Tres detenidos en Guayaquil, luego del asalto a un comisariato

El jefe del Distrito Nueva Prosperina, Crnl. Pablo Guachamín, informó que en la Mz. 1043 del Bloque 3 de El Fortín, la Policía interceptó este jueves 25 de marzo al vehículo Chevrolet Sail,  de placas GSQ-9082 y aprehendido a sus ocupantes, entre ellos un ciudadano venezolano. Los tres son sospechosos del robo perpetrado en un comisariato de carnes ubicado en la Av. Modesto Luque, en el noroeste de Guayaquil.

Se trata de una sucursal de la misma avícola que fue asaltada el domingo pasado en el km 4.5 de la vía a Daule.

Guachamín relató que a las 09:00, la Central de Radio Patrullas del Ecu 911, mediante enlace radial alertó a las unidades policiales para que avancen al negocio a verificar un asalto en proceso; y que al llegar los agentes, los administradores les informaron que tres sujetos se habían hecho pasar como clientes para luego sacar dos armas de fuego y robar el dinero de las cajas registradoras.

Con la información recababa y en base a las características físicas de los sospechosos, la Policía montó un rápido operativo para localizarlos y detenerlos.

armas
Las armas requisadas a los supuestos antisociales.CORTESÍA

Como resultado del operativo, el automotor donde viajaban los pillos fue localizado en el Bloque 3 de El Fortín, y por tanto se neutralizó una pistola Browing cargada con 10 cartuchos sustraída al guardia de seguridad, un revolver cal. 38 de fabricación artesanal, una pistola traumática de fogueo, 225 dólares, tres celulares, una motocicleta marca Motor, sin placas, y el vehículo Chevrolet Sail.

Al momento, los detenidos se encuentran en una de las salas de aseguramiento transitorio de la Unidad de Flagrancia Modelo, a la espera de la audiencia de formulación de cargos.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Sentencian a hombre que abusó sexualmente de una adolescente que repasaba en el coro de una iglesia

Luis Eduardo G. M. fue sentenciado a tres años de prisión por el abuso sexual de una adolescente de 14 años, en la parroquia Salinas de Guaranda.

Según las investigaciones de la Fiscalía, los hechos ocurrieron desde abril de 2019. En esa época el ahora sentenciado laboraba como asistente en una iglesia local, en la cual la adolescente practicaba en el coro.

La Fiscalía demostró que el acusado abusó “de manera recurrente e insistente” de la menor de edad cuando se preparaba para una presentación con motivo de Semana Santa.

La víctima contó todo lo sucedido a su prima y después a las personas cercanas de su iglesia.  En primera instancia, el Tribunal de Garantías Penales ratificó el estado de inocencia del acusado, por lo que fue sobreseído, pero cuando el juicio llegó a la Corte Provincial, el Tribunal determinó que el acusado era culpable del delito.

Segundo Guzmán, fiscal a cargo del caso, presentó las pruebas que fueron utilizadas en primera instancia: la pericia psicológica practicada a la víctima, el informe pericial del entorno social, el informe de reconocimiento del lugar de los hechos, testimonios, entre otros elementos probatorios.

Fuente: Pichincha Universal, 1er Impacto