Dos policías murieron dentro de un patrullero en Guayaquil

La muerte de dos uniformados, dentro de un patrullero de la Policía Nacional, se reportó a este mediodía en el sector Valle de los Geranios, junto a Los Vergeles, del norte de Guayaquil.

Los agentes perecieron en la parte alta de un cerro, cerca de unas escalinatas, a pocos metros de la autopista Narcisa de Jesús.  Según los lugareños, los agentes habían hecho una ronda, luego habrían continuado a otra zona y, finalmente, regresado al sitio del suceso.

Los gendarmes están en los asientos de piloto y copiloto, de un Kía Sportage.  Sus compañeros del Servicio Urbano acordonaron el área y poco a poco la extendieron para alejar a loa curiosos. Hasta el momento no han entregado información concreta de las víctimas.

Los moradores mencionan que habrían muerto por asfixia, a causa del gas del aire acondicionado o del humo del automotor.

Los uniformados han evitado hablar del hecho. Algunos, aparentemente con malestar por lo sucedido, pidieron alejarse de la zona.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Pinchagüita recibió el amanecer a balas

APedro Eduardo Panta Intriago no le permitieron ver a plenitud el amanecer de hoy 20 de agosto. Al comerciante de mariscos le dieron plomo cuando iniciaba su jornada laboral.

Las detonaciones alarmaron y levantaron de sus camas a los lugareños del malecón de la parroquia Crucita de Portoviejo, provincia de Manabí, donde ocurrió el suceso.

“Aquí estamos acostumbrados a la bulla de la gente que ofrece mariscos, pero no al ruido de las balas. Los moradores se quedaron helados con lo sucedido”, expresó un residente.

Según las versiones dadas a los investigadores, a eso de las 05:30, a Pinchagüita, como conocían de cariño a Panta, lo interceptaron dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta, quienes luego de dispararle por repetidas ocasiones fugaron sin rumbo.

“Parece ser que lo tenían ‘cazado’, venían directo a darle, no hubo tiempo de nada”, comentó entre murmullos otro habitante manabita.

El mayor Carlos Paredes, jefe de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased) de Manabí, indicó que activaron sus protocolos tras recibir el llamado del ECU 911, que los alertó sobre una persona herida de bala.

“Los equipos acuden al sitio y luego al hospital Natalia Huerta, de Rocafuerte, donde se verifica un cuerpo sin vida de sexo masculino, 39 años, presentaba impactos de similares características a las proporcionadas por proyectiles de arma de fuego”, precisó el oficial.RELACIONADAS

Añadió que la víctima se movilizaba en una camioneta cajón de madera, vehículo que utilizaba para la compra y venta de pescados.

El fallecido era oriundo de Los Arenales, perteneciente a Crucita, a escasos minutos de donde fue sorprendido a tiros. 

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto