Se cayó de la moto y no volvió a levantarse

Nadie sabe cómo Antonio Pacheco Manzo, de 20 años, terminó sin vida en la cuneta cerca del puente del recinto La Clara, de la parroquia Isla de Bejucal, en el cantón Baba de la provincia de Los Ríos.

Los deudos que hasta hoy 27 de octubre de 2020 se preguntaban sobre lo ocurrido, indicaron que la última vez que lo vieron fue junto a un amigo del sector, con quien realizaba trabajos para la colocación de puertas.

Sin embargo, antes de hallar el cuerpo, los parientes de Antonio vieron al amigo del joven marcharse del recinto, sin que les dijera nada de lo que había sucedido. Posteriormente fueron alertados del hallazgo del cadáver, aparentemente víctima de un accidente de tránsito.

Lo único que sabían era que el joven, al parecer, iba de regreso a casa cuando ocurrió lo inesperadoEl amigo del fallecido y conductor de la moto logró sobrevivir al percance, pero nunca avisó a los familiares de Pacheco lo que había sucedido.

Los restos del joven se velan en el recinto Jujanillo de la parroquia Isla de Bejucal. La víctima no estaba casada y tampoco dejó hijos.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

Pedían 2 ‘lucas’ por liberar a un secuestrado pero les cayó la ley

Juez de la Unidad Judicial de Garantías Penales de Guayaquil, José Torres, dictó la prisión preventiva y el inicio de la instrucción fiscal contra los cinco sospechosos de secuestro que fueron aprehendidos la madrugada del domingo 25 de octubre de 2020 por agentes de la Unidad de Secuestros y Extorsión (Unase).

Los procesados son: Gonzalo Javier L. V., Aquiles Alberto L. V., Taylor Moisés L. M., Miguel Ángel L. T.; y el venezolano Roger Edithson G. Z. En asociación ilícita, ellos habían secuestrado a las 23:00 del sábado 24 de octubre, a un hombre,  luego de lo cual exigían a sus familiares la suma de 2.000 dólares a cambio de liberarlo.

Pero una vez que se puso en conocimiento de la Policía el supuesto secuestro extorsivo y las exigencias para liberarlo, los agentes de la Unase activaron la operación “Libertad 18”, quienes al emplear medios tecnológicos disponibles, ubicaron a los sospechosos en horas de la madrugada del domingo, en una vivienda de Colinas de la Alborada. Allí en una rápida acción los gendarmes consiguieron liberar a la víctima y detener a quienes lo tenía en su poder.RELACIONADAS

A los involucrados en este delito, por el cual podrían recibir una sentencia de entre 10 a 13 años de reclusión mayor, se les encontró como indicios, un vehículo, cuatro teléfonos celulares y dinero en efectivo.

Estos bienes se encuentran ingresados en el centro de acopio de la Policía Judicial y los procesados ‘reposan’ hoy en el Centro de Privación de Libertad de la Zona 8.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

Iba a visita médica y terminó muerto en un río

Segundo Montes Muñoz navegaba en su canoa por el río San Pablo, de Babahoyo, cuando cerca de la parroquia Barreiro divisó el cadáver de un hombre flotando boca abajo.

El hallazgo se realizó alrededor de las 16:00 del domingo 25 de octubre de 2020, y el ECU 911 delegó al Cuerpo de Bomberos para que atendiera la emergencia.

Mientras tanto, en la ciudad de Guayaquil, Odalys Obando contaba 10 días de la desaparición de su papá identificado como José Enrique Obando Olaya, de 71 años. Pero la incertidumbre de la mujer terminó tras recibir una llamada telefónica mediante la cual le informaban que el cadáver encontrado en Babahoyo era el de su progenitor.

José Enrique era oriundo de la provincia de Orellana y al momento de su desaparición se trasladaba con su hijo a Guayaquil para una consulta médica. Ambos viajaban en un bus de transporte público. Al llegar al cantón Buena Fe (Los Ríos), el adulto mayor descendió del micro aprovechando que su vástago se había dormido.

Cuando el joven despertó, en Durán, su progenitor ya no estaba y desde entonces empezaron a buscarlo en toda la provincia de Los Ríos. Nadie sabe cómo llegó al afluente.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.