Policía muere al pie de torre de vigilancia

Una nueva desgracia enluta a la Policía Nacional. El domingo 13 de diciembre, la institución sufrió el fallecimiento de dos uniformados por inhalación de monóxido de carbono, en Esmeraldas, y la madrugada del jueves 17, la presunta muerte accidental del cabo segundo Luis Miguel Jumbo Toledo, de 28 años.

El agente habría caído desde una torre de vigilancia del pabellón de máxima seguridad del penal de Santo Domingo.

Informes policiales preliminares detallan que a eso de las 00:05, Jumbo fue hallado en el suelo, con sangre en las fosas nasales, con una lesión en la cabeza e inmóvil, justo al pie de la escalera metálica que llega hasta la garita G, donde estaba de guardianía.

Fue uno de sus compañeros que iba a cumplir con el relevo que lo encontró y alertó al resto del personal policial.

Los gendarmes solicitaron una ambulancia, mientras llegaba le proporcionaron los primeros auxilios, sin embargo, cuando los paramédicos arribaron solo confirmaron su deceso. RELACIONADAS

Investigaciones preliminares apuntan a que la lesión y su causa de muerte respondería a una caída, posiblemente desde la escalera o la garita, que tiene una altura aproximada de 6 metros.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

Le ‘paran el carro’ a una banda que robaba bicicletas en Quito

Las bicicletas eran su objetivo,  pero si por ahí estaba algún otro objeto de valor ‘mal parqueado’, como se dice popularmente, también se llevaban los miembros de una banda que acaba de ser desarticulada por la Policía.

En efecto, la institución policial informó este 18 de diciembre, que  intervino cuatro inmuebles del sector Centro Histórico de Quito, donde neutralizó a un grupo de sujetos dedicados, presuntamente al robo a personas y robo a domicilios, bajo la modalidad de estruche; además del hurto y apropiación de bienes, en especial, de bicicletas. RELACIONADAS

Los hoy detenidos venían siendo investigados y seguidos por los agentes. Se trata de ocho personas que operaban en el sector norte de la capital, y cada uno cumplía con roles y funciones como: seleccionar a las víctimas, dar seguridad a sus compinches, ejecutar los robos y asaltos, entre otras actividades.

Diecisiete ‘bicis’ como evidencia

El modus operandi de estos sujetosconsistía en ubicar parqueaderos de centros comerciales e inmuebles, cuyos propietarios salían a realizar sus actividades comerciales; momento que era aprovechado para forzar las seguridades y sustraerse las bicicletas y otros objetos de valor, para lo cual utilizaban cizallas, patas de cabra y otras herramientas.

En esta operación policial se recopiló, además, una gran cantidad de indicios que servirán para determinar la relación existente entre los integrantes de esta estructura y el delito que se investiga.Entre estas evidencias constan: un vehículo, 17 bicicletas, 3 máquinas de coser industrial, 1 batidora industrial, 1 molino Industrial, 2 teléfonos celulares, 1 soldadora industrial y un martillo industrial.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.