En Sauces: ¡La ’18 chiquita’!

Sonríen y posan en espera de que algún conductor se les acerque. No necesitan levantar las manos o hacer algún gesto para llamar la atención, pues su atractivo es suficiente para captar las miradas de quienes transitan frente a ellas.

¿Qué ofrecen? Algunas promueven los negocios de la zona, como restaurantes, bares o licoreras (esto último -incluso- en horarios no permitidos), pero otras incluyen algo más en su ‘menú’: sus servicios sexuales.

Esto sucede en la avenida Rodrigo Icaza Cornejo, que divide a los sectores 3 y 4 de los Sauces, en el norte de Guayaquil. Por las noches, sobre todo los fines de semana, en el tramo que está entre las calles Enrique de Grau Ruiz y José María Egas, se ha vuelto común observar estas escenas, donde las protagonistas son migrantes venezolanas.

La vida nocturna atrae otros problemas, como los robos y el tráfico de sustancias ilícitas.

En el sector, algunos moradores han denominado al sitio como “la 18 chiquita”, en referencia al popular barrio de tolerancia del suroeste porteño.

Un hombre de la tercera edad, quien pasea con su mascota, una caniche blanca, sostiene que a los problemas se suma también la venta de drogas.

Esto ha hecho que se genere también una disputa por ese territorio para la venta de sustancias estupefacientes. Una dirigente del sector, quien omite su identidad por temor, narra que las balaceras son frecuentes. Además, reitera que la venta de licor y la prostitución no se detienen durante la madrugada.

Ella expresa que ha pedido a sus vecinos reunirse para hacer una denuncia formal ante las autoridades, pero ellos, al parecer, se sienten atemorizados.

apertura de la 18 (32488773)

El coronel Patricio Baquero, jefe policial del distrito Modelo, al que pertenece este sector, coincide con la mujer, porque asegura no recibir el apoyo de los moradores. “Cuando la ciudadanía da la espalda o no quiere ver la problemática que hay en el lugar y solamente endosa todo el problema a la Policía Nacional, se generan problemas”.

Además, sostiene que existe una trilogía de la seguridad que la conforman la Policía, autoridades y ciudadanía. “Estamos trabajando con la autoridad, pero no con la ciudadanía. Necesitamos que sea también parte integral de esto”, expresa.https://view.genial.ly/5f6d0acb7aa9120d271bad9a

Intervención

Para el oficial no es ajena la situación de la zona, pero explica que no pueden detener a las ‘chamas’ que ofrecen sus servicios, porque a simple vista no cometen un delito en el sitio. No obstante, señala que se realizan trabajos con otras entidades y unidades de la Policía, para planificar una intervención integral en el sector.

Y hasta que eso ocurra, indica, se efectúan controles y operativos constantes. El jefe policial también menciona que, por ahora, lo que hacen con las jóvenes es “evitar que permanezcan paradas en ese lugar, les hacemos movilizar. Y con la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) también coordinamos para que (los conductores que se acercan a ellas) no hagan doble fila”.

12 locales comerciales han sido clausurados por la venta de licor en horarios no permitidos.

Diario EXTRA acudió a uno de estos operativos, la noche del sábado 19 de septiembre. A las 18:00, ya se observaban a policías motorizados en las esquinas, mientras que en los exteriores de una parrillada, otros uniformados y agentes de tránsito realizaban inspecciones a los vehículos que les parecían sospechosos.

El objetivo de los investigadores era buscar armas, porque con ellas se cometen robos a personas y, como aseveran los moradores, los tiroteos por la pugna del territorio entre pandilleros. Pero su presencia también tenía el fin de apartar a las jóvenes, quienes desaparecieron de la vía tras su llegada.

Sin embargo, a eso de las 20:00, cuando los agentes ya habían culminado sus labores de campo, una a una empezaron a regresar.

A una de ellas se acercó un vehículo y mientras hablaba con sus ocupantes, un sujeto, quien permanecía a pocos metros, caminó hacia las otras dos tras notar que se realizaban fotografías en el sector, y tras decirles algo -de forma breve, las muchachas se retiraron.

Para los agentes es complicado estar de forma permanente en el lugar y disuadir con su presencia, dice el coronel Baquero, porque en ese sector “más del 90 por ciento de la actividad policial se distrae en libadores, problemas familiares, riñas callejeras”.

Por eso, lamenta que, “en lugar de estar retirando a los chumados, los policías podrían sumar más patrullajes” en la zona del problema.https://www.canva.com/design/DAEI04CyNNc/view?embed

“Víctimas”

Karen Peláez, analista en Asuntos Internacionales, explica que en Ecuador la prostitución no es un delito, pero aclara que sí pueden existir infracciones penales a su alrededor, como la trata de personas y la violencia de género.

Además, sostiene que es una situación que “atenta contra el derecho al trabajo digno, porque no podemos confundir la prostitución con un trabajo, porque están utilizando su cuerpo y haciendo una actividad que les puede afectar a su salud. Entonces, allí vamos a otro derecho que se está violando, el de la salud…”.

Peláez detalla que, de acuerdo a cifras internacionales, cinco de cada cien servidoras sexuales lo hacen por voluntad propia. Ella argumenta que no puede hacer una referencia precisa del caso de Sauces 3, porque es algo que apenas se está descubriendo.Los agentes ejecutan operativos de control con el fin de disuadir a las muchachas.

Para ella, podría también tratarse de jóvenes que reciben una oferta para una determinada actividad laboral, pero luego se encuentran con una realidad diferente a la que esperaban y es en ese instante que suelen ser amenazadas.

Para la internacionalista, parte de la responsabilidad de esta situación la tiene la sociedad. “Desde mi punto de vista, muy personal, no existe oferta sin demanda. Es decir: no podemos hablar de mujeres prostitutas sin hablar paralelamente de una sociedad prostituyente. Lo explico porque no tendríamos mujeres que se prostituyen sin personas que demanden por ellas”.

“Son explotadas”

El secretario ejecutivo del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, Billy Navarrete, menciona que de la situación que ocurre en Sauces todavía no ha recibido reportes, pero el tema de la explotación sexual, con la misma población, lo ha venido tratando ya en otras zonas de la localidad.

No obstante, indica que se tomará en cuenta para tratarlo en conjunto con autoridades de entidades del Estado y otros miembros de su organización.¡Encerradas con el ‘monstruo’!

Leer más 

“El fenómeno de la trata no es nuevo, pero últimamente se ha agudizado seriamente. Utilizan a personas en situación de precariedad, para que terceros se lucren. Su irregularidad, en términos generales, es parte de la problemática”, detalla.

Navarrete explica que no son ilegales por voluntad propia, sino porque no existen procedimientos, en Venezuela y Ecuador, que les permitan llegar a nuestro país con una visa.

Además, agrega que el proceso para solicitar la visa humanitaria concluyó el pasado 13 de agosto, lo que complica aún más su condición. “No hay opción para que se regularicen y que puedan tener acceso a un trabajo medianamente formal que las libre de vulneraciones, como la explotación sexual”, acota.

Por eso, también sostiene que son víctimas y por ese motivo no se las criminaliza. “Son temas que no se resuelven con la privación de libertad”.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

Twitter verifica la cuenta del candidato correísta, Andres Arauz

La cuenta del candidato por la revolución ciudadana Andres Arauz, amaneció con el famoso “visto azul”, otorgado a celebridades, autoridades, famosos, políticos o personajes mediáticos. Arauz, se encuentra terceando, por una candidatura presidencial en medio de altos y bajos, con la autoridad electoral que hasta el momento pretende descalificarlo. Se ha convocado a una marcha este martes 29 de septiembre de 2020 en rescate a la democracia en Ecuador.

Fuente: Diario Bicentenario, 1er Impacto.

¡Abuelastro sádico!

La escena era repulsiva. Cuando Mónica (nombre protegido) abrió la puerta de su domicilio pensó que lo que veía era una espantosa alucinación. La más grande de sus niñas era víctima de un delito sexual. El agresor era el conviviente de su progenitora.

Este atroz hecho ocurrió en el sur de Guayaquil. El fiscal Wilson Álvarez contó a EXTRA que el sospechoso, de 47 años, fue detenido por la Policía y puesto a órdenes de las autoridades.

En la denuncia, la mamá de la niña de 9 años, indica que al entrar a su casa observó que en una de las camas estaba el conviviente de su madre manoseando las partes íntimas de su hija.

“La menor de edad no tenía su ropa interior. Este sujeto le tocaba sus genitales. La señora le reclamó por lo que estaba haciendo y se le lanzó encima. El hombre le habría contestado que estaba loca y que no pasaba nada”, reveló el fiscal.

Hecho parecido: En septiembre de 2019 un abuelastro fue denunciado por abusar de la nieta de su cónyuge. Este Diario publicó el aberrante hecho.

Con ayuda de familiares y moradores, la mujer pudo atrapar al presunto agresor sexual. El individuo fue entregado a la Policía, pero antes vecinos intentaron darle una paliza.

Otra revelación

Para Mónica esa terrible escena era solo el preludio de algo aún más atroz y que destrozaría su corazón.RELACIONADAS

“No era la primera vez que su padrastro tocaba a la niña. Incluso existen imágenes donde el individuo obligaba a la pequeña a practicarle sexo oral. Su hermanita de 7 años también habría sido víctima de abuso sexual”, reveló el funcionario judicial.Play Video

El fiscal dijo que la madre, al enterarse de la atrocidad que hacía su padrastro en contra de sus dos pequeñas, lo encaró. “Él negó todo, pero hay un video en la cual se observa a la niña de 9 años en el acto. Al parecer las amenazaba. Les decía que si contaban lo que estaba ocurriendo mataría a su mami y a su abuelita. El delito sexual ocurría cuando la mamá salía a trabajar y las niñas quedaban al cuidado de su abuela materna”, manifestó Álvarez

La progenitora denunció que el hombre además le habría dicho que si contaban algo no le daría más dinero, ni les prestaría el celular.“Será juzgado por el delito de violación, pero se abrió otra investigación ya que se determinó que la otra niña fue objeto de abuso sexual”.Wilson Álvarez, fiscal

El fiscal informó que ya se realizó la instrucción fiscal y la audiencia preparatoria de juicio en contra del sospechoso.

“En los posteriores días será la audiencia en un Tribunal Penal a fin de que de ser encontrado culpable reciba la sanción que corresponde”, señaló.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

Una mujer al parecer estafaba a jóvenes que querían ingresar a la Policía, en Quito

La supuesta estafadora ‘jugó’ con el anhelo de un joven quien quería ingresar a las filas de la Policía Nacional.

La mujer le prometió a la víctima que si le entregaba 7.000 dólares, ella se encargaría de los papeleos para que ingresara a la institución. Sin embargo, la señora le habría mentido para quedarse con el billete.

En septiembre del año pasado, la sospechosa le pidió 3.000 dólares para “adelantar el trámite”. Sin embargo, hasta la semana pasada no habría realizado nada y le pidió el resto de la plata para que supuestamente el joven aparezca en los ‘listados de reclutamiento’.

Esto fue sospechoso para la madre de la víctima, quien se contactó con la Policía Judicial para denunciar el hecho. Los agentes le indicaron al postulante que pactara un lugar para verse con la señora.

El encuentro se dio cerca del Terminal Quitumbe, en el sur de la ciudad. Los agentes le indicaron al afectado que le entregara 250 dólares y no la suma completa. Cuando estaban realizaron la transacción, dos uniformados, vestidos de civiles, detuvieron a la mujer.

Cuando le rebuscaron entre sus pertenencias tenía una credencial policial, la cual al parecer le pertenece a uno de sus hijos, quien trabajaría en el distrito Eloy Alfaro.

La sospechosa fue llevada hasta la Unidad de Flagrancia para iniciar el proceso judicial por estafa. Sin embargo, el juez del caso la dejó en libertad porque consideró que no habían pruebas suficientes, a pesar, de que la víctima dio su versión en la Fiscalía.

PASADO TURBIO

Según el informe policial, antes de la audiencia de flagrancia, la mujer le ofreció mil dólares al afectado para ‘remendar’ el problema, pero este no aceptó. Luego de la diligencia, la señora se ‘hizo la loca’ del ofrecimiento.

Los archivos que reposan en la función judicial señalan que ella tiene varios antecedentes penales por estafa, abuso de confianza, mora e injurias. 

14 antecedentes penales tiene la mujer por estafa e injurias.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.