Comercio informal: La bahía de la Alborada

No es el único punto donde se asientan, sin embargo, sí es el más evidente. En los exteriores del centro comercial Plaza Mayor, en la Alborada, decenas de comerciantes informales se han apoderado de los casi 230 metros de extensión que tiene el lugar para convertirlo en lo que más de un residente denomina -y no con gracia- como la bahía del norte.

La situación se complica porque desde que los operativos municipales de control se intensificaron en el centro, para mantener al sector libre de ambulantes y aglomeraciones; hay quienes se han desplazado a este punto del norte para continuar con las ventas. Situación que ha multiplicado las quejas entre los residentes.

Gustavo Arellano vive hace 35 años en la cuarta etapa de este vecindario y lamenta ver como aquellas veredas por las que antes podía caminar con tranquilidad; ahora están abarrotadas de mercadería que permanece esparcida sobre el piso y pedazos de cartón, o cuelga de pequeños tendederos improvisados en los postes.UrbanismoEn la era posCOVID, urbanistas consultados por este Diario han sugerido darle más valor al comercio de barrio, incluido al informal; siempre que exista orden y se respeten los espacios públicos para la comunidad.

Hasta hace 10 años o menos, recuerda Arellano, él se desplazaba por la avenida Rodolfo Baquerizo Nazur, entre las calles José María Egas y Segundo Cueva Celi, donde se encuentra el mall, y podía detenerse a mirar las tradicionales esculturas que adornan el centro comercial. “No había nada que me apurara, salvo los típicos bocinazos de los autos…”, agrega. Ahora, lo único que intenta es pasar rápido por este lugar en el que los juguetes, las pijamas, las pilas, los celulares y zapatos…, se mezclan con los vendedores, compradores y usuarios que, en la misma cuadra, hacen fila para ingresar al banco, un supermercado y un gimnasio.

Foto de Sistema Granas(32856528)
Cada metro de los exteriores del centro comercial Plaza Mayor, permanece lleno de comerciantes ambulantes.JUAN FAUSTOS SANDOVAL

“Aunque esta semana efectivamente he visto más comerciantes, no son ellos los causantes de nuestra molestia, porque esta empezó a incrementarse hace un año que, a vista de todos, empezaron a instalarse”, sentencia Anabelle Caicedo, quien habita a dos cuadras de Plaza Mayor, en plena avenida José María Egas; donde también hay desde vendedores de frutas y verduras hasta de calzado y almuerzos.

El pasado martes y ayer, en diferentes horarios, EXPRESO hizo un recorrido por ese sector para confirmar si existe algún horario en el que este tipo de actividad se reduce, pero la respuesta fue negativa. De 08:30 a 19:00, los informales permanecen voceando sus artículos, y no solo en este punto, sino al pie de la parroquia Nuestra Señora de la Alborada, donde venden hasta incienso y todo tipo de hierbas medicinales; cerca del centro comercial Albocentro y en sí en toda la avenida Rodolfo Baquerizo Nazur, hasta su intersección con la Francisco de Orellana.

“La Alborada se está convirtiendo en un mercadillo y no es eso lo que queremos. ¿Por qué nos cuesta tanto vivir en orden?”, cuestiona la residente Adela Morán, de 61 años, quien hace un llamado a que el Municipio de Guayaquil extienda los controles a este barrio del norte.

informalidad Sauces
En los parterres de las ciudadelas del norte de la ciudad, es común ver escenas como las que se muestra en la imagen.JUAN FAUSTOS SANDOVAL

Para ella, si bien este tipo de comercio ayudó en épocas de pandemia, es necesario regularlo, sobre todo por las aglomeraciones que genera. “Ahora que la gente sale más, estos ambientes al aire libre también se llenan. ¿Por qué no pensar en fijarles un espacio en el norte solo para que vendan? Eso dejaría las calles limpias, con amplitud para circular, y nos daría la opción de comprarles, pero en orden”, piensa.

Cruzar la vereda de Plaza Mayor es una tarea titánica. Debes tener movilidad en tus piernas al 100 %, pues de lo contrario, no podrán sortear todo lo que está en el suelo. No pasarán nunca.
Patty Pico,
trabaja en Sauces 1

En varias ocasiones este Diario ha detallado, a través de sus páginas, cada una de las trabas que deben afrontar al momento de circular por las calles de Guayaquil las personas con discapacidad o con dificultades para caminar. La falta de espacio en las veredas ha sido siempre uno de los principales. Y es por eso que habitantes como Sonia Llerena coinciden en la idea de que los reubiquen.

“Ya tenemos suficiente con el mobiliario urbano que se ha colocado de forma incorrecta en los parterres y veredas. ¿Se imaginan cómo sería la Alborada sin tanto desorden?”, piensa; al tiempo que Adrián Poma, habitante de Sauces IX, solicita que las autoridades miren también hacia su barrio.

informalidad Sauces
Sauces. Frente al mercado de Sauces IX, el comercio informal se ve reflejado hasta en los espacios que eran utilizados como paradas de buses.JUAN FAUSTOS SANDOVAL

Y es que allí, al frente del mercado principal del vecindario, los jardines públicos se convierten incluso en ferias de comida y los paraderos de buses en desuso, de exhibidores de ropa.

Sobre esta situación, EXPRESO consultó al vicealcalde de la ciudad, Josué Sánchez, sobre las medidas que se tomarán en el norte, y advirtió que además de operativos, se destinarán áreas para que, como con los comerciantes informales de la bahía, estos puedan expender sus productos.

“Queremos apoyarlos, pero para esto las personas deben decidir ser comerciantes formales. Entre la actual y anterior administración, hemos formalizado ya 36.000 puestos. Guayaquil no puede regresar al desorden, no puede regresar al caos. En los nuevos mercados que estamos construyendo, habrá 1.000 puestos para los que quieran formalizar su trabajo y ocuparlo”, añadió.

  • La contaminación auditiva, otra molestia

Para los habitantes consultados, ordenar las calles de este vecindario del norte, permitirá devolverle su brillo e importancia. William Villacís Villacís habita en el sector desde 1981 y tiene claro que la avenida Rodolfo Baquerizo Nazur, así como fue llenándose de comercios formales (desde centros de abastos, restaurantes, mueblerías, boutiques, bancos, clínicas e  incluso la Iglesia que, hace énfasis, fue visitada por el Papa Juan Pablo II cuando llegó al país); también se convirtió en el sitio apetecido por comerciantes informales, que se adueñaron “del casi nada espacio de acera para uso exclusivo de los peatones”.

Hoy, atreverse a cruzar la vereda de Plaza Mayor 1 y 2 es una tarea titánica, explica. “Debes tener al 100 % movilidad en tus piernas para evitar pisar lo que encuentran es el piso. Uno debe de estar atento a todo, pues hasta la ropa de los peatones puede enredarse con las antenas y artículos que están a la venta…”. A este suplicio, como lo denomina, Villacís agrega la contaminación ambiental que la informalidad genera.

Acabar con el secuestro de las veredas, le costó tanto a León Febres Cordero y a su sucesor, Jaime Nebot , como para que esta nueva Alcaldía permita que Guayaquil vuelva a ser parcelada por “emprendedores” que repito, se cobijan bajo el manto del derecho al libre trabajo, pero pisoteando los derechos de los demás. De la comunidad. No es justo.William Villacís Villacís, 
​vive en la Alborada desde 1981

Hay días en que la música está a todo volumen para atraer a la gente, a veces hay parlantes, la gente grita en todos lados… La paz que teníamos antes se ha esfumado”, piensa. 

Como él piensa Claudia Ortiz, también residente, quien coincide en el hecho de que haya más control municipal para recuperar el área y terminar con el bullicio. “En este punto de la Alborada se vive una “fiesta permanente”. Una fiesta de descontrol, desobediencia e irrespeto para el prójimo…”, piensa. 

Fuente: Diario Expreso, 1er Impacto. 

La Cámara de Diputados de Argentina aprueba la ley del aborto y pasa al Senado

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó el viernes un proyecto de ley para la legalización del aborto impulsado por el presidente, Alberto Fernández.

La iniciativa que autoriza la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación fue aprobada de madrugada. Esto luego de un maratónico debate de más de 20 horas seguido por decenas de miles de manifestantes, por 131 votos a favor, 117 en contra y seis abstenciones.

Se prevé que en los próximos días el proyecto pase al Senado para ser debatido. Varios de los diputados que lo respaldaron están en la oposición.

Cuando se transmitió el resultado de la votación en las grandes pantallas instaladas en las inmediaciones del Congreso, miles de activistas proaborto que habían pasado la noche a la intemperie siguiendo los discursos de los legisladores estallaron en gritos de alegría y se abrazaron.

En muchas jóvenes no parecía hacer mella el cansancio tras horas tumbadas sobre telas y colchonetas extendidas sobre el asfalto. Tampoco parecía importarles el distanciamiento social impuesto para combatir la pandemia del coronavirus, aunque muchas llevaban mascarillas verdes. el color que identifica al movimiento.

A cientos de metros cientos de manifestantes contrarios al aborto, con prendas de color azul celeste y banderas argentinas, lamentaron el resultado. Algunos agacharon la cabeza y otros lloraron.

Iniciativa impulsada por Fernández

La iniciativa impulsada por Fernández fue debatida dos años después de que otra propuesta similar naufragara en el Congreso. Además, un año de que el dirigente peronista llegara al poder con la promesa de habilitar el aborto libre y gratuito.

Argentina penaliza actualmente a las mujeres y a quienes les ayudan a abortar. Las únicas excepciones contempladas por ley son los casos de violación o riesgo para la salud integral de la madre. Estos están recogidos en protocolos que no se cumplen en unas ocho provincias del país, de cuerdo con denuncias de legisladores.

Según el movimiento feminista, la aprobación de esta ley constituiría una conquista simbólica en América Latina. En esta región la interrupción del embarazo está “muy castigada”, a excepción de en Uruguay, Cuba, Ciudad de México. Además, el estado mexicano de Oaxaca, las Antillas y la Guyana Francesa.

La iniciativa busca eliminar los abortos clandestinos que han causado más de 3.000 muertes en el país desde 1983, según las autoridades. El gobierno señaló que cada año alrededor de 38.000 mujeres son hospitalizadas por estos procedimientos.

Entre los principales oponentes a la iniciativa está la Iglesia católica, cuya jerarquía pidió en las últimas horas a los legisladores “un segundo de reflexión frente a lo que significa el respeto a la vida” y sobre el peligro “de la cultura del descarte” mencionada por el papa en varias ocasiones.

Reacción del Gobierno

Al conocerse el resultado de la votación, la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, aseguró que se trata de «un paso fundamental y un reconocimiento a una larga lucha que vienen llevando adelante los movimientos de mujeres» en el país desde hace años.

«La decisión del Poder Ejecutivo es clara: que nunca más una mujer o una persona gestante se vea obligada a realizar un aborto clandestino y a poner en riesgo su vida o su salud; pero, a la vez, que ninguna mujer se vea en la situación de tomar la decisión de abortar en virtud de su estado de vulnerabilidad económica o social”, indicó Gómez Alcorta.

Ahora queda fijar el día en que el Senado tratará el proyecto en el pleno, algo que podrá ocurrir antes de final de año.

Fuente: Teleamazonas, 1er Impacto.

Iglesias evangélicas abren como clubes de striptease para sermonear en pandemia

Dicen los cristianos que no debe haber impedimento para difundir “la palabra”. En tiempos de confinamiento pandémico, lo que pasa con dos iglesias cristianas dan, precisamente, fe de ello.

Esta historia ocurre en California, Estados Unidos, donde dos iglesias evangélicas se registraron como clubes de striptease o clubes nudistas para continuar celebrando servicios en el interior. El motivo: los clubes de bailarinas son algunos de los negocios que pueden abrir en medio de la pandemia por el COVID-19.

Según la ley, los supermercados, gasolineras y clubes de striptease, entre otros establecimientos, pueden permanecer abiertos, con algunas restricciones, durante la cuarentena. Las iglesias de cualquier credo no están en la lista y debe estar cerradas sin excepción alguna.

Este no es un milagro, sino una muestra de ingenio y de que “hecha la ley, hecha la trampa”. Para eludir la directiva, los pastores de las iglesias Awaken Church (San Diego) y Godspeak Calvary (Thousand Oaks) han decidido que sus templos ahora serán “más mundanos” .

En video, el pastor Jurgen Matthesius, de Awaken Church, hace un acto nudista para oficializar el cambio. Él y otro pastor bailaron en el escenario, se quitaron la ropa y se la arrojaron a los fieles presentes, nombrando el lugar Awaken Family Friendly Strip Club.

Este es el video de los pastores strippers o nudistas:PreviousReplayNextMuteLoaded: 100.00%Remaining Time -0:00Picture-in-PictureFullscreen

Matthesius dijo que necesita hacer un show nudista durante al menos 30 segundos para que Awaken Church sea oficialmente considerado un club de striptease y no lo cierren, según un informe de la estación de radio WIBC.

Declaró que el “club de striptease” de la iglesia es “donde sacamos al diablo de su control, poder y autoridad sobre la vida de las personas” .

El pastor de Godspeak Rob McCoy hizo una declaración similar, atacando la supuesta “tiranía” del gobierno de California al cerrar la iglesia para detener la propagación del coronavirus.

El coronavirus o SARS-CoV-2, patógeno causante de la enfermedad COVID-19, viene dejando en el mundo al menos 69,1 millones de personas infectadas. En tanto, 44,6 millones se han recuperado y al menos 1,57 millones han muerto.

En tanto, en Estados Unidos ha habido más de 15,5 millones de personas infectadas con coronavirus y al menos 219 mil han muerto por COVID-19.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.