Guayaquil: ¡No cesan las fiestas pese al coronavirus!

Las sanciones económicas por propiciar fiestas callejeras y la advertencia de un posible déficit de camas de unidades de cuidados intensivos (UCI) les ‘valen un pito’ a ciudadanos irresponsables. Ellos insisten en generar aglomeraciones, lo que podría crear focos de contagios de COVID-19.

Desconocen que hasta ayer se confirmaban 220.349 casos confirmados con pruebas PCR a nivel nacional y que el porcentaje de camas ocupadas en las UCI es del 68 %, con tendencia al alza.

Por las redes sociales se viralizaron, este fin de semana, intervenciones de la Policía Nacional y del Municipio de Guayaquil para suspender eventos masivos. RELACIONADAS

Esta vez la farra no fue en la Calle 8, sector del Cristo del Consuelo, donde el jueves último la Dirección de Justicia y Vigilancia multó con siete salarios ($ 2.800) a 40 familias. Aparentemente aprendieron la lección.

Las celebraciones se desarrollaban como si nada cerca a esta zona del suburbio: en las calles Lizardo García y E; y en Sedalana y Tulcán.

La policía informó que desalojó a unos 150 ciudadanos que disfrutaban de la rumba, y a otros 90 que ‘tirados a bacanes’ consumían alcohol en la vía pública.

No faltaron los osados fiesteros que enfrentaron a los uniformados porque les ‘cortaban nota’. Y lo peor es que ni siquiera usaban mascarilla.

Mientras que en Antepara y Sedalana se decomisaron 28 jabas de ‘biela’ y fue clausurada una tienda que funcionaba sin el respectivo permiso.

En el norte

La policía también tuvo que intervenir en otros puntos del norte. Uno de ellos, en el bloque 8 de Bastión Popular, donde los rumberos ‘movían el esqueleto’ sin importarles que el virus podría estar entre ellos y que ponían en riesgo a sus familiares.

clausura
La Dirección de Justicia y Vigilancia clausuró una tienda que vendía ‘bielas’.CORTESÍA

Eran cerca de las 20:00 del sábado cuando los agentes obligaron el retiro de al menos medio centenar de personas que en la vía pública de ese sector celebraban un cumpleaños.

“El ECU-911 nos ha informado de algunas aglomeraciones donde nos toca intervenir. Además de representar un alto riesgo de contagio, esos eventos distraen de las funciones que debe cumplir la policía, como es resguardar a la ciudadanía”, expresó Fabricio Silva, jefe del Distrito Pascuales.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

Nueva variante en Ecuador: volver a las medidas del mes de marzo es imposible

El Gobierno del Ecuador confirmó este lunes 11 de enero que en el país ya existe el primer caso de la nueva variante de covid-19 detectada en Reino Unido. Sin embargo, la Secretaria General de Comunicación de la Presidencia, Caridad Vela, descartó que existan medidas similares (confinamiento) a las de marzo de 2020.

“En este momento es imposible, ya que la Corte Constitucional ha dictaminado que el Gobierno no tiene ninguna posibilidad de volver a un Estado de Excepción y esa es la única herramienta que disponemos para tomar medidas más firmes y que tengan alcance a nivel nacional”, comentó.

“De tal manera, lo que nos compete es a través del Comité de Operaciones e Emergencia (COE) Nacional el hacer llegar ‘sugerencias’ en todos los territorios”.

Por su parte, Juan Carlos Zevallos, ministro de Salud, indicó que dos pacientes en Manabí están siendo evaluados por el cerco epidemiológico de la nueva variante además del reportado en Los Ríos. Sin embargo, el ministro instó que lo que más le preocupa es la situación interna (aglomeraciones).

PRIMER CASO DE NUEVA VARIANTE

El paciente ha tenido contacto con 14 personas  y ellos están en cerco epidemiológico desde el primer día. “El Ministerio de Salud activó todos los planes de contingencia”, dijo el Ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos.

El ciudadano es un hombre de 50 años de edad que vino desde Reino Unido, pero hizo una escala en Madrid (España). Cuando llegó al país presentó una prueba PCR negativa (12 de diciembre).

Respecto al cuidado, Zevallos anunció que por ninguna manera debe dejar de usarse mascarilla, alcohol y debe mantenerse el distanciamiento social. La autoridad informó que estas medidas no deben dejarse de aplicarse con esta u otra variante.

CONFINAMIENTO SECTORIZADO

Vela anunció que si se analiza el confinamiento sectorizado, lo cual se ejecutará una vez analizado con evidencia científica y técnica.

Fuente: Metro Ecuador, 1er Impacto.

Cantón de Ecuador volverá al semáforo rojo ante el incremento de casos de covid-19

El cantón Tulcán, en la provincia del Carchi, pasará del color amarillo al rojo en el semáforo epidemiológico. Así lo decidió el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) local la mañana de hoy, 11 de enero del 2021, para frenar el número de contagios en esta localidad vecina de Colombia. Según Cristian Benavides, alcalde de Tulcán, esa es la respuesta ante los casos de covid-19 que se han incrementado notablemente en los primeros días de este mes. Aseguró que las reuniones familiares durante la Navidad y el Año Nuevo, las fiestas clandestinas y la circulación de personas entre Ecuador y Colombia por pasos informales, a pesar que la frontera está oficialmente cerrada, están entre las principales causas. Carchi sumó hasta hoy 3 863 casos confirmados de personas contagiadas por el nuevo virus y 133 fallecidos, según las estadísticas oficiales. El burgomaestre convocó para la tarde de hoy al Concejo Municipal para reformar una ordenanza elaborada ante la pandemia, que permitirá que Tulcán retorne al color rojo en el semáforo epidemiológico. Señaló que espera que mañana se apruebe, en segundo debate, dicha reglamentación, que permita reforzar los controles. Entre otras cosas se restringirá totalmente el funcionamiento de centros nocturnos de diversión y se prohibirá la venta y consumo de alcohol al menos en los próximos 15 días. También se realizará un ajuste en el número de personas que podrán visitar tiendas y almacenes, entre otros. La decisión de Tulcán de volver al semáforo rojo ocurre un día después que el COE provincial emitió una resolución solicitando a los seis cantones de Carchi mejorar los controles. Entre otras cosas se solicitó dar cumplimiento de sanciones, conforme a lo establecido en ordenanzas o instrumentos legales pertinentes, contra las personas que no cumplan con los protocolos de bioseguridad. También se pidió elaborar una ordenanza o instrumento legal que permita la regulación de la circulación vehicular, implementar el pico y placa para todos los cantones de la provincia. Además, se recomendó implementar la normativa del uso de suelo por parte de los municipios, para sancionar fiestas clandestinas y paso de vehículos de placa colombiana por lugares no habilitados o informales del cantón Tulcán, entre otros. En el resto de cantones como Montúfar, el COE tenía previsto reunirse la tarde de hoy para analizar las sugerencias del COE provincial.

Fuente: El Comercio, 1er Impacto.

Imagen de hombre caminando con un tanque de oxígeno en pandemia dentro de un centro comercial se viraliza

La fotografía de un hombre caminando con un tanque de oxígeno en un centro comercial de Ciudad de México se viralizó en redes sociales desde el 5 de enero del 2021. En la imagen, que fue publicada por la usuaria de Facebook Martina Ramona, se observa a una pareja tomada de la mano en compañía de otra mujer. Los tres portan mascarilla. Según información del medio mexicano Milenio, publicada este 7 de enero, hasta el momento se desconocen las causas del por qué fueron captadas de tal manera, sin embargo, la instantánea ha sido compartida más de 25 000 veces en la red social. Las reacciones de los internautas tampoco se han hecho esperar y muchos critican la irresponsabilidad de las personas al salir así pese a esas circunstancias. Un día después de la publicación, el 6 de enero, la misma usuaria escribió que las personas que aparecen en la foto la habían contactado para dar a conocer las razones del por qué el hombre caminaba por el centro comercial con su tanque de oxígeno y pese a eso, dijo, decidió no eliminarla. “La imagen no la voy a eliminar, porque es una prueba de que este país no tiene las estrategias para mitigar la situación del incremento de contagios que estamos viviendo”, comentó. En su posteo, la mujer dijo que el sector de la salud está colapsándose debido a la pandemia y que encontrar un tanque de oxígeno en renta o venta puede resultar muy complicado por el alto costo que representa. “Un tanque de oxígeno como el que se muestra en la foto que es de 682 L lo están vendiendo hasta en $11 000 (USD 549), ni hablar de los medicamentos que están escasos o son carísimos”. Por último, la usuaria pide a las personas tener mas conciencia en medio de una explosión de contagios de covid-19 en México. “Acciones como la de abajo (de la foto) no deben realizarse, la intención es disminuir contagios no aumentarlos por nuestra falta de responsabilidad”. Hasta este 7 de enero, México acumula casi 1,5 millones de casos y cerca de 130 000 muertes por la enfermedad. El país cumplió su segunda semana de vacunación, tras haber recibido un total de alrededor de 100 000 dosis del antídoto de Pfizer-BioNTech.

Fuente: El Comercio, 1er Impacto.

Reuniones navideñas y compras masivas pasan factura en Ecuador: enfermos con COVID-19 copan hospitales

Un tanquero grande con su carga de oxígeno medicinal ingresaba al mediodía de este viernes 8 al hospital del Guasmo, en el sur de Guayaquil. En ese momento, un hombre desfallecía en los brazos de la mujer que lo acompañaba, mientras decenas de personas, algunas con mochilas, esperaban afuera del hospital, recostadas en las aceras, paradas, sentadas. Otras hacían fila, pues pugnaban ser atendidas en este centro hospitalario, que es exclusivo para casos COVID-19 desde marzo pasado.

“Ya, ya no puedo, esperemos aquí”. Era el pedido del señor que con las justas logró caminar del taxi hasta el área de garita de emergencia del hospital. Allí había también personal funerario con familiares esperando retirar nuevas víctimas del COVID-19. En los comercios aledaños comentaron que esta llegada de personas se empieza a asemejar a cuando fue la crisis sanitaria de marzo y abril.

Pacientes llegan a buscar ayuda al hospital del Guasmo, en el sur de Guayaquil. Foto: Jorge Guzmán.

La semana pasada no había casi nadie, todo diciembre pasó escaso, pues allí en el hospital solo dan reportes telefónicos a los familiares y no pueden estar en el sitio. Pero ayer algunos llegaron en familia a pedir atención médica.

Este panorama refleja lo que sucede en los hospitales públicos, del IESS y privados de Guayaquil, así como de ciudades como Quito, Cuenca, Santa Elena y otras.

“Son los navideños”, dice el epidemiólogo Jorge Luis Portes, al referirse a los contagiados por COVID-19 que van en aumento en estos días y que copan los hospitales. Matemáticamente, afirma, hasta el 7 de enero han pasado los catorce días para la manifestación más fuerte de los síntomas de aquellos que se contaminaron en la época navideña.

Cientos de personas posteaban en esas fechas en sus redes las reuniones que, como ‘reencuentro’, tenían con su familia o compañeros de trabajo; otros miles copaban los centros comerciales, la Bahía de Guayaquil y las calles de otras ciudades para sus compras.

“Me preocupa los que festejaron el triunfo de Barcelona… Eso podría estar reventando entre el 13 y 14 de enero y faltan los de fin de año, que estarían reventando por el 16, todo es matemático”, refirió el experto epidemiólogo.

Y los resultados están en casas y hospitales. Una fuente del hospital Los Ceibos refirió que hay un aproximado de 25 pacientes graves en el área de Hospitalización, a la espera de una cama en la copada Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Es que la cifra de hospitalizados por COVID-19 en Ecuador superó este viernes 8 la barrera de los mil casos, lo que no ocurría desde el 2 de octubre pasado cuando 1.001 personas requirieron hospitalización. En el informe 316 del COE nacional de este 8 de enero se reportan 1.054 hospitalizados (641 en condición estable y 413 con pronóstico reservado).

Los casos críticos en Ecuador representan en la actualidad el 2,15 % del total de personas que mantienen el virus activo, superando a la media mundial que es del 0,47 %.

Esto significa que de cada 1.000 infectados que aún portan el SARS-CoV-2, 21 están en salas de UCI en el país y la media en el mundo indica que de cada 1.000 personas enfermas por COVID-19, solo 4 están en cuidados intensivos.

Otro dato matemático. Hace 123 días que la cifra de hospitalizados en UCI en el país no superaba los 400 casos. Fue el 7 de septiembre cuando 430 personas necesitaron de cuidados intensivos sobre un total de 1.314 que requirieron hospitalización. En el informe de este viernes 8 se reportan 413 casos en UCI, lo que representa un 39,18 del total de 1.054 hospitalizados por COVID-19.

La alta ocupación hospitalaria y demanda de atención primaria se ve reflejada en el hospital Bicentenario, instalado por el Municipio para atender casos COVID-19 leves e intermedios. Su director, el doctor Iván Barreto, explicó que el jueves tuvieron la atención de 130 pacientes con sospecha del virus, por emergencia.

“Hemos hecho más de diez ingresos diarios. Hemos hecho una UCI momentánea para atenderlos y derivarlos, pero recordemos que los hospitales están medio colapsados, entonces nosotros estamos dando soporte, los tenemos de cinco a siete días hasta encontrar dónde movilizar”, explicó el coordinador del hospital.

Agregó que en las últimas semanas han llegado más casos leves y moderados, incluso familias completas. Juan Zapata, presidente del COE nacional refirió este viernes 8 que la situación sería más catastrófica si no se dictaban restricciones.

Fuente: El Universo, 1er Impacto.