’Guerra’ contra los ‘coyoteros’

La familia de Stalin Guamán, de 21 años, aún tiene esperanza de encontrar la respuesta que busca sobre su ubicación. El joven salió en marzo de 2020 en busca del ‘sueño americano’ y en el trayecto desapareció el 25 de marzo. En esa fecha fue la última ocasión que supieron de él cuando iba a México y desde ahí pasar la frontera.

Los padres denunciaron y lograron la detención de dos sospechosos por el delito de tráfico ilícito de migrantes. Ese fue el hilo para que los policías sigan con las investigaciones y descubran a más integrantes de esta red.

Después de tres meses de seguir las pistas a los presuntos ‘coyoteros’, la madrugada del martes 27 de octubre de 2020, se ejecutó el operativo denominado Gran éxodo I, donde aprehendieron a cuatro personas en varios allanamientos a viviendas.

Sin embargo, y pese a todas las pruebas presentadas por Fiscalía, estos sospechosos quedaron en libertad la tarde del martes por orden del juez de turno de flagrancia. Se les dictó 90 días de instrucción fiscal y tienen medidas sustitutivas.

Juan Carlos Ramos, oficial de la Policía, recalcó que entre las evidencias que se encontraron en los allanamientos hubo documentación que se relacionan a un tipo de intercambio monetario o algo similar, que fueron levantados con el perito de Criminalística y puesto en cadena de custodia.

El mayor Mario Centeno, de la unidad Delito de Trata de Personas y Tráfico de Migrantes de la Policía Nacional, mencionó que durante la pandemia aumentó en aproximadamente 900 personas el número de quienes buscaban viajar a los Estados Unidos, más en relación al año anterior. Azuay, Tungurahua y Chimborazo son las provincias donde más se dan estos casos de trata de personas.

El operativo tuvo como finalidad la desarticulación de personas que a través de engaños hacen la captación de las víctimas ofreciéndoles viajes ilegales a los Estados Unidos. Trabajaron en coordinación con Interpol y también se hizo un operativo similar en Azuay.

Centeno agregó que también se han incrementado las deportaciones al Ecuador desde México, que es hasta donde llegan para cruzar por el río Bravo a los Estados Unidos. Sumarían alrededor de 1. 900 en lo que va del año, en su mayoría de la zona austral, luego de Chimborazo y Tungurahua.

Hizo el llamado para que las personas no caigan en las ofertas de los viajes a Estados Unidos porque puede generar grandes consecuencias en contra de la humanidad de quienes se atreven a realizar la travesía.RELACIONADAS

Cada viaje les pueden cobrar entre 15 hasta 20 mil dólares y en muchas de las ocasiones endeudan a las familias para conseguir el dinero.

En Tungurahua existen dos personas desaparecidas, a quienes están buscando con la policía de los países que estarían dentro de la ruta que utilizan los ‘coyoteros’. 

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s