Lo secuestraron y luego lo dejaron abandonado

El llanto de la abuelita era incontrolable. La señora pedía que la ayuden a encontrar a su nieto, de 5 años, que había sido supuestamente secuestrado por hombres que se movilizaban en un auto, la noche del martes 18 de agosto de 2020.

La bulla de la barriada de la ciudadela San Fernando 1 llegó a oídos de los agentes de la Policía, quienes de inmediato cerraron todas las vías de salida del cantón El Triunfo, en la provincia del Guayas. Pero cuatro horas más tarde, la sangre le ‘volvió al cuerpo’ a la familia del menor de edad que, al parecer, fue devuelto por los supuestos secuestradores, quienes lo dejaron abandonado cerca de su casa.

Los allegados contaron que el niño, como a las 10 de la mañana del lunes 17 de agosto de 2020, estaba jugando en el patio de su vivienda cuando fue abordado por una persona de tez morena, que lo engañó con una funda de caramelos para llevarlo hacia un vehículo de color negro. Luego lo embarcaron y huyeron.

Vecinos y familiares no entienden por qué se llevaron al menor. Su abuela sospecha que a lo mejor intentaron pedir algún rescate porque ella, hace pocos días, se ganó 1.275 dólares en un concurso llamado Ganando Familia, que se trasmite en esta localidad. “Quizás pensaron que yo guardaba ese dinero y por eso se llevaron a mi nieto para pedir el rescate. Pero yo no tengo nada porque todo lo invertí en arreglos de mi casa”, señaló la señora.

El coronel Emerson Ubidia, jefe del Distrito de Policía El Triunfo-Bucay, enfatizó que apenas se conoció el hecho, las autoridades dieron la alerta para evitar que el niño salga por aeropuertos y lugares fronterizos. Una vez que se lo encontró caminando por una zona abandonada, fue llevado a la Dinapen, donde fue entregado a su familia.RELACIONADAS

Las autoridades investigan para saber si el secuestro fue realizado por alguna banda de delincuentes que buscaba quitarle el dinero a la abuelita o se trató por otra causa.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

‘Quebrado’ a tiros

Estaba sentado conversando con los panas en un taller de motos, en la calle Segunda entre la B y la C, de la parroquia 7 de Octubre, de la ciudad de Quevedo, en la provincia de Los Ríos, sin sospechar que sus verdugos le tenían las horas contadas.

Se trata de Orly Omar Ortiz Ordóñez, de 29 años, más conocido por la barriada como Gato Ortiz, quien era un quevedeño fanático corredor de motos y casi siempre le gustaba andar en competencias.

El crimen, que ocurrió la noche del lunes 17 de agosto de 2020, a eso de las 21:20, conmocionó a los habitantes de este populoso sector que se aprestaban a descansar. Pero, al escuchar la ráfaga de disparos salieron a ver qué era lo que pasaba.

Según conocieron de parte de los testigos, dos individuos llegaron en una motocicleta y, sin darle tiempo a reaccionar, le propinaron a Ortiz varios disparos que penetraron en diferentes partes de su cuerpo.

A pesar de los impactos de bala, el herido alcanzó a decirle a uno de sus conocidos que lo lleve al hospital, por lo que lo embarcaron en un automóvil y lo trasladaron a un centro asistencial que estaba a solo dos cuadras de donde ocurrió el atentado.

Burlaron al patrullero

Luego de la balacera, los antisociales salieron como ‘alma que lleva el diablo’ y en su huida, una cuadra más adelante, un patrullero que rodaba por el sector intentó cerrarles el paso, pero los gatilleros lograron evadir la acción de los agentes y escaparon.

Habitantes de la zona aseguraron que no solo fueron los de la moto que lo tenían al acecho, sino también un vehículo que se estacionó más adelante y para despistar salieron cada uno por su lado.

Después de casi una hora de luchar contra la muerte, los médicos del hospital anunciaron el deceso del ciudadano, por lo que agentes de Criminalística llegaron para hacer el levantamiento del cadáver.RELACIONADAS

Ayer, en la morgue, sus familiares estaban devastados y solo dijeron que esperan que los sicarios caigan en manos de la ley para que el asesinato de Orly Ortiz no quede sin castigo.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto