Guayaquil: ¡No cesan las fiestas pese al coronavirus!

Las sanciones económicas por propiciar fiestas callejeras y la advertencia de un posible déficit de camas de unidades de cuidados intensivos (UCI) les ‘valen un pito’ a ciudadanos irresponsables. Ellos insisten en generar aglomeraciones, lo que podría crear focos de contagios de COVID-19.

Desconocen que hasta ayer se confirmaban 220.349 casos confirmados con pruebas PCR a nivel nacional y que el porcentaje de camas ocupadas en las UCI es del 68 %, con tendencia al alza.

Por las redes sociales se viralizaron, este fin de semana, intervenciones de la Policía Nacional y del Municipio de Guayaquil para suspender eventos masivos. RELACIONADAS

Esta vez la farra no fue en la Calle 8, sector del Cristo del Consuelo, donde el jueves último la Dirección de Justicia y Vigilancia multó con siete salarios ($ 2.800) a 40 familias. Aparentemente aprendieron la lección.

Las celebraciones se desarrollaban como si nada cerca a esta zona del suburbio: en las calles Lizardo García y E; y en Sedalana y Tulcán.

La policía informó que desalojó a unos 150 ciudadanos que disfrutaban de la rumba, y a otros 90 que ‘tirados a bacanes’ consumían alcohol en la vía pública.

No faltaron los osados fiesteros que enfrentaron a los uniformados porque les ‘cortaban nota’. Y lo peor es que ni siquiera usaban mascarilla.

Mientras que en Antepara y Sedalana se decomisaron 28 jabas de ‘biela’ y fue clausurada una tienda que funcionaba sin el respectivo permiso.

En el norte

La policía también tuvo que intervenir en otros puntos del norte. Uno de ellos, en el bloque 8 de Bastión Popular, donde los rumberos ‘movían el esqueleto’ sin importarles que el virus podría estar entre ellos y que ponían en riesgo a sus familiares.

clausura
La Dirección de Justicia y Vigilancia clausuró una tienda que vendía ‘bielas’.CORTESÍA

Eran cerca de las 20:00 del sábado cuando los agentes obligaron el retiro de al menos medio centenar de personas que en la vía pública de ese sector celebraban un cumpleaños.

“El ECU-911 nos ha informado de algunas aglomeraciones donde nos toca intervenir. Además de representar un alto riesgo de contagio, esos eventos distraen de las funciones que debe cumplir la policía, como es resguardar a la ciudadanía”, expresó Fabricio Silva, jefe del Distrito Pascuales.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s