¡Colgaron del cuello a gatito en Ambato!

El miedo se mezcla con la tristeza en el corazón de Olga Proaño. Desde el pasado jueves 15 de julio le cuesta dormir por los sobresaltos. Y, durante las mañanas, se dedica a vigilar su casa.

No puede borrar de su mente la escena terrorífica que presenció, tras descubrir a un gatito colgado del cuello en un cerco frente a su casa. La mujer, de 80 años, se considera fuerte, pero la manera en que mataron a Fígaro, como se llamaba la mascota, la quebró de inmediato.

El animalito tenía cuatro meses que jugueteaba entre las casas vecinas. Estaba atado de una cuerda, como se ve en un estremecedor video que grabaron mientras la policía recogía el cuerpo del gatito, y eso le ha causado pánico.

“Tengo mucho miedo, porque si eso le hacen a un animalito indefenso, que solo pasaba jugando, nos pueden hacer lo mismo a los ancianos o a los niños. Me da terror recordar lo que le hicieron al gatito”, expresó llorando la adulta mayor.

En la calle Francia, situada en el sector de Ingahurco Bajo, son contados los vecinos, y entre todos se conocen -o eso creían- pero los más antiguos no tienen idea de quién haya cometido este acto criminal.

Gabriela Guamán es la propietaria de Fígaro. Mencionó que hace cuatro meses adoptaron al animalito, que de inmediato se ganó el cariño no solo de ellos en el hogar, sino de todos los vecinos.

El miércoles les sorprendió que en la noche no llegara a casa, y el jueves lo encontraron sin vida. “Nunca ha pasado esto en el barrio. Me gustaría descubrir al culpable para que reciba su castigo. La Policía y Fiscalía deben tomar atención, porque para nosotros esto es una alerta y nos preocupa, ya que parece una amenaza”, comentó Gabriela.

Doña Olga, sin contener el llanto, agregó que “solo personas psicópatas sin temor a Dios ni a la vida cometen esos actos criminales”.

Con la muerte de Fígaro, en este sector de Ambato tomarán acciones respecto a la seguridad. Hasta el jueves no tenían la necesidad de colocar cámaras de videovigilancia, pero ahora lo harán.

Los policías del Distrito Ambato Norte acudieron al procedimiento, pero les mencionaron que no era posible tomar las huellas digitales para tener una pista de quién cometió este aberrante acto. Gabriela se asesora con abogados y grupos defensores de los animales para tomar acciones y que esto no se repita.

El médico veterinario y zootecnista Geovanny Abril Ortiz expresó que quienes cometen estos actos criminales con las mascotas son personas con trastornos psicológicos y de quienes deberían tener cuidado, porque también podrían causarle daño a los niños o personas adultas.

De su parte, el coronel Richard Karolys, jefe de la Subzona de Tungurahua, rechazó lo ocurrido y recomendó que los afectados deben presentar la denuncia, porque este tipo de actos son alertas que los servidores policiales no deben descartar.

“Es lamentable que en muchos sectores se está perdiendo la solidaridad entre vecinos. A muchos no les gustan los animales, y cuando van a sus casas optan por hacerles daño. Es inhumano lo que hicieron con el gato y los dueños deben denunciar, porque siempre hay que estar pendiente de las alertas”, mencionó Karolys.

Gabriela lleva los mejores recuerdos del paso fugaz que tuvo Fígaro por sus vidas. En los 30 años que habita en la calle Francia es la primera ocasión que se siente intimidada, tras la señal macabra con su felino.

Fuentes: Diario El Extra , 1er Impacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s