responder a la apelación de Arcotel y la Procuraduría General del Estado.

Ante esto, los abogados de Pichincha Comunicaciones E.P. impulsarán nuevas acciones legales y constitucionales a nivel nacional e internacional para que organismos que velan por la libertad de expresión como la CIDH y Relatoría para la Libertad de Expresión puedan observar este proceso y evidenciar un inminente atropello a los derechos humanos de decenas de familias que dependen de este medio de comunicación y de miles de ecuatorianos que lo siguen día a día.

Fuente: Pichincha Universal, 1er Impacto

‘Vuelo’ mortal

Una mezcla de sentimientos, entre dolor e indignación, es lo que decían sentir los familiares del sargento Darwin Roberto Pincay Wheatley, de 40 años, mientras esperaban en los exteriores del Laboratorio de Criminalística, de Guayaquil, para retirar su cadáver.

El hombre, con 17 años de servicio en la Policía Nacional, cayó desde uno de los puentes del intercambiador de tránsito que conecta a las avenidas 25 de Julio y Pío Jaramillo Alvarado, frente a la Universidad Agraria, en el sur porteño.

muerto
El sargento (izquierda) falleció, pero su amigo sobrevivió.CORTESÍA

Cerca de las 17:30 del pasado domingo se generó la alerta. Pincay y su amigo Luis Pizarro, de 43 años, ‘volaron’ hacia un parterre. El primero murió de inmediato, mientras que el otro, hasta ayer, permanecía grave en un hospital, según contó Esther Wheatley, madre del fallecido.

La señora comentó que no sabía hacia dónde se movilizaba su vástago, pero sí precisó que estaba en su día libre y que a su acompañante lo conocía desde la infancia, porque fueron a la misma escuela y provenían del mismo barrio: Cristo del Consuelo.

Y fue por los familiares de Pizarro que la progenitora se enteró del percance. “Ellos llegaron a mi casa a avisarme que habían tenido un accidente. No sé tampoco cómo habrá pasado, pero pienso que algún carro los pudo haber impactado, porque él tenía experiencia, sí sabía manejar”, sostuvo la mamá.

Daira Vivas, tía de Darwin Roberto, reiteró esa hipótesis y añadió que “esperamos que hagan peritajes y que se busquen cámaras en el sector, porque esto se debe aclarar”.

Además, comentó que su sobrino era el segundo de cuatro hermanos y que deja un niño, de 7 años, en la orfandad.

Velorio en su barriada

Darwin Pincay sería llevado al barrio donde creció, en las calles F y la Décima, para ser velado y despedido por sus familiares y amigos.

Su madre mencionó que, por haber sido miembro de la Policía, no sabía si recibiría alguna ceremonia de parte de su institución, porque le faltaban apenas tres años para jubilarse, lo que era su anhelo.

Sobrino de exgloria del boxeo

Darwin Roberto era sobrino de Wellington Wheatley, una exgloria del boxeo ecuatoriano, entre los años 1970 y 1980. En su trayectoria fue campeón sudamericano y alcanzó el séptimo lugar del ranking del Consejo Mundial del Boxeo.

Sin embargo, a pesar de haber perdido, es más recordado por haber enfrentado al panameño Roberto ‘Manos de Piedra’ Durán, el 24 de febrero de 1980, en Las Vegas. 

Colocarán láminas de policarbonato

El jefe de Planificación, de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), Freddy Granda, detalla que hace cuatro años se hicieron análisis acerca de la situación del puente en el que se suscitó el percance.

El funcionario aclaró que el paso elevado cumple con la norma internacional, pero, para fortalecer la seguridad, plantearán la colocación de láminas de policarbonato en los costados.

puente
Desde este lugar cayeron los perjudicados.CORTESÍA

Granda explicó que las planchas serían transparentes, para que no se pierda la visibilidad, y con su instalación también se evitaría que lancen objetos desde vehículos, como basura.

Y, finalmente, en caso de un accidente como el suscitado el pasado domingo, serviría para evitar que una víctima salga proyectada desde el puente.

Granda comentó que la mayoría de percances en el sitio se producen a causa de imprudencias de conductores, sobre todo, de camiones que se les desprenden contenedores por el exceso de velocidad.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

En el sur de Quito capturaron a dos sujetos con el cuerpo del delito

Moradores del sector de Las Cuadras, en el sur de la capital, llamaron la atención a los policías que se movilizaban en un patrullero, la mañana de este lunes 17 de agosto del 2020. Ante los gendarmes denunciaron que dos sujetos en una motocicleta le habrían robado a un transeúnte que se dirigía al trabajo, a las 07:30.

Los uniformados realizaron una búsqueda por las zonas aledañas y vieron un vehículo con las mismas características rondando por el barrio Pueblo Solo Pueblo. Los agentes les dijeron que detengan su marcha, pero el conductor aceleró y se inició una persecución que duró algunos segundos antes de que fueran capturados.

Cuando los policías revisaron las prendas de los detenidos encontraron un celular que no supieron justificar. Además, entre el tanque de la gasolina y el asiento de la motocicleta, los agentes hallaron un cuchillo con el que presuntamente amedrentaban a sus víctimas.

Los delincuentes fueron llevados hasta el cuartel de Policía del Distrito Quitumbe donde estaba la víctima, un hombre, de 30 años, de nacionalidad venezolana. El afectado reconoció plenamente a su agresor quien era el copiloto. También vio el cuchillo y relató a los uniformados cómo le intimidaron para quitarle el teléfono.

Ambos sospechosos, quienes no registran antecedentes penales, fueron llevados hasta la Unidad de Flagrancia para iniciar el proceso judicial en su contra, mientras que la motocicleta fue trasladada hasta los patios de la Policía Judicial.

Los agentes investigan si los detenidos están involucrados en otros asaltos a transeúntes que ocurrieron en las dos últimas semanas en el sur de la capital.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto