Oran y ruegan al cielo por la paz en las cárceles

Fátima Jaramillo no ha dejado de pedirle a Dios por el bienestar de su hijo, quién ya cumplió una condena de 4 años en el Centro de Privación de Libertad Zonal 8 de Guayaquil, pero como consecuencia de los amotinamientos en cuatro cárceles del país,   no ha podido salir libre. Eso, pese a que desde el 23 de febrero,…