Entierro ‘al vuelo’ de los no identificados en la pandemia

Los familiares de fallecidos por COVID, cuyos cadáveres están perdidos, aseguran que no les comunicaron de la inhumación.

Con la colocación de lápidas sin nombre culminó la inhumación de 48 cuerpos sin identificar de personas fallecidas por COVID-19 en 2020, en el cementerio Parque de la Paz, en la vía a La Aurora.

La diligencia se realizó ayer sin presencia de ninguno de los familiares que, dos años después, siguen en la búsqueda de los cadáveres extraviados de sus parientes.

Para ellos, esta acción es un cierre que no respetó la dignidad de las víctimas ni de las familias que buscan finalizar este doloroso ciclo. Además, expertos advierten que los plazos de la investigación están por terminar y podría quedar en la impunidad la negligencia del 2020.

“No fui informada”, aseguró Shirley Cajas, hija de una de los fallecidos cuyo cadáver está extraviado.

Indicó que, tal como se hizo la sepultura, no se respetó la memoria de su padre ni de ninguno de los cuerpos perdidos y de sus familiares. “Para nadie es digno que se haga algo así”, agregó.

En julio de 2021 le hicieron las pruebas de ADN para ver si alguno de los cuerpos pertenecía a su papá. Sin embargo, Criminalística le informó que el Hospital de Monte Sinaí no había entregado la información completa. “Incluso me dijeron que había registro de salida de mi papá, que salió caminando del hospital”.

A Laura Lindao tampoco le avisaron sobre la inhumación de los cadáveres que se realizó desde el pasado miércoles. “No me parece que lo hayan hecho así, como perritos”. Ella demandó al Estado por el caso de su padre.

El abogado penalista, Joselito Argüello, comentó que, aunque la sepultura no deja sin efecto la investigación, el caso puede quedar en la impunidad por estar casi cumplido el plazo de la instrucción fiscal. “A esta fecha, ya dos años, estaría por fenecer la acción investigativa en fase preprocesal”, lo que implica que no se ha determinado los posibles responsables. 

“Se notificaron a las familias”

La subdirectora del Servicio Nacional de Medicina Legal, Gabriela Díaz, aclaró que la notificación de esta diligencia no depende de su institución. “Puedo decir que Fiscalía sí lo hizo (notificar) a todas las partes procesales, incluyendo al representante legal de las familias. También a la Defensoría del Pueblo y a Derechos Humanos”.

Aún hay siete cuerpos N.N. (no name, en inglés) por inhumar, debido a que continúan bajo alguna diligencia que Fiscalía ha solicitado.

Además, hay 10 personas identificadas, pero que no han sido retiradas. “Con ellos también se procederá a la inhumación una vez que tengamos todos los documentos consolidados”, detalló Díaz.

Y si uno de estos cuerpos es identificado y reclamado, Díaz aseguró que Medicina Legal mantiene los registros. “En caso que la Fiscalía considere continuar con las diligencias de cotejamiento, sin problemas se lo podrá realizar. Si se llega a identificar uno de los cuerpos, lo que corresponde es la exhumación para entregar el cuerpo a los familiares y, si así lo deciden, podrán mantenerlo en el nicho donde se encuentra y agregar una lápida con los nombres que corresponda”.

Fuente: Diario Extra, Primer Impacto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s