Mujer que se enfrentó a delincuente asegura: “¡Fuerte no, valiente sí!”

el

No se considera una mujer de fuerza, pero sí de valor. Por defender sus pertenencias, que son el sustento de su familia, Ana Figueroa se armó de coraje y a empujones expulsó de su negocio al hombre que entró con una sola intención: robarle.

Han transcurrido 48 horas de aquella amarga experiencia y más relajada la durandeña relata a EXTRA lo que pasó por su cabeza la noche del pasado sábado, cuando con sus manos se enfrentó al delincuente que intentó robar en su negocio dedicado a la manicura y la pedicura.

El intento de robo ocurrió en la cooperativa 16 de Octubre, del cantón Durán. El hecho quedó registrado en un video de seguridad.

“No sé si lo volvería a hacer, en ese momento me llené de valor porque vi que el hombre no tenía un arma, como nos hizo creer cuando entró. Ahora considero que arriesgué mi vida y me dejé llevar por el coraje que sentí en ese momento”, expresa la valiente señora.

La señora se reincorpora y con ayuda de sus clientes lo enfrenta.
La señora se reincorpora y con ayuda de sus clientes lo enfrenta.CAPTURA DE VÍDEO

Recuerda que era un poco más de las 20:00 cuando a su establecimiento entró un sujeto que la amedrentó a ella y a dos de sus clientes que a esa hora se arreglaban las uñas.

“Estaba sentada de espalda hacia la puerta, cuando sentí que alguien entró, al voltear vi que era un tipo que tenía su mano en la cintura y nos repetía ‘el teléfono, el teléfono’, sin darnos tiempo a nada se abalanzó a una de mis clientes y es ahí cuando reacciono”, relata Ana.

Un día después del hecho, Ana recibió la visita de la Policía. Ella denunció el intento de robo del cual fue víctima.

Rememora que al ver que el individuo forcejea con una de las señoras, ella se levanta de su asiento y lo agarra de la camiseta, pero el sujeto le respondió y le dio varios puñetes en el rostro, hasta casi dejarla noqueada.Play Video

“Terminamos sentados en un sillón, porque ambos nos empujamos. No sé de dónde me salió tanta fuerza, porque aún golpeada lo volví a tomar de la camiseta, en ese momento las dos señoras también reaccionaron, una de ellas tomó un sillón y la otra una botella con champú. Entre las tres lo correteamos”, cuenta la aguerrida mujer.

Comenta que en su desesperación por librarse de ellas, el hombre gritó por ayuda a su cómplice, quien lo esperaba afuera de su negocio, en una motocicleta.

“El muy cobarde decía ‘auxilio, auxilio, entra, entra”, finalmente logró liberarse, se subió a la motocicleta y huyó, pero de aquí no se llevó nada, más bien se fue sin camiseta, sin gorra y hasta sin mascarilla, porque no nos dejamos ver la cara”, relata con una sonrisa Ana.

Antes de finalizar la entrevista la señora, de 38 años y madre de dos niñas, expresa: “Si lo vuelvo a ver por aquí o que intenta entrar para robar, le vuelvo a caer a golpes, cuido mi trabajo, soy madre soltera, este es mi único ingreso y no voy a dejar que dañen el prestigio de mi local”.

Ana muestra la camisa, la gorra y mascarilla que dejó botada el delincuente.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s