Sicarios asesinan a empresaria manabita

“Ay Dios mío, no. Ella no merece morir así, déjela ver”. “Señores policías busquen a los ladrones, vean huellas, por favor”, “¿por qué?”. Entre lágrimas, conmocionados y llenos de dolor, eran las frases que exclamaban los familiares de una mujer, cuyo cuerpo manchado de sangre había quedado inmóvil en el interior de un vehículo.

Como a eso de las 00:23 de jueves 17 de diciembre, la tranquilidad y el sueño fueron interrumpidos para los moradores de las calles San Cayetano y Nardos, en la ciudadela Forestal, de Portoviejo, provincia de Manabí. Un hecho aterrador, violento y sangriento los levantó de las camas a los habitantes, quienes no podían creer que en este pasivo sector portovejense haya ocurrido algo tan desgarrador.

“Escuchamos una detonación y como cuando rompen un vidrio, salimos y vimos el vehículo allí con la puerta abierta”, mencionó un lugareño.

Los allegados de la mujer que acudieron a verificar lo que les habían informado intentaban con desesperación y llanto inconsolable acercarse al cadáver. Sin embargo, los elementos de la Policía Nacional impedían aquello para evitar que las huellas, indicios y vestigios impregnados en el automóvil Chevrolet Aveo, color dorado, de placa MBB 2344, sean vulnerados y puedan afectar la investigación.

Tras ser alertados por el ECU 911, personal de la Policía y sus unidades especiales arribaron a la escena para cumplir con las tareas periciales.

Tras las primeras inspecciones y exploración de la escena de sangre, el reporte policial arrojó que la mujer, identificada como Zoila Margarita Navarrete Vergara, de 58 años, presentaba un orificio de entrada y salida en la cabeza, similar al producido por un proyectil de arma de fuego, el cual le ocasionó la muerte.

Según las primeras indagaciones del hecho, hombres en moto habrían sido los causantes del atentado mortal.

Estaba a 100 metros de su casa

“Parece que la estaban esperando, con un bate golpearon el vidrio y luego le dispararon, estaba a 100 metros de su casa, ella regresaba de su trabajo, tenía una farmacia”, relató un sobrino de la occisa. RELACIONADAS

En medio del dolor, ellos piden que se aclaren las causas de la muerte. La primera hipótesis que manejaban era la de un robo violento, sin embargo, el familiar cree que existen elementos que podrían descartar aquello.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s