‘Golpeada fuerte’ por dos hijas arrolladas en Daule

“Marielita, hijita mía, respóndeme, solo tu nombre me queda mi vidita”. Así se lamentaba entre llanto Ninfa Carpio, mientras se aferraba fuertemente al ataúd de su hija Mariela Yajaira Carpio Carpio, quien perdió la vida en un violento accidente de tránsito ocurrido en el kilómetro 31 de la vía Daule-Salitre, en la provincia del Guayas.

Pero el golpe que Ninfa lleva en su corazón es doble, pues tiene a otra hija grave que también fue arrollada esa misma noche cuando corrió a ver a su hermana accidentada.

El primer percance se suscitó en el momento en que la joven, de 28 años, se desembarcaba de una motocicleta para dirigirse a su domicilio, ubicado en el recinto Boquerón de Daule.

Según testigos, un vehículo que se dirigía a Salitre la atropelló y la dejó boca abajo sin vida en la calzada. Su hermana, Gilda Yamileth, de 22 años, tras enterarse del accidente, rápidamente se dirigió al sitio y también fue arrollada por otro carro desconocido que la dejó gravemente herida.

Hasta el domingo 27 de diciembre, la muchacha luchaba por su vida en el hospital Vicente Pino Morán de esta localidad.

Ninfa Carpio Romero contó que la tarde del viernes 25 de diciembre, sus dos hijas salieron a festejar la Navidad donde unos amigos del recinto y cuando retornaban a casa ocurrió el accidente. Primero salió Mariela en una moto y su hermana se quedó unos minutos más, pero al enterarse de su muerte acudió al lugar con las consecuencias anotadas.

Amigos y allegados arribaron a la casa del duelo para llevar víveres, con el fin de palear la crítica situación que vive esta humilde familia que adeuda el funeral y no tiene dinero para los gastos médicos de la joven herida.

Madre e hijo a la eternidad

En otro accidente, el regreso a casa fue mortal para Sandra Rosero, de 35 años, quien murió junto a su hijo Alexis, de 16, en el momento en que se trasladaban en una motocicleta hasta Huasimpamba, en Pelileo, provincia de Tungurahua.

El accidente se reportó a las 23:00 del sábado 26 de diciembre. Madre e hijo iban en la moto y en el trayecto fueron impactados por un auto Sedán, cuyo conductor habría huido tras el hecho. La señora murió en el acto y su vástago falleció a los pocos minutos de llegar al Hospital Docente Ambato. 

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s