Locutor migró a la ‘Yoni’ y murió a los dos días de conseguir trabajo

Los vecinos del sector La Joya, en el sur de Ambato, están consternados por la muerte de ‘El único pato que habla’. El ambateño abandonó el país con toda la familia.

“Es muy lamentable porque se fue con toda la emoción de trabajar. Días antes de irse se despidió y siempre hablaba de Dios”, así recordó Piedad Acosta a su vecino Patricio Solís Pérez quien murió a consecuencia de un accidente de tránsito en Nueva Jersey (Estados Unidos).

La noticia de la muerte se conoció de inmediato en el barrio La Española de Huachi La Joya, en el sur de Ambato, en Tungurahua. Piedad aseguró que uno de sus hijos que también emigró a la ‘Yoni’, la llamó la madrugada del miércoles 18 de enero para avisarle.

Piedad llora al recordarlo. Patricio era locutor y trabajó en varias estaciones radiales de Tungurahua y la Zona Centro del país. Se identificaba como ‘el único pato que habla’.

El segundo día de trabajo la ‘pelona’ se lo llevó

Cecilia Acosta también vecina del barrio La Española, contó que Patricio era evangélico y siempre saludaba de manera amable y atento a sus vecinos.

Mencionó que decidió emigrar de manera ilegal, así como lo han hecho sus dos hijos y al menos otros cien vecinos del barrio, porque no encontraba empleo.

Patricio salió hace dos meses y el lunes 16 de enero empezó a laborar en una cadena de comida rápida. Estaba tan emocionado que incluso subió un video en sus redes sociales.

Segundo Paste, otro de los amigos, expresó no creerlo todavía, ya que hasta el domingo conversaron y hasta el prometió que le iba a enviar recuerdos de Estados Unidos, porque ya empezó a trabajar.

La noche del martes 17 de enero, la ‘pelona’ se lo llevó. La hija Jacqueline mencionó que salió del trabajo que estaba cerca de una avenida, y al intentar pasar el carril un carro lo atropelló quitándole la vida de inmediato.

Toda la familia migró

Los vecinos del barrio mencionaron que Patricio Solís emigró primero junto a una de sus hijas y otro grupo de vecinos. Desconocen cuánto habrá pagado, pero presumen que sus familiares quedaron con la deuda.

El 23 de diciembre salió la mujer y sus tres hijas, quienes llegaron a Estados Unidos hace una semana. La hija mencionó que allá le darán sepultura.

Fuente: Diario Extra, Primer Impacto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s