La vida cuesta 26 ‘latas’ en la Penitenciaría de Guayaquil

La extorsión, el otro drama de la gente que tiene algún familiar preso en esta cárcel. Semanalmente depositan $ 26 para que no ataquen a los suyos.

El temor a que al mayor de sus hijos fuera asesinado dentro del Centro de Rehabilitación Social de Varones, donde se encuentra recluido, desde hace cinco meses, obligó a Raúl Bermello a realizar un esfuerzo y una vez por semana depositar 26 dólares en una cuenta que le proporcionaron desde este reclusorio de Guayaquil.

“La mitad de ese dinero es para que el muchacho tenga el privilegio de hacer dos llamadas de un minuto cada una. La otra parte es para que no fuera atacado por sus compañeros de celda”, reveló su progenitor, quien desde el pasado miércoles viaja todos los días desde el cantón Pedro Carbo a Guayaquil para conocer cuál es la situación de su hijo dentro de la cárcel.

El padre agregó que su hijo ha sido extorsionado desde que ingresó a la también llamada Penitenciaria del Litoral. Sin embargo, su preocupación se agiganta porque su vástago no consta en la lista de los reos que se encuentran en su pabellón.

El temor a que al mayor de sus hijos fuera asesinado dentro del Centro de Rehabilitación Social de Varones, donde se encuentra recluido, desde hace cinco meses, obligó a Raúl Bermello a realizar un esfuerzo y una vez por semana depositar 26 dólares en una cuenta que le proporcionaron desde este reclusorio de Guayaquil

“La mitad de ese dinero es para que el muchacho tenga el privilegio de hacer dos llamadas de un minuto cada una. La otra parte es para que no fuera atacado por sus compañeros de celda”, reveló su progenitor, quien desde el pasado miércoles viaja todos los días desde el cantón Pedro Carbo a Guayaquil para conocer cuál es la situación de su hijo dentro de la cárcel.

El padre agregó que su hijo ha sido extorsionado desde que ingresó a la también llamada Penitenciaria del Litoral. Sin embargo, su preocupación se agiganta porque su vástago no consta en la lista de los reos que se encuentran en su pabellón.

“No sé si a mi hijo lo cambiaron de pabellón. Con él hablé tres días antes de la masacre. En la última conversación me dijo que si le pasaba algo mire por sus hijos”,

Familiares de otros internos que pagan sus delitos en el pabellón 6, también revelaron sus temores, pues aseguran que desde adentro de la ‘Peni’ circulan los rumores de que ellos serán los próximos en ser atacados. 

“Pedimos que las autoridades intervengan, tememos por la vidas de nuestros familiares”, expresó la esposa de uno de los reclusos, quien viajó desde la provincia de Santa Elena.

Fuente: Extra, 1er Impacto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s