Joven fue multado en Quito por hacer de las calles su ‘pipi room’

Ochenta dólares de multa deberá pagar un hombre por orinar en las calles del norte de Quito. Fue la noche del 29 de diciembre cuando el joven circulaba por el sector de El Condado, en el norte de la ciudad cuando tuvo ganas de ir al baño por lo que detuvo su auto.RELACIONADAS

Al no encontrar un sitio mejor, el hombre se dispuso a orinar en la calle. Agentes de Control que circulaban por el sitio vieron lo que hacía y se acercaron para sancionarlo por incumplir las normativas.

Según el numeral 9 del artículo 103, escupir, orinar y defecar en la vía pública son actos sancionados con una multa del 20 % del salario básico unificado. En caso de que la persona sea reincidente, deberá pagar el doble. Aunque la personas sancionada trató de justificar su actuar, los uniformados iniciaron el proceso para multarlo.

En otros sectores de la capital, y debido a la final del campeonato nacional de fútbol, se realizaron controles en varios puntos de la urbe. Entre Chimbacalle, San Carlos y La Shyris se sancionó a nueve personas por no llevar mascarillas.

En estos puntos también hubo locales clausurados por no contar con permiso de funcionamiento o incumplir el toque de queda, vigente de 22:00 a 04:00. En Alangasí, oriente de la ciudad, una persona fue multada por libar en la calle.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

La droga se pasea por el Oriente ecuatoriano

Macas. Tres ciudadanos presuntamente dedicdos  al microtráfico de drogas en esa zona del oriente del Ecuador, fueron detenidos la mañana del 29 de diciembre por parte de elementos de la Policía Nacional, a través de sus ejes preventivo, investigativo y de  inteligencia.

 Los agentes uniformados pararon la marcha de un vehículo donde iban a bordo los sospechosos, quienes al ser registrados mostraron actitud evasiva. En su poder se encontraron alrededor de 2.026 dosis de marihuana.RELACIONADAS

Los aprehendidos fueron llevados a órdenes de las autoridades competentes, mientras que la sustancia ilegal fue ingresada bajo cadena de custodia, evitando que cientos de dosis ingresen al consumo interno.

suvumbios
Paquetes de clorhidrato de cocaína incautados en el sector Santa Cecilia, en Lago Agrio, provincia de Sucumbíos.CORTESÍA

A este golpe al hampa se suma la captura de otro sujeto, en el sector Santa Cecilia, del cantón Lago Agrio, en la vecina provincia de Sucumbíos. El hombre conducía un vehículo en el que llevaba 147 paquetes de clorhidrato de cocaína, con un peso neto de 146.499 gramos, que tendría como destino final de comercialización y distribución distintos puntos de esa provincia amazónica.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

El cadáver de ‘Rasquiña’ ya fue velado y cremado

Cerca de las 23:00 del lunes 28 de diciembre, el cadáver de Jorge Luis Zambrano, alias ‘JL’, y a quien la policía denominó como líder de la banda ‘Los Choneros’, fue retirado por sus familiares y amigos desde el Centro Forense de Manta, provincia de Manabí, donde se le realizó la necropsia de ley.

De acuerdo al informe forense, ‘Rasquiña’, quien fue blanco de un ataque de sicariato durante la tarde en un centro comercial conocido de la urbe porteña manabita, murió al recibir tres impactos de bala, dos de ellos fueron en la región pectoral y uno en la cabeza.

De forma inmediata, y durante gran parte de la noche, los ejes preventivos de la Policía Nacional, las unidades de Policía Judicial, Criminalística y DINASED, se mantuvieron alertas y activaron los protocolos de muertes violentas.RELACIONADAS

En el lugar donde ejecutaron a la víctima, aun se observaban las manchas de sangre en el piso, emanadas por la humanidad de Zambrano tras el violento y ágil ataque. Los peritos recogieron huellas, indicios y vestigios en el exterior de la cafetería donde ‘JL’ había acudido a tomarse un café.

En las primeras horas de este martes 29 de diciembre, se conoció que tras su retiro de la morgue, el cuerpo sin vida de Zambrano, quien se graduó de abogado hace pocos meses, fue velado por sus familiares unas cuantas horas y luego fue llevado a una sala de cremación de la vía Manta – Rocafuerte, reveló una fuente.

Fausto Buenaño Castillo, jefe de la Policía Zona 4 ( Manabí), informó que tras el hecho, considerado una muerte selectiva, se retuvo para las investigaciones a tres guardaespaldas que formaban parte del equipo de seguridad del ahora occiso.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.