Ministro de Gobierno confirma secuestro de Heriberto Glas

Al mediodía del jueves 26 de noviembre, un hombre, de 50 años, habría sido secuestrado en Lomas de Urdesa, norte de Guayaquil.

En la mañana del viernes 27 de noviembre se conoció la identidad de la víctima a través de un tuit del exmandatario Rafael Correa, quien aseguró que se trata de Heriberto Glas, hermano del exvicepresidente que cumple una condena por el caso Odebrecht.

Dicha información también fue compartida por la esposa de Jorge Glas en su cuenta de Twitter. En consulta con la fiscal Provincial del Guayas, Yanina Villagomez, sobre el presunto secuestro de un hermano de Jorge Glas, señaló que están investigando.

Al preguntar si está confirmado que es el hermano del ex vicepresidente y si se van a pronunciar al respecto, indicó que es reserva de la investigación. No asegura ni descarta si sea el hermano del ex vicepresidente.

“Nosotros no podemos adelantar ninguna información. Esperamos que los que están investigando este hecho sean los que trabajen con toda la libertad que requiere para dar mejores resultados”, Tanya Varela, subcomandante general de la  Policía Nacional.

Más tarde la noticia fue confirmada por el ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño. La Unase (Unidad Antisecuestro y Extorsión de la Policía) trabaja con la familia, aseguró. “Como todo caso de secuestro, hay que manejarlo con toda la seriedad, con toda la profesionalidad que requiere”, señaló Pazmiño.

“La Unase está asistiendo a la familia. Ya ha habido algún contacto con los secuestradores”, informó en entrevista con Ecuavisa.

El caso está a cargo de la Unase (Unidad Antisecuestro y Extorsión de la Policía), quien ya trabaja con la familia y tuvo ya un contacto con los secuestradores.

La Policía conformó un equipo de investigación y ya se levantaron los primeros indicios. Al tratarse de un secuestro, no se puede entregar datos precisos porque el fin es salvaguardar la vida de la víctima.

  • Cronología del secuestro

El hecho ocurrió cuando un vehículo, BMW color azul, circulaba por la avenida séptima y habría sido interceptado por otro carro modelo Aveo color negro, del cual se bajaron varios sujetos armados y amedrentaron contra el conductor del carro que sería una personas mayor a 50 años y padre del propietario del vehículo.

 En la página de la Autoridad de Tránsito Municipal de Guayaquil, al verificar la placa de dicho automotor, consta que él mismo está a nombre de una personas apellido Glas.

Agentes de la Unase llegaron hasta el lugar donde ocurrió el presunto secuestro, sitio donde fue abandonado el vehículo en que se movilizaba la víctima. En el lugar un uniformado afirmó que se están verificando los videos captados por las cámaras de seguridad del sector.

Hasta las 20:30 del jueves 26 policías no confirmaban el nombre de la víctima, por lo contrario pidieron mantener absoluta reserva con este caso. “Es algo muy delicado y se está trabajando en las negociaciones”, confirmó un oficial de alto rango de la Policía Nacional.

Extra oficialmente se conoció que los secuestradores estarían pidiendo una alta suma de dinero a los familiares de la víctima.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

Asesinato de Roberto Oña deja indignación e impotencia: “Llegan miserables y le arrebatan su vida”

La mañana del 27 de noviembre del 2020, el Ecuador amaneció sin la voz de Roberto Oña Núñez. Una bala se llevó al periodista, abogado y comerciante. Lo mataron para robarle su teléfono celular, según primeras investigaciones.

La muerte le llegó disfrazada de un ladrón, Roberto Oña no se dejó arrebatar su celular y la vida le dijo “hasta aquí no más”, así como cuando terminaba los partidos que relataba.

Robero Oña nació en Quevedo, Los Ríos, pero hizo historia en Guayaquil.

Sus amigos lo extrañan y están amargados por lo que le sucedió.

Uno de ellos, Carlos Víctor Morales, escribió en la madrugada del 27 de noviembre del 2020: “Imposible dormir con tanto dolor. Hasta siempre querido compadre Roberto Oña Núñez”. En sus redes sociales siguió: “Te recordaremos con el cariño y la amistad de los años que compartimos trabajos”.

Además destacó la labor que venía haciendo para ganarse la vida, además del periodismo. “En estos tiempos de crisis el periodista deportivo Roberto Oña Núñez montó su negocio de comidas para mantener su familia, en pocos meses llegan miserables y le arrebatan su vida. No hay derecho a que malditos delincuentes a punta de pistola y miedo nos destrocen la existencia”, dijo ‘El Chino’ Morales.

Por su parte, el comentarista deportivo Arturo Magallanes comentó: “Mi solidaridad con Roberto Oña, con su padre coincidí en (Radio) Sucre en el 2002. Es trágico lo que ha pasado. En este país solo los delincuentes pueden andar armados y las leyes nos obligan a los ciudadanos a estar indefensos ante la amenaza. Este país necesita una purga integral”.

Mientras que el periodista deportivo Aristides Moreira, que reside en Nueva York: “Lamento que una voz de fútbol se nos vaya, un amigo y un colega que no le hacía daño a nadie. No es justo lo se le arranque la vida a un hombre trabajador”.

Ahora toca a las autoridades dar con su asesino. Roberto Oña relata en el cielo. 

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.