Investigan la muerte de un niño de diez meses

El pequeño llegó a emergencias de un hospital del sur de Quito sin signos vitales. Según los primeros informes policiales, los doctores intentaron reanimarlo durante 25 minutos, sin éxito, por lo que la tarde del miércoles 11 de noviembre lo declararon muerto.

Al sitio llegaron miembros de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen), así como de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas y Desapariciones (Dinased) para iniciar las investigaciones.

El menor fue llevado al hospital por sus abuelos y su madre, una joven  de 19 años. Su cuerpo presentaba algunos hematomas por lo que se investiga si se trata de una muerte violenta o accidental.

Además se esperan los resultados de la autopsia. Por ahora los familiares permanecen con custodia policial.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

San Antonio de Pichincha: Los ‘arrancha bolsas’ no temen atropellar a sus víctimas

Dejan a sus víctimas tiradas sobre  aceras y calzadas. Dos sujetos, implicados en el delito de robo a personas  recorreny son el terror de  las calles de San Antonio de Pichincha, en el norte de Quito. Lo hacen en una motocicleta sin placas, en la que visitan algunos sectores de la localidad.

La noche del 11 de noviembre fue Ingrid (nombre protegido) una víctima más de un brutal asalto. La joven caminaba por una calle de San Antonio cuando un hombre bajó de la moto y le arrebató su mochila. Fue tal la fuerza con la que actuó el sujeto que Ingrid cayó al piso. Ella asegura que los asaltantes casi la atropellan con la moto al huir.

Su historia causó asombro entre los vecinos del lugar, y muchos hoy comparten historias similares. El vídeo de una mujer que también es agredida un día antes, hoy recorre las redes sociales. En el corto la joven sale ‘volando’ por la brutalidad con la que uno de los sospechosos le arrancha la cartera.

Otros casos similares

El incidente ocurrió pasadas las 19:00 del 10 de noviembre. La víctima caminaba por las calles Lulumbamba y Chaguar, en el barrio El Calvario cuando fue agredida. Pese a que permaneció en el piso por algunos minutos nadie pudo ayudarla.RELACIONADAS

“La gente está tan asustada que prefiere no meterse. Aunque se oyen los gritos o como las personas lloran nadie hace nada. Tienen miedo de intervenir por su seguridad”, explica Marta, residente de la zona. Ella prefiere mantener su apellido en reserva, por temor a represalias. Cree que la alternativa más viable es unirse como vecinos para dar fin a la delincuencia.

Temor general

Hace poco fue la madre de Marta, quien sufrió un atraco. Eran las 17:00 cuando la mujer, de la tercera edad, regresaba a casa después de hacer las compras. Llevaba dos bolsas en la mano, cuando los sujetos de la moto, la agredieron. “No es la pérdida de los productos es el susto que se llevó. No podía ni hablar cuando llegó a la casa”, concluye.

En la zona, la Policía realiza operativos permaneces a los motociclistas. Hasta el momento, no ha sido posible la detención de los implicados y se investiga los hechos. Las autoridades piden a los afectados poner la denuncia

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

Riña con plomo en el centro de Guayaquil

Se acababa de sentar en un quiosco esquinero para pedir un almuerzo, pero sus ganas de comer fueron ‘frenadas’ por un sujeto que se le acercó y le reclamó por una supuesta ‘sapada’, cerca de las 10:30 del martes, 10 de noviembre de 2020, en la esquina de las calles Manabí y Machala, en el centro de Guayaquil.

La víctima, Juan Francisco Burgos Sánchez, de 47 años, se levantó y empezó a discutir con el sujeto, según contaron los testigos.

La víctima se iba a ‘pegar’ un almuerzo cuando su ‘verdugo’ llegó para reclamarle por un ‘pito’ anterior.

Luego, Burgos Sánchez habría agarrado un palo para supuestamente defenderse de su agresor, quien habría intentado golpearlo. Sin embargo, la acción de Juan Francisco provocó que el atacante sacara un arma de fuego y le ‘pegara’ un disparo en el tórax.

Herido, Francisco Burgos cayó sobre la vía pública, con el rostro hacia abajo, y el criminal escapó en un automóvil gris, posiblemente un Hyundai Accent, en el que otro individuo lo habría estado esperando.

El sospechoso

En el lugar de los hechos, algunas personas comentaban que el criminal es conocido con el alias de Martes 13. También mencionaron que la víctima y el sospechoso habrían tenido problemas por una discusión anterior, pero no precisaron los motivos de la riña.

Un lugareño acotó que en la zona existe un alto expendio de sustancias estupefacientes, pero no aclaró si el fallecido o el sospechoso frecuentaban a esos vendedores.

Lo que sí señalaron fue que Juan Francisco se dedicaba a ‘enganchar’ clientes para que compraran llantas en los locales comerciales de la calle Manabí.

El jefe zonal de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida (Dinased), coronel Francisco Hernández, descartó que se tratara de un crimen selectivo, porque los indicios apuntarían a un problema interpersonal que terminó en una discusión con muerte.

Juan Burgos tiene antecedentes penales en los registros del Ministerio de Gobierno, pero no se precisan los delitos cometidos.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.