’Guerra’ contra los ‘coyoteros’

La familia de Stalin Guamán, de 21 años, aún tiene esperanza de encontrar la respuesta que busca sobre su ubicación. El joven salió en marzo de 2020 en busca del ‘sueño americano’ y en el trayecto desapareció el 25 de marzo. En esa fecha fue la última ocasión que supieron de él cuando iba a México y desde ahí pasar la frontera.

Los padres denunciaron y lograron la detención de dos sospechosos por el delito de tráfico ilícito de migrantes. Ese fue el hilo para que los policías sigan con las investigaciones y descubran a más integrantes de esta red.

Después de tres meses de seguir las pistas a los presuntos ‘coyoteros’, la madrugada del martes 27 de octubre de 2020, se ejecutó el operativo denominado Gran éxodo I, donde aprehendieron a cuatro personas en varios allanamientos a viviendas.

Sin embargo, y pese a todas las pruebas presentadas por Fiscalía, estos sospechosos quedaron en libertad la tarde del martes por orden del juez de turno de flagrancia. Se les dictó 90 días de instrucción fiscal y tienen medidas sustitutivas.

Juan Carlos Ramos, oficial de la Policía, recalcó que entre las evidencias que se encontraron en los allanamientos hubo documentación que se relacionan a un tipo de intercambio monetario o algo similar, que fueron levantados con el perito de Criminalística y puesto en cadena de custodia.

El mayor Mario Centeno, de la unidad Delito de Trata de Personas y Tráfico de Migrantes de la Policía Nacional, mencionó que durante la pandemia aumentó en aproximadamente 900 personas el número de quienes buscaban viajar a los Estados Unidos, más en relación al año anterior. Azuay, Tungurahua y Chimborazo son las provincias donde más se dan estos casos de trata de personas.

El operativo tuvo como finalidad la desarticulación de personas que a través de engaños hacen la captación de las víctimas ofreciéndoles viajes ilegales a los Estados Unidos. Trabajaron en coordinación con Interpol y también se hizo un operativo similar en Azuay.

Centeno agregó que también se han incrementado las deportaciones al Ecuador desde México, que es hasta donde llegan para cruzar por el río Bravo a los Estados Unidos. Sumarían alrededor de 1. 900 en lo que va del año, en su mayoría de la zona austral, luego de Chimborazo y Tungurahua.

Hizo el llamado para que las personas no caigan en las ofertas de los viajes a Estados Unidos porque puede generar grandes consecuencias en contra de la humanidad de quienes se atreven a realizar la travesía.RELACIONADAS

Cada viaje les pueden cobrar entre 15 hasta 20 mil dólares y en muchas de las ocasiones endeudan a las familias para conseguir el dinero.

En Tungurahua existen dos personas desaparecidas, a quienes están buscando con la policía de los países que estarían dentro de la ruta que utilizan los ‘coyoteros’. 

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

Ministro afirma que médicos y enfermeras que murieron por COVID19 llevaron el virus a hospitales y no se contagiaron allí

“El personal de salud que se contagió (de covid-19) y que falleció no es porque se contagió en los hospitales sino en el ámbito social, ellos fueron los que llevaron la enfermedad a los hospitales, obviamente sin mal intención, pero con desconocimiento total de cuáles eran las normas para protegerse”, aseguró el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, en un programa de TC Televisión, la noche del domingo 25 de octubre. Su declaración ha causado malestar y rechazo, sostiene Santiago Carrasco, presidente de la Federación Médica Ecuatoriana, quien le recuerda al Ministro que “los médicos han dejado la vida en el combate a esta enfermedad”. Según las cifras de este gremio, 198 galenos han fallecido, en esta pandemia. Y hasta hace un mes y medio, casi 6 000 trabajadores de la salud se han contagiado con este virus. Para Carrasco es necesario que el ministro Zevallos presente datos. No acepta que acuda a un medio de comunicación y asegure que el 100% de los médicos se han contagiado en la comunidad y han llevado el SARS-CoV-2 a las casas de salud en donde laboran. Por eso lo han invitado a un foro, que según anunció, se desarrollará el 10 de noviembre, a las 20:00. “Sus declaraciones no tienen sentido. Seamos claros, presentemos estadísticas para analizar lo que ha pasado en Ecuador, hablemos de lo que ocurrió en febrero, cuando no se controló a todas las personas que llegaban, por ejemplo, desde Europa y se filtró el virus en Ecuador. La mortalidad de médicos es una de las más altas también de la región”, comenta. Carrasco además le solicita al titular de Salud que hable sobre las normas de bioseguridad, los protocolos, que se pusieron en práctica en los hospitales. “Veamos qué pasó en un hospital del sur de Quito, en donde a una médica que trabajaba en terapia intensiva le dijeron que su examen salió negativo y luego ella se contagió y también su esposo y sus hijos. Ella llevó el virus a la casa”. Para Carrasco, luego de ocho meses de la pandemia, es tiempo de que se habla de qué hacer, también de validar la información antes de difundirla. “Usted es científico, somos médicos, sentémonos antes de que haga esos pronunciamientos. Sí pudo haber un grupo de médicos que se contagió a nivel comunitario, pero no es el 100%”.

Fuente: Diario El Comercio, 1er Impacto.

Hallan dos cadáveres de menores de edad y de un hombre, en una casa de Quito

La madrugada de este 28 de octubre, miembros de la Policía ingresaron a un inmueble en donde se encontraban dos niños fallecidos sobre su cama. El hecho se produjo en la parroquia de Pifo, nororiente de Quito, cerca de las 03:00.

Todo empezó cuando la madre de ambos menores de edad pidió ayuda a sus vecinos. En ese instante fueron a ver lo sucedido y notaron que la puerta estaba cerrada por dentro.

Cuando lograron abrirla vieron que la mujer estaba desfalleciendo en un sillón. Mientras que al revisar un dormitorio encontraron los cuerpos de los infantes. La señora fue llevada a una casa de salud de Yaruquí, donde se mantiene bajo pronóstico reservado.

Agente metropolitano - crimen - Quito

La Policía llegó para indagar y se percató de un mal olor en el departamento. Al chequear cerca de un lavabo localizaron otro cadáver envuelto en una sábana y metido en una funda para basura. 

Según las pericias, este tercer fallecido estaba en descomposición por lo que se presume que la muerte ocurrió días antes. Los investigadores deducen que los chicos habrían sido envenenados la noche del 27 de octubre supuestamente por su madre (ahora con resguardo policial). Mientras que se indagan las causas del deceso del adulto.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

El Registrador de la Propiedad de Pedernales, en Manabí,  fue asesinado

Las investigaciones por el asesinato contra el Registrador de la Propiedad del cantón Pedernales, provincia de Manabí, Geovanny Zambrano, continuaron la noche de este martes 27 de octubre de 2020. El funcionario recibió varios disparos de armas de fuego mientras ingresaba a su vivienda, en el barrio María Luisa. El crimen sucedió pasadas las 19:30 de este martes. Según la Policía, Zambrano fue sorprendido por personas no identificadas cuando se aprestaba a abrir el garaje de su vivienda. Había parqueado su vehículo en la puerta del lugar donde quedó tendido tras los impactos de bala que recibió en varias partes de su cuerpo. Su muerte fue casi inmediata. Los investigadores no descartan que pudo ser un caso de sicariato por la forma como se produjo el crimen. Los agentes levantan indicios en el sector para dar con el paradero de los victimarios del servidor público. En redes sociales sus amigos se solidarizaron con sus familiares al enterarse sobre lo ocurrido con el abogado que en 2015 obtuvo una maestría en derecho procesal y civil. Geovanny Zambrano, de 54 años, asumió el cargo de Registrador de la Propiedad en el 2011, luego de ganar un concurso de méritos y oposición que convocó el Municipio. Él llevó adelante el proceso de digitalización de la información de bienes y propiedades de ese cantón durante los años posteriores.

Fuente: Diario El Comercio, 1er Impacto.

Sangolquí: víctimas de transexuales pagaban o ‘marchaban’

Las fotos de hombres decapitados reemplazaron a las de personas desnudas, y las frases seductoras ahora eran amenazas de muerte para exigir dinero. Esa era, al parecer, otra forma de extorsión que tenía la banda de mujeres transexuales acusadas de haber violado a un chico en Sangolquí, cantón Rumiñahui, al sur de Quito.

Así lo revelaron las investigaciones de la Policía Judicial, subzona Pichincha, tras la detención de tres chicas transexuales y un hombre, por el delito de abuso sexual. Ellos ofrecían encuentros íntimos a través de una página de Internet y se pautaba una cita en una casa.

Según las pericias, si alguien preguntaba sobre los servicios -en chats privados- inmediatamente era intimidado. Las personas que mandaban los mensajes se hacían pasar por miembros de carteles mexicanos y sicarios.

“No quiero involucrar a su familia en esto. Así que dígame si quiere que resolvamos esto por las buenas o por las malas”, escribían. Cuando el cliente respondía le pedían que hiciera un depósito de 800 dólares. De lo contrario, enviaban fotos de armas y le decían que estaban listos para matarlo.

WhatsApp Image 2020-10-27 at 09.31.11
Los mensajes estaban con fotos de armas.CORTESÍA

Otros implicados

Pero los aprehendidos en Sangolquí habrían tenido la colaboración de otros dos hombres que se encargaban de llamar o mandar los mensajes amenazantes, detalló Julio Pillajo, teniente de la PJ. “Ellos son las parejas sentimentales de las mujeres transexuales”. Aunque ambos todavía no han sido detenidos.

Sin embargo, la banda estaría integrada por más personas. El agente indicó que durante el allanamiento a la vivienda, donde se produjo la violación, se hallaron recibos de depósitos y pertenecen a cerca de 25 individuos. “Se está trabajando para vincularlos en este caso”.

Nadie sabe nada

Luego de agarrar a los primeros sospechosos, los agentes de la PJ se enteraron que las extorsiones ocurrieron por poco más de un año. “Vinieron de Riobamba, estuvieron por Cayambe, donde también tuvimos denuncias y finalmente llegaron a Sangolquí. Se quedaban entre dos y tres meses en cada lugar”.

En esta última ciudad, las chicas trans y sus cómplices arrendaron un departamento del segundo piso de una casa de la calle Colombia, y taparon las ventanas con cortinas negras, aproximadamente ocho días antes de la captura.https://view.genial.ly/5f989bfe732f9a0d37315f8d

Tal vez por eso los vecinos dijeron que nunca vieron nada ni siquiera oyeron algún grito que los delatara. “Se armó el escándalo cuando vino la Policía”, contaron los comerciantes que tienen sus negocios frente a ese inmueble.

“No nos afecta, pero tampoco hay que generalizar”

Diane Rodríguez, directora de la Asociación Silueta X, comentó al respecto que este tipo de actos tienen que sancionarse y no importa si los cometieron personas de la comunidad GLBTIQ. “Tenemos derechos y obligaciones y si alguien cometió un delito debe pagar con cárcel”.

Pese a que es una historia que no los afecta, Rodríguez acotó que este tipo de situaciones no tienen que ser una excusa para generalizarlos. “Es como si un hombre asesinara a una mujer y dijéramos que todos los hombres son femicidas. Son conceptos que no los usamos”.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.